¡Carajo se cansa uno!

Ayer pase de un sentimiento a otro, tanto que tengo todo lo que quiero decir “atragantado”, todo esto asusta, pero que peor que morir de mengua, enfermos, sucios y desarrapados o en todo caso terminar en una cárcel por abrir la boca o protestar.

Asistí a la reunión de voluntarios por Venezuela, escuché varios casos deplorables que están sufriendo pacientes con enfermedades crónicas,  no pude menos que llorar, es injusto todo lo que acontece.

Salí de la reunión y se me ocurre pasar por una feria Agro-Industrial que montó el régimen. Me queda camino a casa, No se puede negar que derrochaba lujos, stand dónde había mucha harina de maíz y arroz por doquier, marcas que hace rato no veo en mercados, ni en las cajas del clap, el maíz que nos llega viene de otros lugares, ninguno de acá de los Llanos centrales,  ahora llega un solo paquete para un mes ¿A dónde va todo eso? Observé mucha maquinaria agrícola nueva como de paquete, claro si no la han utilizado. Observé animales hermosos, toros inmensos, cabras y chivos que si noté algunos flacos, grandes caballos, vi también unos cerdos en todo su esplendor, como se sabe la mayoría de las carnicerías están vacías y traen poca carne, si hay esa producción que dicen, debería haber carne para todos a precios accesibles y razonables, (que fue lo que no pensé mientras caminaba),  en algunos stand se preocuparon por la presencia, bien vestidos, algunas mujeres como traídas del mis Venezuela, afuera carros, camionetas, Hummer últimos modelos … Trajeron también algunos restaurantes de lujos, dónde se veían pocas personas comiendo, pero si habían, la manga de coleo estaba llena, el sitio abarrotado, música, show en vivo. En San Juan no hay sitio a dónde ir y la gente va a estos eventos, muchos caminaban, veían, no compraban, ni comían nada, se notaba algún disgusto, pero seguimos siendo respetuosos  o el miedo a que nos metan presos es más grande. Algunas quejas se oían en los pasillos de la feria, la gente preguntando ¿dónde venden esos productos?  ¿Cómo hago para comprar harina? ¿Ustedes están vendiendo eso dónde?, otros decían: cuanto tiempo sin comer arepas, y ¿Por qué no lo venden en nuestro estado, si acá se produce tanto?  Claro pocos respondían y los que lo hacían decían que era solo exposición, que no estaban en venta. Siento vergüenza. Cuántas preguntas sin respuestas.

Caminaba viendo todo, observando, saludando a quienes conocía, me acordé de la chica que dice que acá no hay ninguna emergencia humanitaria, señores si a mí me hubiesen llevado a esa feria sin ser venezolana o no estar viviendo en carne propia todo esto diría a todas luces que aquí no pasa nada, Lo que allí montaron fue un exabrupto en tiempo de crisis, es pasarle por la cara a un pueblo que no tiene que comer en su casa que acá si hay, pero ellos no quieren que lo tengas, me sentí como una simple pendeja.

Me quedaba mirando todo aquello con cara de Dios mío como se puede ser tan cínico en la vida, alguien me preguntó para que quieres ir si sabes que eso es una mentira, una ilusión,  le dije para ver con mis propios ojos, para poder hablar con convicción, para poder decir que lo vi y que no me lo contaron.

Pasé de sentir tristeza, dolor, angustia por aquellos pacientes  que se están muriendo por falta de medicinas y que nos los acababan de contar, a sentir impotencia al ver un derroche de lujos sin igual. En otra época y con un país pujante, cuando los enfermos estén bien tratados , cuando podamos comer bien en casa, estaría de acuerdo en mostrar lo que se produce y los logros, claro que sí, y disfrutaría de ellos, diría que elegancia, que bonito están los stand, la decoración, la manera de organizar el sitio, allí se respira lujo, productividad, se respira otra cosa que no es la realidad existente… la mentira en todo su esplendor. Un museo para algunos dónde solo puedes ver, pero no tocar, no acceder.  ¿Cómo se puede ser tan depravado para hacer eso en estas circunstancias? Stand de sitios médicos, los cuales utilizo y sé por experiencia propia que ni un acetaminofén te colocan porque no tienen, que tienes que llevar tus medicinas para que te las pongan, que solo hay un médico para decirte lo que tienes, pero no puede hacer nada porque allí no hay medicamentos y prestarse para esa mentira, es lesa humanidad. No puedo ni sacar cuenta del dineral que esa gente gastó en dicha feria

