Despidiendo historias.

Se despide de su ajado y desgastado cuaderno, amarillo de tanto hojear. Compañía de días, noches y sobre todo de madrugadas.
Terminar uno comenzar otro. La repisa lo espera para ser guardado como tantos, y luego solo a esperar para que cuando quiera ser hojeado para recordar, ya su tiempo de uso terminó.
Como la vida misma todo tiene su tiempo de uso y desuso. Aún le quedan unas hojitas en blanco, quizás lo recuerde y luego necesite ese espacio para reescribir algo. Siempre algo se queda como pendiente.
Cuantas historias guarda, cuanta ayuda a la hora de drenar, cuanta compañía, cuanta verdad escrita en sus páginas.

Algún día cuando ya no esté, quedarán esas palabras que no fueron lanzadas al viento. Aunque casi ilegibles. Hasta a mí a veces cuesta entender los jeroglíficos que escribo.

Cuantos sentimientos escritos
Cuantas memorias guardadas
Un día más
Una historia más
Un cuaderno más.

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s