Lágrimas de Mariposa

 Este relato lo conocí en la red , es realmente hermoso, como para compartirlo con ustedes :

! Disfrútenlo!

Con los ojos llenos de agua y las alas rotas,
La mariposa llega donde el Sabio,
En gritos silenciosos de soledad dice:
Tengo unas preguntas…
El Sabio dice:
Primero pregunto yo, ¿Quién ha roto tus alas?
Con profundo pesar responde:
El amor

Con mirada de lastima el Sabio dice: habla bella de alas rotas
¿Puedo morir de dolor?, pregunta la mariposa
El Sabio responde: ¡no!, solo aprendes a vivir con el
¿Se puede volar con las alas rotas?, ¡necesito volver a volar!
El Sabio dice: ¡no puedes volar así!, ¿por qué necesitas alzar vuelo?
Necesito encontrarlo, volando puedo buscarlo, sollozaba la mariposa.
Intrigado el sabio pregunta: ¿qué buscas, bella de alas rotas ?
Con profundo pesar responde:
El amor

Con profundo pesar responde el Sabio:
“Oh!, bella de alas rotas
Buscas al que te ha hecho daño,
Para que vea tus alas rotas e intente pegarlas,
Tus lágrimas escriben la invisible palabra esperanza y solo rompen más tus alas,
Es con tiempo y lágrimas que se pegan las alas en forma de felicidad,
Déjalo ya!
Si fue él quien rompió tus alas, jamás las va a pegar!
Perdón por que el iluso, no supo que eras mariposa
¡Sequemos la esperanza!
¡Lloremos junto al tiempo!
¡Oh mi bella de alas rotas!, no huyas tras él ”

Con lágrimas de esperanza y ya alejándose la mariposa dice:
“tengo que encontrar los pedazos de mis alas,
Tal vez los atesoró, tal vez los guarda entre un recuerdo y su corazón…
¡Iré con mis alas rotas y volveré con ellas!
Lo verás”

En la ausencia de la mariposa el sabio se retiró a construir sus alas nuevas y a comenzar su camino, él sabía que encontraría a su bella de las rotas , sin alas…

Por Irene Ochoa

 

Y voló Mar adentro

En estos días escuché que alguien contaba una historia, me llamó mucho la atención y quise como siempre compartirla con ustedes , espero les guste.

Cuentan que unos marineros al embarcarse en un largo viaje, trajeron con ellos una jaula grande espaciosa, donde venía  un loro joven.

Los marineros lo trataban con el mayor cuidado y habían traído suficiente alimento y agua para él , así que todos los días le daban de comer,  beber,  lo mimaban muchísimo , realmente era muy apreciado por la tripulación, este barco navegaba mar adentro.

El loro estaba cansado de estar encerrado,se quejaba día a día, picaba a todo aquel que se le acercaba, y trataba de escapar cada vez que podía.

Los marineros no entendían porque el loro era tan rebelde e intentaban que se volviera más dócil. pero el no era feliz con nada , siempre estaba huraño, no hablaba, no cantaba y no aprendía nada de lo que le enseñaban, odiaba profundamente su jaula, no le gustaba estar encerrado .Un día el lorito aprovechó un descuido o quizás fue un marinero que quiso que se fuera porque lo veía muy triste y le dejó la puerta abierta, entonces el loro  ni corto ni perezoso alzo el vuelo.

Salió de volandillas de la Jaula y empezó a volar

Volaba , volaba , volaba solo veía  mar abierto, agua por todas partes, un mar azul inmenso, no conseguía un lugar donde descansar, voló kilómetros, ya no aguantaba , estaba oscureciendo, el seguía volando , muerto de cansancio con hambre y sed.

Como un milagro apareció una isla, que de tan oscuro que ya estaba no se precisaba bien y el se dijo:  al menos puedo descansar  allí , durmió en un palito seco que visualizó y se dijo quizás este será mi nuevo hogar, y durmió de tan cansado que estaba , al amanecer vaya sorpresa que se llevó , era una isla de arena con solo ramas secas, no había mas nada solo arena, mar y arboles secos .