Tanta harina de maíz de todos los tipos y yo tuve que comprar maíz y preparar la mía porque no consigo y si consigo el precio es muy alto. En esa feria todos los estantes estaban llenos de harina, arroz, azúcar… ¿Por qué tienen a un país entero pasando tantas penurias? ¿Por qué dicen que hay bloqueo y muestran ese nivel de lujos? ¿Por qué?

¡Carajo… se cansa uno!

 

Por Amor.

Por amor #Estás

Por amor me alimentas

Por amor te preocupas por mi.

Por amor tocaste mi puerta para verme.

Por amor me lees.

Por amor me acompañas.

Por amor me apoyas en lo que emprendo.

Por amor me abrazas, me besas y me escuchas.

Por amor me consuelas.

Por Amor.

Se les agradece.

Feliz día del amor y de la amistad. Que el amor en sus diferentes formas vibre en ustedes, sean con los demás para que sean con ustedes, den para que reciban y sientan para que los sientan. Sean recíprocos. El amor es un regalo que merecemos

 

 

 

Piensa

Bitácora de febrero. 2019.

Respira, agradece, abre los ojos, no amanece está muy oscuro aún, piensa… nadie la llamó en la noche, no ha caído el usurpador, respira de nuevo.

Piensa… piensa y piensa.

Ordena su vida en 5 segundos, besa a quien duerme con ella, lo agradece, no lo despierta, lo deja dormir,  junior la saca de sus pensamientos raspando la puerta y ladrando para que ella se levante, la escuchó respirar, se despereza, va al baño, se apura, durmió toda la noche, su hermana le consiguió diclofenac, la inflamación ha cedido, el dolor poco a poco también.

Mientras se lava la cara se observa al espejo, ha envejecido, es normal con la situación de ansiedad que vive, no la lleva fácil.

Piensa, piensa, piensa…

Las canas han hecho su presencia, su cabello negro tiende a blanquearse, prefiere comer que comprar tinte, no puede, aun así se siente hermosa, nunca se había querido tanto como ahora, un poco más y podrá arreglarse, se dice, abre la puerta Junior se le lanza encima, la besa, la abraza con sus patas, ella lo besa, le da la bendición y con él corriendo entre sus piernas camina hacia la cocina, un día de estos la tumbará, prende la luz de uno de los bombillos que aún le queda, con los últimos apagones se le quemaron casi todos los que había comprado, vainas de socialismo.

Bueno sigue a montar café, huele a gas, se va lo que queda de la bombona, al menos le dio tiempo de hacer café, se acabó el gas, otra preocupación, ahora a buscar a ver dónde encuentra, es complicado explicar que hay que hacer grandes colas para acceder al gas, tocará cocinar en micro de nuevo mientras, total, no hay mucha comida que hacer, sale al patio , mira al cielo está bello, sumamente estrellado, ¡que hermoso! Agradece la vista que cielo tan llenito de estrellas y tan brillante… Siente que es un buen motivo para sonreír.

Menos mal le dio tiempo de hacer café, mientras lo toma, les escribe, se pone los audífonos, coloca música, necesita escribir, necesita drenar, necesita… Necesita un momento para poder dejar escrito un poquito de lo que le sucede, se dice.

