Un día como hoy, después de tanto

Hace rato, no se ni que escribir, la tristeza me ha visitado y ha embargado mi corazón. Hace más de un mes que empezó una lucha en mi país por una Venezuela mejor. La verdad que ha sido cruenta, y hoy me duele reconocer que quizás yo no estaba preparada.

No sé si todas las actitudes tomadas sean las ideales, pero así como cada quien tiene su manera de ser y actuar también tiene su manera de luchar. Equivocada o no, cada quien hace lo que puede con lo que tiene.

Este mes me ha tocado lidiar con mi personalidad, tratar de superar la rabia y la decepción, además de este sentimiento de impotencia cuando veo tantas injusticias…

No me puedo acostumbrar a esto, no puedo, a tantos muertos, heridos, presos  y desaparecidos solo por el hecho de protestar.

Hablar de amor en tiempos de protestas es tan complicado… y más cuando estás viviendo tantas violaciones a los derechos humanos.

Leía a Laureano Márquez decir cuán difícil y necesario era sonreír en estos momentos, pero a mí me está costando un mundo.

No es que me ha sido prohibido, ni es un pecado hacerlo, es que realmente la tristeza se instaló en mí, demasiados hermanos caídos.

El miedo como acción de defensa se mudó a mi vida, vivo con una angustia en el corazón esperando que la Paz regrese a cada uno de nosotros, aunque quedaremos marcados para siempre,  yo por lo menos no seré la misma, me atrevo a decir que no seremos los mismos, ojalá esto nos sirva de aprendizaje para no volver a repetir los mismos errores.

Saben yo no duermo tranquila, hace ya mucho rato no puedo dormir, pienso en esas madres, padres, hermanos y familias que pierden día a día familiares, el insomnio se mudó a mi hogar, no se puede descansar, cuando hay muchos que no pueden hacerlo.

No es fácil, nadie dijo que lo fuera, y los problemas no se resuelven de un día para otro, ha costado mucho y seguirá costando porque cuando la gente se atornilla a un poder difícil es destornillarlo, pero no imposible.

En estos momentos tan difíciles he visto actuar egos, han saltado los demonios, algo así como: “descubre el monstruo que hay en ti” hemos sacado lo peor de lo peor, y nos hemos dado hasta con el tobo.

Es en estas situaciones es que conocemos los que están y estarán contigo siempre.

También he conocido lo mejor de lo mejor, no se puede negar, los sentimientos más hermosos  se han hecho presentes. “La unión hace la fuerza “y en momentos de lucha es imprescindible.

Estamos viviendo la realidad de un país que despertó. Quizás el que tiene libertad no la valora, ¿sabes cuando empiezas a valorarla? cuando la ves perdida. Necesario es  volver a restablecer nuestras libertades y que se respeten nuestros derechos civiles.

La libertad no es una Utopía, hay que lucharla, ganársela y respetarla. Por eso hoy más que nunca ruego por la Paz y por un país libre y soberano… De todos para todos.

El verdadero amante es el que se da cuenta que la lealtad debe ir de la mano con la libertad. Paulo Coelho

Abrazos grandes y Gracias por pasar por aquí. Su amiga @rosmarymoreno .

1013862_443441205759555_293329596_n

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s