Navidad e insomnio

No sé si cuando las personas pasan por momentos difíciles, tienden a valorar más sus buenos momentos, o la manera de ir contra corriente es tratar de hacer cosas para no morir de tristeza, he visto con bastante alegría el gran esfuerzo que están haciendo familiares y amigos por mantener la tradición, la alegría de estas fiestas, no estoy hablando de compras, ni mucho menos, estoy hablando sobre como se está compartiendo entre vecinos y amigos, como he visto solidarizarse con aquel que este año tendrá muchas sillas vacías, veo reuniones por doquier, gente que se pone de acuerdo para hacer sus hallacas, que de verdad se nos pusieron cuesta arriba, ni siquiera el ingrediente principal  que es la Harina de Maíz se consigue, pero mucha gente hizo un gran esfuerzo y compró su maíz, preparó su masas, veo a la gente en sus Iglesias, gente profesando su fe, gente que busca sentirse protegida dentro de sus creencias y está bien.

No porque haya gente bailando, disfrutando un rato, es que en su vida todo está bien, por allí leí a alguien criticando el buen humor del Venezolano, quien tiene para disfrutar que lo haga, está en su sano derecho de hacerlo, porque no tenga, no debo andar hablando pestes del otro, que de alguna manera si ha podido, muchos de sus familiares están afuera y les han pedido que celebren, que coloquen navidad, que hagan hallacas, que se compren algo, muchos son los que han ayudado a otros a pasar una navidad digna y no estoy hablando de una navidad consumista, no, sino más bien de una navidad dónde se pueda comer y agradecer lo poco o lo mucho que obtuvimos este año.

Por lo que a mi concierne tengo mucho que agradecer, estamos vivos y eso es más que suficiente, me faltarán algunas personas este año, si tendré sillas vacías, pero si ellos están bien pues yo estoy mejor, su alegría es la mía.

Quisiera decirle a aquellos que hablan mal de los que nos quedamos, que dejen de llamarnos cobardes porque hay que ser muy valiente para sobrevivir a esto, si te fuiste no ofendas al que se queda y asume tu posición. Respeto para los que por causa alguna tenemos que seguir aquí, no todos podemos, ni queremos abandonar el barco. Y eso es una decisión personal que debe ser aceptada y respetada.

He visto en casas árboles de navidad muy bonitos decorados con lo que se tenía, he visto sacar todo de los baúles, llenar la casa de adornos, veo que hay intención de callar la soledad, la tristeza, la necesidad y la pobreza, no se si psicológicamente eso esté bien, pero como ayuda.

Estamos intentando sobrellevar, es mucho lo que hemos perdido en estos días, es mucho lo que nos han quitado, sobre todo la paz tan necesaria para un cuerpo humano. El cansancio se siente, a cada rato un ¿Hasta cuando? aparece, una maldición, una mentada de madre y un estoy cansado. En mi caso no maldigo me lo tengo prohibido, es algo que nunca hice y no lo haré ahora, pero se escucha en cada casa que llego y no todas son opositoras, he visto claudicar, he visto bajar la cabeza y aceptar la equivocación, aunque ya es tarde, el daño está hecho y las consecuencias han sido terribles para que más, para que decirles ¡te lo dije! , que todo quede en sus conciencias, ya para que discutir por algo que está a centímetros de su nariz. Nadie se escapa… Se acuerdan del cuento del ratón y la ratonera… pues todos han sido afectados, el mal llegó y ni siquiera tocó puertas para preguntar de que bando eras. Unos y otros sufriendo lo indecible, pero los adeptos tendrán siempre responsabilidad en lo ocurrido.

Hoy es 23 de madrugada, el insomnio hizo presencia y ya van varios días, la tos no me deja dormir y este proceso respiratorio sigue igual de fuerte, tendré paciencia y seguiré guardando reposo hasta que mi cuerpo quiera hacerme caso, por los vientos que soplan pasaré navidad tosiendo, mucha gente no tiene gas y cocinan a leña, no pasa el aseo y queman la basura, todo eso no deja que me mejore, pero que se hace, me tocó.

Pasen las fiestas lo mejor que puedan, celebren, bailen, vivan sus bellos momentos y no se dejen dañar sus días bonitos. Ya nos viene un Enero que se vislumbra complicado, vivan y dejen vivir. Si por algún motivo estás amargado, por favor no le amargues la vida a los demás. Si no te gusta, no toleras o no crees en la navidad quédate en tú casa y no vayas a otros sitios con tu mala vibra, los demás no tenemos la culpa de tus necesidades y escasez.

La empatía como medio para ayudar a otros, el respeto a la situación de cada quien, lo que dices de otro dice más de ti que de él. recuerda eso cuando te pongas a criticar, mírate en el espejo antes de salir. Deja más feliz de lo que estaba a la gente dónde llegaste. Pon tu granito de arena. y si no puedes, pues cierra esa boca y deja vivir. Hay gente que siempre tiene necesidad de ver arder el mundo, porque así cargan su alma, no dejes que nadie traiga su basura a ti, no eres el camión del aseo, que cada quien asuma su barranco. Se feliz, pásala bien, quiere a los tuyos. Sigue…

Nos espera un nuevo año, nuevas despedidas, nuevos comienzos y podría ser rudo. Disfruta tu momento mientras pueda, hoy estás, mañana quien sabe.

Les deseo de corazón una Feliz Navidad. Espero poder escribir antes que termine el año y poder contarles como me sigue yendo. Espero que bien, recen para que mejore y deje de toser, porque este pechito ya está cansado. Gracias por estar, gracias por leer y que tengan felices fiestas. Cariños a Todos.

Rosa María Moreno 23/12/2018.