Estas bitácoras que duelen en el alma.

Diecinueve  de enero. Venezuela. Cinco y media de la mañana, aún está oscuro, amanece más tarde, menos mal me se mis teclas de memoria y se me hace fácil escribirles con solo la luz de la pantalla.

Un mes y diecinueve días han pasado de este año y los pobres siguen siendo más pobres, la clase media no existe y los ricos, bueno los ricos ya ustedes saben quiénes son. Extinta la clase media, como querían con su socialismo desgastante todos, menos ellos, somos iguales, cada día con menos poder adquisitivo.

No hay sensación más desesperante que levantarse todos los días contando el dinero a ver para que te alcanza y  que será lo que puedes comprar para comer en la semana, ya no se puede hacer mercado para un mes, eso era en tiempos de vacas gordas, ahora estamos en el de las vacas flacas y ni ellas existen, la delincuencia y la situación país  ha tocado también a los productores y a los criadores de ganado vacuno, bovinos, ovinos, aves, etc.

Sin contar que ya ir a un supermercado es una experiencia de terror, primero porque es poco lo que consigues, segundo porque si hay algo los precios son exorbitantes y tercero lo que sufres al pagar la cuenta porque tienes que sacar el efectivo si es que tienes, además de todas las tarjetas y esto solo para una semana. Un modelo socialista que a todas luces colapsó, se agotó, no se le ve por ningún lado su acción social, solo empobrecer.

La inflación es un monstruo que nadie ve, pero que todos sentimos, los precios de los insumos básicos y no tan básicos suben sin control. Economía dolarizada, medidas que al final son más de lo mismo.

Este pueblo tiene hambre podría decirse que desde todo sentido, acá la justicia brilla por su ausencia. La esperanza desfallece.

“No vale yo no creo” Frase Odiosa

Muerte por desnutrición

Niños y familias enteras envenenados con yuca amarga

Falta de medicamentos

Accidentes fatales que si bien es cierto muchas veces son por imprudencia, otras son porque se le explotó un caucho, se le incendió el carro, todo porque no hay repuestos y si los hay son incomprables. Tener un auto es ahora un lujo casi imposible de sostener.

Hospitales trabajando con lo poco que les queda, porque hasta sus instalaciones no sirven por falta de mantenimiento.

Escuelas muchas ya en el suelo por la misma situación mantenimiento.

Los servicios mejor no hablemos de ellos porque me extiendo, casas oscuras, el agua cuando la envían llega semanal.

Nos queda por la vía de comunicación el internet que si bien es lento y no es un buen servicio al menos nos podemos comunicar, pero los canales informativos veraces ya no quedan, solo leemos y vemos lo que ellos permiten.

Me quedo corta, no sirvo como viejita chismosa pues las cosas se me olvidan,  escribo directo, no utilizo borrador, algunas cosas son repetidas porque no han cambiado han empeorado. No tengo otra vía para decir las cosas y de alguna manera hay que drenar y esta es la mía.

He aprendido a solo poner mis quejas acá y a vivir en sana tolerancia, llevar la vida con paciencia y agradecer lo que aún tengo.

Si, es cierto que ahora vivo el día a día y que cada momento bueno me lo disfruto sin contemplación. No dejaré pasar momentos porque esos ahora son los que me llenan. Sentarme a comer más que una acción mecánica y de sobrevivencia se ha vuelto un momento de paz y de agradecimiento.

Solo al que le faltan las cosas sabe agradecer cuando las tiene y eso es algo que este aprendizaje de vida me ha dejado, comer con agradecimiento y casi con devoción. Momento que se ha vuelto sagrado. Comer con gusto, saborear las cosas. Comer , rezar, sonreír y agradecer.

Espero que algún día más temprano que tarde deje de doler todo esto y podamos vivir mejor a través de todas estas enseñanzas obligadas que no nos dio la vida, que nos las dio un mal sistema lleno de vicios y mal comportamiento basado en el odio y en el resentimiento llamado socialismo siglo XXI , comunismo metido bajo la alfombra.

Estas bitácoras de madrugada que duelen en el alma. @rosmarymoreno

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s