Estaba muerto de sed y de hambre, allí el pobre se acordó de su jaula, de su comida , su agua, pero sobre todo de la cara de los marineros expresándole sus cariños y cuidados, empezó a extrañar sus voces y  la tristeza lo embargó.

Tenía libertad, podía seguir volando y ver si conseguía  otra isla con alimentos y agua más allá, pero no era eso lo que más le hacía falta, lo que más extrañaba era a ellos, los marineros, sus amigos que lo cuidaban y  en ese momento le tocó decidir entre su libertad y sus afectos.

Emprendió su vuelo , estaba muy cansado volaba y volaba y solo veía agua a su alrededor,  pensaba que lo último que quería ver era a ellos, a los marineros, y eso le daba fuerzas para continuar.

Al fin visualizó un barco a lo lejos , no sabía si eran ellos, pero emprendió rumbo hacia allí. Casi sin fuerzas llego a la popa, cayó al piso y se desmayó, pero antes logró ver su Jaula , aquella jaula que el tanto había odiado y  que en esos momentos , lo que más quería era estar allí.

Al despertar muy débil,  vio que estaba dentro de su jaula  y agradecía al infinito por haber regresado a ella , los marineros le dieron de comer y agua porque estaba débil, lo cuidaron por muchos días , hasta que el recobró las fuerzas., a él no se le ocurrió picarlos nunca más, les estaba agradecido, además los quería , por su parte ellos no volvieron a cerrar la puerta de su jaula , el podía entrar y salir cuando quisiera., desde ese momento, él se dio cuenta que allí estaba todo lo que el quería y realmente  necesitaba.

Allí estaba su Hogar .

” Hogar es donde está tu corazón “

Hogar sitio de encuentro, de partida y de llegada. Donde siempre habrá una palabra, donde siempre te esperan, es el lugar de los recuerdos, comidas, olores, música, risas y tristezas,  también peleas y enojos, es dónde tu corazón se sienta conforme, Cualquier lugar, momento o persona con la que puedas ser tú mismo sin miedo a ser juzgado: a eso puede llamarse hogar.

Un abrazo fuerte, espero les guste la historia y la compartan . Gracias por leerme . @rosmarymoreno

Volar sobre el Pantano

 

Alguna vez leí esta reflexión y la coloqué en mi fb.  Una de las personas que lo leyó le sirvió tanto en ese momento, siempre que tenía algún inconveniente buscaba el cuento y lo recordaba. Me pidió que por favor lo colocara acá y lo prometido es deuda. Aquí lo tienes amiga.

Desconozco el autor de dicho cuento. si alguien lo conoce por favor hagámelo saber , le  estaría agradecida. Y dice así :

“Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en medio del pantano, se había acostumbrado a estar ahí, comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo.

 Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre hasta que cierto día un gran ventarrón destruyó su guarida; el árbol podrido fue tragado por el cieno y el se dio cuenta que iba a morir.

En un deseo repentino de salvarse comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo, le costó mucho trabajo porque había olvidado cómo volar, pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantarse y cruzar el ancho cielo, llegando finalmente a un bosque fértil y hermoso”

Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu guarida y te están obligando a elevar el vuelo o a morir.

images (3)

Nunca es tarde.

No importa lo que se haya vivido,

No importa los errores que se hayan cometido

No importa las oportunidades que se hayan dejado pasar,

No importa la edad, siempre estamos a tiempo para decir ya basta, para oír el llamado que tenemos de buscar la perfección, para sacudirnos el cieno y volar alto,  y muy lejos del pantano.

Nunca es tarde para lo que realmente quieres. Un abrazo inmenso. Siempre los espero. Besos @Rosmarymoreno

La Insensibilidad y la Indiferencia

La insensibilidad  es simplemente la falta de capacidad para sentir.

Una persona emocionalmente insensible es una persona que no se sensibiliza o que no siente nada, ante determinadas circunstancias como el sufrimiento del otro, no siente peligro, ni miedo.

La insensibilidad social es un fenómeno muy común actualmente, podemos ver desprecio e indiferencia, es la discapacidad para ser sensibles a diferentes sensaciones emocionales que pueden conmover, traumar, preocupar, asustar, tener fe en algo o incluso alegrarlas.

La indiferencia es un error básico de la mente y conduce a la insensibilidad, la anestesia afectiva, la frialdad emocional y el insano despego psíquico.

