Hace 21 años.

ad4540d5240a375ede2341ed4e438996

Sabes  un día como hoy hace 21 años estaba haciendo arreglos para darle la bienvenida a este mundo a lo más hermoso que me ha pasado en mi vida. Lavaba tu ropita, hacía las maletas, me mudaba a un cuarto a casa de mi mamá para que me cuidaran porque sería cesárea,  no se me pasaba por la mente todas las cosas que tendría que vivir contigo ese día.

Este día lo recuerdo bien porque mi hermano Manuel que estaba pequeño atropelló con su bicicleta a otro niño que no vio por donde pasaba la calle y la mamá del niño casi me lo mata. Corrí cuesta abajo a ver que le había pasado en plena mudanza y esa barrigota, casi te pierdo hija con las carreras, la rabia y todo lo que aconteció después, ese percance aligeró tu nacimiento.

Pasé la noche adolorida, pero todos me decían aún no viene Rosa, espera a que amanezca para ir al médico, no pude dormir tenía unos dolorcitos fastidiosos que no me dejaban hacerlo, caminaba del cuarto a al comedor y habían unos ventanales donde podía visualizar un cometa que en ese momento pasaba,  el cometa Hale B, eso creo, no recuerdo bien su nombre y me decían quítate de allí o la niña nacerá con una mancha, no te toques en ninguna parte de tu barriga, vente a dormir muchacha y yo nada amanecí pegada a esa ventana.

Me vestí y bajé mi cuesta empinada, no quise tomar taxi y me fui saludando a los vecinos que me preguntaban ¿ya va a nacer? Y yo: no solo voy a consulta. Mentía no quería dar explicaciones iba muy nerviosa.

Llegué a tiempo y esperé a mi doctora sentadita, arreglada y maquilladita.  Eran las once de la mañana cuando entré a quirófano O.o no sabía lo que me esperaba allí dentro.

Entre al quirófano con el corazón en la boca, todo iba bien, comenzaron a cortar y se dan cuenta que traes el cordón al cuello, entonces  emergencia  no una, dos, sino tres veces, te me asfixias, intentan quitártelo, lloras, gritas, te ajustas a mí, te pegas a mi cuerpo, no quieres salir, te agarras duro, el anestesiologo te obliga junto a la doctora que te recibió. Pasa el tiempo y con él la anestesia.

Entonces siento que se monta con su medio cuerpo el anestesista,  jamás olvidaré sus ojos dulces y su bella sonrisa que me decían tranquila Rosa ya viene, tuve tiempo de ver la herida inmensa, abierta de par en par, asustada, empecé a asfixiarme , me ponen unas gotas que no eran las que usaba a pesar de habérselas dado, a las demás era alérgica, por el apuro y la emergencia me colocaron unas de un doctor, peor cosa, sin respirar, se perdió más tiempo … la niña, la madre …

Lloras dentro en la barriga, te sacan, no tienen necesidad de pegarte, pero luego  dejas de llorar, te ahogas, casi me muero, cuanta angustia, grito, estoy amarrada, me suelto, pido verte, te llevan en carreras, morada y por los piececitos, ese tiempo me pareció infinito, al fin vuelves a respirar y yo contigo.

Te traen a mi lado una niña hermosa, con mucho cabello, blanquísima como leche, limpiecita, te reviso, veo en tu piececito una fresita como lunar, pensé seguro es el cometa, tu calor, madre tu calor era el de tu padre,  ese momento el más delicioso de toda mi vida, tu piel y mi piel pegadas, sudadas, lágrimas, sangre. Te beso mucho, luego te llevan, deben coserme,  siento cada punzada de la aguja y grito. ¡Se acabó el efecto de la anestesia!.

