La Insensibilidad y la Indiferencia

La insensibilidad  es simplemente la falta de capacidad para sentir.

Una persona emocionalmente insensible es una persona que no se sensibiliza o que no siente nada, ante determinadas circunstancias como el sufrimiento del otro, no siente peligro, ni miedo.

La insensibilidad social es un fenómeno muy común actualmente, podemos ver desprecio e indiferencia, es la discapacidad para ser sensibles a diferentes sensaciones emocionales que pueden conmover, traumar, preocupar, asustar, tener fe en algo o incluso alegrarlas.

La indiferencia es un error básico de la mente y conduce a la insensibilidad, la anestesia afectiva, la frialdad emocional y el insano despego psíquico.

La indiferencia para con los demás es la mejor manera de vivir en la burbuja de su soledad, ajeno a todo y a todos.

Ver cómo nos hemos insensibilizado frente a diferentes situaciones de la vida me enciende el switch de cuidado ¡Peligro!

Recuerdo como mis padres me enseñaban que debía ayudar y cuidar de los demás , por ende , soy hermana mayor, así que mi responsabilidad era doble cuidar y dar buen ejemplo.

En el colegio y universidad pasaba lo mismo, nos ayudamos entre todos ¿Que nos pasó?  Si le pasaba algo, a un hermano, Compañero, vecino o amigo, salíamos a socorrerlo.

Entiendo que la situación ha cambiado, porque los tiempos  no son los mismos, ok allí estamos bien claros, pero ¿ los sentimientos cambiaron tanto como para ver morir a alguien a tu lado y seguir como si nada? Tratar a tu especie como si fuera animales y ¡ojo! a veces queremos mucho más a nuestros animales.

A qué viene todo este jarabe de lengua como dirían en mi tierra, aquí les cuento:

Fui a desestresarme un rato a la playa , el primer día todo transcurrió muy bien , el segundo día muy de madrugada me levanté a ver y disfrutar el amanecer, tomar algunas fotos, cosa que por demás me encanta, a eso de las 6 y media llega una excursión e inmediatamente las personas salen a bañarse, con la mala consecuencia que alguien se ahogó, quizás por inexperiencia, o por algún problema de su organismo, lo cierto es que los que andaban con él intentaron salvarlo, pero ya él había muerto.

Si ver morir a un ser humano y no poder hacer nada estremece, lo que viví después estremece más, ¡Vaya Amanecer! que no olvidaré. Mi desesperación ni se las cuento , podrán imaginarlo. A esa hora no habían llegado salvavidas, ni organismos oficiales, así que hubo que esperar para que vinieran a buscar el cuerpo. Mientras tanto, señores la vida continuó la gente después de ver este lamentable hecho, continuo como si nada, colocaron música y siguieron disfrutando de su playa, el cuerpo inerte allí, obviaron el dolor familiar, yo observaba como no había señales de dolor, ni preocupación en las caras de los presentes, solo comentaban y más nada, seguían riendo y disfrutando su día.

La verdad entiendo que la vida debe continuar, pero un poco de respeto no estaba nada mal. Después nos quejamos de cómo está el mundo, si nosotros no nos condolemos del dolor ajeno, que podemos pedir. Entonces, no esperemos peras del olmo. Me vine con el mal sabor de verlos como seguían riendo y disfrutando, aun viendo un cuerpo inerte y familiares llorando. Si así te haces la vista gorda frente a los problemas, ¿me puedes decir que esperas?

Saben me da más dolor por los que nos quedamos, pena y tristeza ajena, por supuesto recogí muy temprano y me vine a casa, con una espina clavada en mi corazón, por ese ser que murió que solo lo recordará su familia y por la indolencia y falta de sensibilidad de las personas.

La vida, la función debe continuar como dijo alguien por allí … Uf que malestar.

3f317cf0c94794286d82b30f5aa8022f

“La indiferencia nos hace “insensibles” la insensibilidad es una de las señales que nos muestra que también uno está muerto por dentro.”

La inmensa mayoría de nuestros problemas humanos tenemos que encontrarlos en nuestro corazón. La indiferencia y la insensibilidad no nos impiden ver la realidad, pero sí pone anestesia en nuestro corazón.

A veces, lo que los demás necesitan no es que les solucionemos sus problemas. Sólo nos piden que no nos resulten indiferentes, ni seamos insensibles para con ellos , que su realidad “nos duela” un poquito en el corazón. Porque sólo cuando comenzamos a sufrir y a sentir en nuestro corazón el problema de los otros, recién ahí comenzamos a hacer algo por ellos. Y porque sólo entonces podemos decir que “también nosotros estamos vivos”. Clemente Sobrado 

 Nosotros no somos culpables de todo lo que pasa en el mundo, somos culpables por nuestra indiferencia e insensibilidad.

@Rosmarymoreno.

2 comentarios sobre “La Insensibilidad y la Indiferencia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s