La indiferencia para con los demás es la mejor manera de vivir en la burbuja de su soledad, ajeno a todo y a todos.

Ver cómo nos hemos insensibilizado frente a diferentes situaciones de la vida me enciende el switch de cuidado ¡Peligro!

Recuerdo como mis padres me enseñaban que debía ayudar y cuidar de los demás , por ende , soy hermana mayor, así que mi responsabilidad era doble cuidar y dar buen ejemplo.

En el colegio y universidad pasaba lo mismo, nos ayudamos entre todos ¿Que nos pasó?  Si le pasaba algo, a un hermano, Compañero, vecino o amigo, salíamos a socorrerlo.

Entiendo que la situación ha cambiado, porque los tiempos  no son los mismos, ok allí estamos bien claros, pero ¿ los sentimientos cambiaron tanto como para ver morir a alguien a tu lado y seguir como si nada? Tratar a tu especie como si fuera animales y ¡ojo! a veces queremos mucho más a nuestros animales.

A qué viene todo este jarabe de lengua como dirían en mi tierra, aquí les cuento:

Fui a desestresarme un rato a la playa , el primer día todo transcurrió muy bien , el segundo día muy de madrugada me levanté a ver y disfrutar el amanecer, tomar algunas fotos, cosa que por demás me encanta, a eso de las 6 y media llega una excursión e inmediatamente las personas salen a bañarse, con la mala consecuencia que alguien se ahogó, quizás por inexperiencia, o por algún problema de su organismo, lo cierto es que los que andaban con él intentaron salvarlo, pero ya él había muerto.

Si ver morir a un ser humano y no poder hacer nada estremece, lo que viví después estremece más, ¡Vaya Amanecer! que no olvidaré. Mi desesperación ni se las cuento , podrán imaginarlo. A esa hora no habían llegado salvavidas, ni organismos oficiales, así que hubo que esperar para que vinieran a buscar el cuerpo. Mientras tanto, señores la vida continuó la gente después de ver este lamentable hecho, continuo como si nada, colocaron música y siguieron disfrutando de su playa, el cuerpo inerte allí, obviaron el dolor familiar, yo observaba como no había señales de dolor, ni preocupación en las caras de los presentes, solo comentaban y más nada, seguían riendo y disfrutando su día.

La verdad entiendo que la vida debe continuar, pero un poco de respeto no estaba nada mal. Después nos quejamos de cómo está el mundo, si nosotros no nos condolemos del dolor ajeno, que podemos pedir. Entonces, no esperemos peras del olmo. Me vine con el mal sabor de verlos como seguían riendo y disfrutando, aun viendo un cuerpo inerte y familiares llorando. Si así te haces la vista gorda frente a los problemas, ¿me puedes decir que esperas?

Saben me da más dolor por los que nos quedamos, pena y tristeza ajena, por supuesto recogí muy temprano y me vine a casa, con una espina clavada en mi corazón, por ese ser que murió que solo lo recordará su familia y por la indolencia y falta de sensibilidad de las personas.

La vida, la función debe continuar como dijo alguien por allí … Uf que malestar.

3f317cf0c94794286d82b30f5aa8022f

“La indiferencia nos hace “insensibles” la insensibilidad es una de las señales que nos muestra que también uno está muerto por dentro.”

La inmensa mayoría de nuestros problemas humanos tenemos que encontrarlos en nuestro corazón. La indiferencia y la insensibilidad no nos impiden ver la realidad, pero sí pone anestesia en nuestro corazón.

A veces, lo que los demás necesitan no es que les solucionemos sus problemas. Sólo nos piden que no nos resulten indiferentes, ni seamos insensibles para con ellos , que su realidad “nos duela” un poquito en el corazón. Porque sólo cuando comenzamos a sufrir y a sentir en nuestro corazón el problema de los otros, recién ahí comenzamos a hacer algo por ellos. Y porque sólo entonces podemos decir que “también nosotros estamos vivos”. Clemente Sobrado 

 Nosotros no somos culpables de todo lo que pasa en el mundo, somos culpables por nuestra indiferencia e insensibilidad.

@Rosmarymoreno.