Y agradecerte

Hace unos meses llegué a ese consultorio hecha un desastre, además muy asustada, en ese momento no tenía más que lágrimas, dolor, angustia y duda, con la mitad de la cara paralizada y  mi autoestima por el suelo, no sabía que tan delicado era el asunto, ¿cuánto tiempo iba a durar así, cuándo se me quitaría el dolor, cuando volvería a hablar bien, Cuando sería yo otra vez ?

Recuerdo que  había una música muy suave, el aire frío, y ese olor a mentol en el aire,  ese día comenzó la etapa de mi recuperación  a solo dos días de haberme dado la parálisis, no veía mucho, mi ojo lloraba y yo también, se me enredaban las palabras, me sentía tan mal y me dolía tanto la cara y la cabeza que no era fácil para mi realizar lo que me pedía el fisioterapeuta.

Calladita dejaba que me colocara las aparatitos y me hiciera mis masajes que al principio dolían y mucho, en mi silencio y viendo ese techo pensaba y lloraba.  (Sé que él no se imaginaba que meses después esa mujer tan silenciosa hablaría hasta por los codos)

Encontrarse con alguien amable, humano, lleno de paciencia  y dedicación,  que te diga que todo va a estar bien, cuando en tu cabeza piensas tantas cosas, es de vital ayuda.

Por casi seis meses ha estado trabajando mi cara  y también tratándome un problema de columna, debo decir que  estoy plenamente agradecida   por su tiempo, vocación de servicio, su humanidad y su don de gente.

Hoy hablo perfectamente, ya no me muerdo al comer y el dolor ha mermado un poco, me siento mejor.

 

A él le escribo, a mi fisioterapeuta.  Arislander, él con su conversa, sus cantos, su amabilidad , su calidez y  su compasión, ha hecho mis mañanas muy agradables y desestresantes .

Cuando alguien hace su trabajo por convicción y vocación eso se siente. Gracias por tu apoyo, paciencia, colaboración y sobre todo por tu amistad, por esas mañanas de tertulias y conversaciones amenas y no tan amenas pero necesarias,  por eso con toda la humildad que de mi corazón pueda brotar, muchísimas gracias y mil bendiciones, hoy se sin lugar a dudas que te puedo llamar Amigo.

Debo agradecer también a Leonela que me acompañó en el transcurso y  mientras Ari estuvo de vacaciones,  serás una excelente fisioterapeuta,  muchas gracias a esta muchachita que hizo su mejor trabajo conmigo. Mil Cariños siempre.

Un abrazo para todos los que llegan a esta página y me leen. abrazos . Gracias también por estar  @rosmarymoreno

B_RAYAdW4AANELg