Me amarran de nuevo y me colocan anestesia general, me duermo o me desmayo no sé. Pasé horas adentro en aquel frío. Temblando.  Despierto un poco, me esperan en la puerta, me dicen cosas , él me dice lo hermosa que estoy y un te amo que sabe a gloria en esos momentos. Mis padres me besan, me dan la bendición, me besan más y me dicen cuanto me quieren, mis suegros me dicen que me aman también, yo con ganas de vomitar, angustia, dolor, reconocí a pocos,  vomité a medio mundo. Odio los después de las operaciones, la anestesia me provocó los peores dolores de cabeza de mi vida, no podía reaccionar.

A las horas entra un medico que intenta obligarme a darte teta, me regaña, entonces lo vomito, lo insulto, me tienen que separar, me vuelvo como loca, mi madre tan bella se hizo cargo de ti y te durmió debajo de su brazo toda la noche debajo de su “alita”, y tan cansada ella estaba también que ambas roncaban feliz.  A las tres de la madrugada me desperté  con tus sollozos y allí fue que por primera vez que te busqué. Tan bello mi angelito. Dios mío que bendición. Te cargué y te di tetero, la leche por el dolor aun no salía de mis senos, entró el médico de guardia,me regañó y lo corrí de nuevo jajaja. Toda una historia.

Perdí parte de mi memoria ese día, perdí muchos momentos, perdí cualquier cantidad de palabras de mi cerebro, pero no perdí lo más importante mi amor, el recuerdo de tu nacimiento. Sabes que si tuviera que elegir de nuevo con todo y lo que pasó ese día y después,  te volvería a elegir a ti, lo sabes, te lo digo a diario, te amo con toda mi alma.

Hoy por primera vez dormirás fuera de tu casa el día de tu cumple y no me levantaré temprano a despertarte y ponerte música de feliz cumpleaños, pero me encanta que hagas siempre lo que desees y no lo que yo quiera, porque eso es la vida, escoger que hacer. Vuela mi nena. Recibirás mi apoyo en las malas y en las buenas. Te dejaré golpear tan fuerte como debas hacerlo, lo sabes,  es tu aprendizaje no el mío. Siempre te diré mi opinión pero solo será eso mi opinión. Solo no OLVIDES NUNCA QUE TE AMO.

Mi amor bello Dios te bendiga. Feliz Cumpleaños. Me quedé despierta solo para felicitarte al comenzar el 25. Para ti mi amor todo mi amor y agradecimiento por haberme escogido como madre. Estoy súper orgullosa de ti.

Carta para ti mi Rosemary Barrios. https://twitter.com/Rosse_Barrios

Mi Hija, mi tesoro, mi alma. Mi todo… aun así  eres dueña de tu vida y de tu futuro, yo solo he sido tu compañera de viaje que algún día tendrá que bajarse de tu bus, pero no sin antes darte las herramientas para que seas la mejor en todo lo que te propongas. Recuerda siempre si barres, seas la mejor barrendera.  Éxitos vamos bien a pesar de la situación país.

Te quiero Mucho.

Rosa María Moreno. Tu madre y amiga y también quien te dice las palabras más duras que necesitas escuchar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Me acompañas

Hiciste acto de presencia, venía adolorida, desconcertada, molesta, cansada, de pronto sentí tu olor allí a mi lado, todas las personas tenemos un olor especial y el tuyo para mi es inolvidable, no quise ni voltear a ver quien se sentaba a mi lado, solo se que estabas allí o yo quería que estuvieras para hablar de todo un poco como siempre que me sentía así.

Allí estaba tu presencia , tu respiración, esa respiración pausada que tenías, porque hasta respiramos de distintas maneras, tu siempre respirabas fuerte, sobre todo cuando yo estaba al frente o al lado tuyo.

Seguí viendo por la ventana del autobús, si ahora ando en autobús casi todos los días,  de reojo miraba tu silueta, alto, tan formado, dabas tanto calor. No sentí miedo sabes, sentí compañía y unas lagrimas brotaron de mis ojos, carajo como te extraño, no quería voltear a verte y sentir que no eras tú. Como siempre la curiosidad mató al gato, al voltear directamente hacia ti ya no estabas.