Un día más, aún no cesa la usurpación para que llegue el gobierno de transición y por fin después de mucho tiempo ; elecciones libres … No entiende porqué aún no … Si, si entiende, las cosas para que salgan bien necesitan tiempo, estrategia e inteligencia, pero la necesidad apura, la necesidad duele, la ansiedad golpea, los niños enfermos, los enfermos renales, los viejecitos, la gente Dios, ¡la gente!

Piensa, piensa, piensa y respira…

Has esperado 20 años, respira, estás más cerca ahora… ¡calma! Respira.

En estos días ha aprendido más de economía , leyes, derechos, geografía del mundo, geopolítica y pare de contar, ha aprendido más de lo que había aprendido en toda su vida en la escuela, le tocó repasar todo de nuevo y hasta conoció a Osetia del sur … vaya usted pues, el conocimiento se agradece.

Piensa, piensa, piensa…

Hay una chica que dice que no necesitan en Venezuela ayuda humanitaria, porque encontró unos sitios de comida rápida y había gente allí comiendo, sin saber que parte de lo que venden allí no es lo que era, yuca en vez de papas, la salsa más escasa, la hamburguesa de menor calidad, que necia, encontró panaderías con panes y comió doritos, de pana señorita, aquí hay sitios para todos, todavía no se derrumba por completo, hay mercados con algunos productos (inaccesibles para algunos) zapaterías, sitios de esparcimientos, por favor en qué cabeza cabe sacar estadísticas de pobreza extrema por eso…

Quien no quiere ver es ciego de su propia destrucción, la inmensa mayoría gana un sueldo ínfimo, la inflación se come lo que se gana trabajando, muchos obtienen ayuda del exterior de un familiar que trabaja mucho para que ellos puedan comprar , otros trabajan 24 por 24,  en dos y tres empleos, podría visitar los sitios que le han dejado en los comentarios en twitter y abrir los ojos. Pero ahora sé que no quiere, las ideologías, el radicalismo y la estupidez ciegan.

Venezuela tiene lugares bellos, sitios insuperables, todavía podemos recuperarla, el plan país le da una visión de ello. Ojalá que sí, se dice, quiere creer ¿por qué no?  Quiere darse una oportunidad. Tiene esperanza.

Piensa… ¿Cómo amanecerían los niños que se están muriendo por diarrea en un hospital del país? Les llegaría ayuda… ¿Los enfermos renales? ¿Los que tiene VIH? ¿Los hipertensos? Vamos que su cabeza le da vuelta, quiere responder a la necia esa, mejor sigue con lo que hace, piensa que hace mucho no sabe lo que es un café de panadería, un pan de esos, una hamburguesa, si tenemos sitios así, si hay gente que sale a comer, si hay un grupo en Venezuela que puede darse esos lujos, mientras hay otro grupo que necesita la ayuda y está en los barrios y hospitales, Dios mío de mi vida cuánto daño hace. Listo tiene que sacársela de la cabeza.

Se acuerda del pueblo que sobrevivió con maná,  a los venezolanos les ha tocado sobrevivir con arroz y lentejas.

Respeta el derecho a disentir y a pensar diferente, pero por favor no tergiversen, digan las cosas, sin la burla, de verdad, totalmente innecesaria, muestren que si existe todo eso y si tiene quien lo pueda sostener, pregunten como lo hacen. No es posible ser tan malo ¿o sí?

No hay medicinas y si las hay el costo es casi que imposible para un ciudadano común. Engañan, son viles, el mundo abrió los ojos en cuanto a Venezuela. Siente un agradecimiento profundo eso le llena su corazón… espera ese día con desespero casi, pero con esperanza y fe que ya estamos más cerca… #Seguimos

Solo piensa en esto:

Cese de usurpación (deja el coroto vale, suelta)

Gobierno de transición y

Elecciones libres.

#VenezuelaLibre.

#Gracias ciudadanos del MUNDO por apoyarnos. GRACIAS.

 

 

 

 

Maneras de hacer historia y Venezuela

Venezuela camina hacia su libertad. ¡Si se puede!

