Entre el Blanco y el Negro…

Bt4A3nyCUAMrCqF

Pensamos constantemente, pero no nos detenemos a examinar todo eso que pensamos, en ese momento es bueno llamar a nuestro niño interior y preguntarle como actuaría.

¿Hay algo más noble y más sincero que una palabra o un gesto de niño? El niño es espontáneo no reflexiona tanto como nosotros a la hora de emitir una opinión.

Leí por allí que la capacidad de pensar  es del espíritu y que lo que piensa en nosotros no es el cerebro, que nuestro espíritu no está separado del cuerpo, el cerebro es el asiento principal de todos los procesos orgánicos, sin él la vida psíquica no sería posible, sin este señor el razonamiento, la imaginación el juicio y la cordura estarían carentes de apoyo y con ellos la libertad y la responsabilidad. Sin ellos simplemente seríamos amebas u otro animal inferior.

Todos queremos saber, tener conocimientos, no nos gusta que nos llamen Ignorantes.

“Recuerda el que bien piensa es el que bien sabe”  Piensa, fíjate bien las ideas y tus respuestas… aprende y re-aprende si es necesario.

Lo que hace que queramos algo o no,  es su verdad… es su bondad.

Pero no cometamos el error porque algo nos gusta, queremos y amamos de pensar que es lo único que nos hará feliz. Debemos darnos por enterados que en la vida existe el Blanco y también el Negro.

 No fijes tu mirada, pasión y creas que lo has visto y que lo sabes todo.

No cometamos el error de decir aquí no hay más que blanco porque también hay negro  y negarlo es negarse la vida.

Quizás ocurra que la inteligencia atisbe a ver el negro y sospeche la verdad,  pero a la voluntad le molesta la suspicacia y manda a la inteligencia que se concentre en lo que le gusta, que sería el blanco. Unas veces con inocencia, otras con remordimiento.

 A veces la inteligencia se equivoca y no es el espejo de la realidad que debería ser. Cuidado con esto. El espejo tiene dos caras… El mal es creer en lo que se quiere creer y no en lo que debe ser.

Este trastorno de conocimiento es tal que el hombre llega a creer lo que desea y quiere creer y explica muchos de los acontecimientos vividos de nuestra historia.

Conocemos hombres que son tan apasionados que no entienden razones fuera de sus ideas de aquello que aman… porque para ellos todo es blanco  y jamás reconocerán la oscuridad del negro.  

Pensar amigos requiere madurez emocional  y  tiempo. Las cosas no se entregan de una sola vez y hay muchas que no se entregan nunca, lo que sabemos es poco comparado con lo mucho que nos hace falta saber y que quizás siempre ignoraremos.

“Noblesse oblige”

Les abraza como siempre su amiga @rosmarymoreno.  Gracias  siempre gracias… A ti que siempre me lees, mis respetos. Besos