Presencias

Son estas cosas las que me dicen que nunca te fuiste y que si hay personas que cumplen su palabra ese eres tú. No me has abandonado y cuando más triste me siento allí apareces. Como no creer. Hoy te sentí. Gracias

 

 

La vajilla de Oro

Ayer conversaba con una persona que vino a visitarme, me trajo una plantita en señal de amistad y un vasito de arroz con leche,  hace mucho rato que no veía esos detalles, agradecida por ese gesto tan bonito. El hecho está en que saqué mis tazas para tomar café y ella me comentó los caras que ahora están, que debería  guardarlas, a lo que le expresé que no importa si se llegaran a quebrar porque realmente estaban siendo utilizadas, me contó que hace más de treinta años le regalaron una vajilla de porcelana  con oro en las orillas, le pregunté: ¿ dónde está esa vajilla? me respondió: guardada, nunca la he utilizado.

Por supuesto, desde allí se dio una conversación por demás interesante.

Jamás se ha tomado un café en sus tazas, nunca ha almorzado o cenado en sus platos. La vajilla de oro está guardada, para un ¿momento especial? Murió la persona que se la regaló, murió uno de sus hijos, aún le quedan otros hijos y por supuesto muchos amigos,  le pregunté  ¿qué momento será especial para que la utilices? A lo que no supo qué responderme, le dije morirás y la usará quien menos esperas, que más especial que quienes ahora te acompañan, ¿porque guardar cosas para momentos especiales y personas especiales?

Un día viví una experiencia muy desagradable, vi a casi toda una familia vaciar cajas y llevarse las cosas de alguien que murió y jamás había utilizado esperando un momento mejor, fue desvalijada después de fallecer y realmente a quienes les pertenecían las cosas no les llegó. Estaba yo pequeña y aun así aprendí la lección, ahora me regalan cualquier cosa y si es ropa me la pongo inmediatamente, perfume me lo echo,  zarcillos me los coloco y así… para mí no hay un día después,  Utilizo todo, lo mejor es para mi familia y para mí, no espero fechas especiales para sacar manteles, platos y vasos. Si compro tazas inmediatamente hago café y las estrenó con mi familia y amigos más cercanos.

Si comprendieramos que no hay  un día después, que la vida es ahora, si entendiéramos que más allá de lo material estamos nosotros.

Estamos apegados a las cosas materiales, estamos acostumbrados a guardar para después  ¿y si no hay después?  El momento es ahora, comparte con tu familia, utiliza tus cosas, no guardes para un momento especial  que ni siquiera sabes si llegará.

Ahora en esta nueva Venezuela llena de desavenencias, llena de incertidumbres, de carencias, cada momento vivido es de suma importancia.

Personas que guardan sus vasos de vidrio para la visita y toman agua en el vaso más feo que tienen. Pregunto ¿es que no valen? ¿Quién es más especial? Tomar en cuenta lo mucho que valemos, lo mucho que valen los que nos acompañan en el día a día, por eso a sacar los platos y los vasos para los tuyos, cualquier comida por más humilde que sea servida en un buen plato y bien vista, alimenta a los ojos y el corazón porque la gente se da cuenta cuanto los valoras y te valoras.

Aprender que cuando te vas de este mundo solo dejas lo que compartiste con ellos y entre esas cosas están las enseñanzas, los valores y los aprendizajes de vida.

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy, no dejes para mañana lo que puedas usar hoy. Mañana ¿sabes si estarás vivo mañana o si los que te acompañan lo estarán? ¿Te dará tiempo de esperar por ese día especial?

Piénsalo y hoy al comer saca tus mejores platos y comparte con tu familia, mañana no sabemos si ellos o nosotros estaremos en esa mesa.

Gracias por Leerme …

Escribir

Escribir

Tomar un lápiz,

una hoja blanca,

sentarse a la mesa

y escribir una frase

detrás de otra,

hasta desbordar el papel,

como se desborda una copa

de lágrimas letradas.