El 23 de Enero se convierte de nuevo en una fecha emblemática para Venezuela, un nuevo futuro se vislumbra, grandes movilizaciones de venezolanos  regresan a la calle, lo hacen para rechazar la usurpación de Nicolás Maduro y aupar la juramentación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Quien no se auto proclamó como muchos afirman, fueron los ciudadanos en cabildo Abierto, quienes así lo dispusieron y que en Venezuela y en su constitución está establecido.

Todo aconteció rápido, a cada momento tenemos nuevas noticias, estamos a expectativas, la ansiedad nos carcome, seguimos en crisis, pero ahora en función de recuperar nuestra libertad. Todo en nuestro país dolarizado, ahora todo luce mucho más complicado, sobrevivir se ha puesto rudo. Dependiendo de un hilo estamos.

A ciencia cierta no sabemos qué ocurrirá en horas, minutos, segundos o semanas, muchos países a esta hora han apoyado a Guaidó en su interinato, mientras Maduro se aferra al poder, aumentando el sufrimiento de los venezolanos por falta de comida, medicina y servicios básicos.

Guaidó aunque con bastante carrera política, era poco conocido, hombre sensato, altivo, decente, tranquilo al hablar, hace rato no teníamos alguien así en la presidencia,  un muchacho de 35 años, de los cuales por lo menos 20 ha gastado enfrentándose al chavismo. Juan Guaidó llegó a la presidencia de la Asamblea Nacional por Voluntad Popular, a quien correspondía ejercer el máximo cargo como presidente de la asamblea, por lo tanto le tocó a él esa gran responsabilidad.

Frente a millares de personas Juan Guaidó se juramentó como presidente Interino de Venezuela, juró e hizo jurar a todo los presentes.

La represión no se ha hecho esperar,  de nuevo tenemos muertos, incontables heridos, niños y adolescente retenidos y enjuiciados pero que fueron obligados a deja en libertad por todo el auge que tuvo la noticia por las redes sociales. Maduro sigue atrincherado en el poder…

Muchos países del hemisferio apoyan a Juan Guaidó, la comunidad internacional sigue comprometiéndose , en especial  Donald Trump. Mientras la cúpula militar cierra filas con Maduro gracias a los grandes y jugosos negocios que tienen con él y algunos países de izquierda , dictadores, dicen que “por la plata baila el mono” pronto ya no tendrán plata para hacerlo bailar y veremos.

Juan Guaidó Junto a la asamblea Nacional promueven una amnistía, que funge como perdón, algunos se han adherido (pocos aún), muchos militares han dicho que no y permanecen con el régimen, algunos se han sublevado, esperamos el momentos que los militares cumplan con su deber que es proteger al ciudadano y su libertad, sería bueno que recapaciten, el destino de Venezuela  está en sus manos.

El peso tanto económico como diplomático se ha hecho sentir, la presión cada día aumenta para que Maduro deje el gobierno y se restaure de una vez por toda la democracia en mi país. Las cartas están sobre la mesa, termina un mes de enero donde he llorado como una loca, de alegría, de desesperación, de tristeza, tengo todos los sentimientos alborotados, tanto así que no había podido escribirles, regresó de nuevo con esperanzas,  veo ese rayo de luz que tanto pedí el 21 en mi peregrinación a la Virgen de la Caridad. Estamos a pocos días, porque así lo creo, de recuperar nuestra tierra.

Contar los sucesos en Venezuela es complicado, a quien le toque escribir nuestra historia le va a tocar durísimo. Ahora mismo mientras les escribo muchas cosas están sucediendo en este país al que amo. Espero que más temprano que tarde esto termine positivamente para los venezolanos

4e80c5bf5741d80e2fb8202999cfd174

Creer es crear y hacia allá vamos. Recen, oren, pidan a sus divinidades que nos ayuden en este trance. Apóyennos. Venezuela Libre.

Rosa María Moreno. .