Derramar sentimientos,

abandonándose a sí mismo,

hasta alcanzarse los huesos,

hasta quebrarse por dentro

y despedazarse lentamente

la sombra del alma.

Volverse texto y tienta,

volverse papel y agua salada

y no ser más uno mismo

por no poder volver atrás

y leerse en un espejo blanco,

empañado de vida y de mundo,

de palabras y más palabras,

como un remolino que jamás para.

Pedro Pablo Vergara Meersohn

El mundo seguirá

Cuando muera y cuando me dé cuenta que estoy muerto, muerto y enterrado, un niño habrá nacido y el mundo seguirá adelante.

No tengo miedo de morir y es algo que no me importa. Si es paz lo que se encuentra en la muerte, mejor será que el tiempo esté cerca.

Si es  paz lo que se encuentra en morir, cuando  el tiempo llegue, simplemente abríguenme, porque cuentan que es fría la fosa.

Me han contado que es frío, muy frío ahí dentro.

Cuando muera y ya no esté, un niño habrá nacido y el mundo seguirá adelante, siempre adelante.

Mis problemas pueden ser muchos, tan variados como una lotería.

Casi podría jurar que no hay ningún paraíso, pero ruego que no exista el infierno. Juro que no hay cielo y rezo porque no exista infierno, algo que nunca sabré en vida, solo en mi muerte lo sabré.

Espero tener libertad mientras viva, todo lo que pido en vida es no estar encadenado y todo lo que pido al morir es naturalmente partir.

Cuando muera y ya no esté, un niño habrá nacido y el mundo seguirá adelante, siempre adelante.

Escrito por : @elFer_Mendoza

Arte: Fer Mendoza  @Mendozatraces

15442156_1855849147995588_2381786328640407507_n
Gracias Fer …

Esos Adioses

Siempre habrán adioses, hay que saber encajarlos de manera que nos hagan fuertes y sólidos en nuestra vida emocional. Hay que preparar ese corazón.

Hay que saber despedirse. Agradecer y continuar. ¿Quien dijo que las despedidas son fáciles y que uno olvida al que se va?

Las personas importantes no se olvidan, sólo nos acostumbramos a su ausencias. Aprender a despedirse a tiempo …

Venezuela país de los adioses, nunca habíamos perdido tanto seres, bien sea por enfermedad aunado a falta de medicinas, suicidios, idas del país, separaciones, inseguridad y hasta por envenenamiento con comida cosas jamás vistas en este país. País de despedidas frecuentes.

“Adiós, cariño”

3f317cf0c94794286d82b30f5aa8022f

Hay despedidas que todos sabemos que llegarán pero hay unas que son imprevisibles. Cuando llegan no entiendes el por qué , quizá no pusiste atención a las señales.

Hay despedidas forzadas. No es igual cuando te vas voluntariamente sino que eres forzado a hacerlo. Sentimientos dolorosos, adioses traumáticos.

Hay despedidas de despedidas …

hay despedidas necesarias, que duelen en el alma, pero que son necesarias para tu paz espiritual.

Aeropuertos, terminales, puertas de casas, cementerios. Son esos los testigos mudos de nuestras despedidas … .

“Las despedidas son necesarias, para disfrutar luego, las alegrías del reencuentro” Richard Bach

Llenemos nuestra vida de te quieros, de gracias, de te amos y de adioses necesarios. Pero todos desde el corazón para el corazón.

¡Y es que morimos un poquito con cada adiós!

%ee%9d%88geygla-%f0%9f%8c%bc%f0%9f%8c%88-%ee%9d%88-la-orden-es-ser-feliz-%f0%9f%8c%b8

Disfruta de cada segundo, el tiempo pasa tan ligero que no se percibe. Instantes que ya han pasado y no has vivido. Manuel Vallejo

Uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte, que uno realmente vale, y con cada adiós uno aprende. J. Luis Borges

bef1cff037bb518a35afde0e4a46b5c4

 

Gracias … Regresa cuando quieras …