Culpa

Considero al fanatismo el culpable de todos nuestros males, nos corroe, nos atrapa, nos envilece, nos hace menos humano, mas intolerantes y obtusos.

Por culpa del fanatismo estamos en la situación que estamos, el río se ha desbocado y se ha llevado muchas vidas con él.

Desde que el mundo es mundo siempre se han necesitado líderes para salir de tiranos, (entendemos series, películas, pero no la vida misma)

En los juegos de poder han estado desde tiempos inmemoriales, desde que la vida es vida, los líderes, los vemos en libros, películas, historia, cuentos, son esas personas que ayuda a llevar a cabo batallas, uniones, proyectos.

Somos seres grupales, donde son necesarios las uniones, entendiendo que cada quien, aunque no tengan las mismas creencias, sigan un mismo objetivo y mismas prioridades, y entonces luchen por un solo fin.

Hay situaciones donde nos jugamos la vida, pero no todos podemos ser lideres, tenemos que delegar, cada quien tiene su cuarto de hora, ¿podría entenderse?

Hay líderes natos. No necesitan permiso, lo son y ya.

“No todos nacemos para zapateros”

Cumplí 49 años, 20 de los cuales tengo en esta eterna lucha, he visto como se degrada mi país, ciudad, vecinos, familia y amigos, mi vida misma… He visto huir, correr, desaparecer, morir a otros.

No puedo decir que he perdido mi juventud porque he aprendido mucho en estos últimos años, pero la lucha ha sido increíble y extenuante.

En el trabajo de caminantes, comida calle y comedia que hizo José Rafael Guzmán, el cual me movió el alma, una mujer dice “No le tenemos miedo al hambre en sí, sino a la pobreza, nos aterra la pobreza y es a ella a la que huimos cuando vemos a un Venezolano” esas palabras, esas, quedaron grabadas en mí. Es cierto, no hay nada que uno le tema más, que a la pobreza, tiene razón.

Si el objetivo de todo esto era que aprendiéramos una lección “Señor ya la hemos aprendido! Basta…

Entendamos una vez por todas que necesitamos personas que lideren esta lucha, pero que entiendan ellos también que no son todopoderosos, que no los pondremos en un altar, porque fue por eso que Venezuela sucumbió, llegó al  fondo, donde no se percibe luz todavía, aunque sé que muchos están trabajando para ellos y mi persona valora el esfuerzo sobrehumano. A veces no se gana en una sola batalla, pero debe haber confianza y respeto por aquellos que de alguna manera toman las riendas, mientras no comprendamos que en la unión está la fuerza, pues estamos jodidos. Mientras no respetemos liderazgos y comprendamos que no podemos creerle todo lo que diga el enemigo, pues creo que la lucha no cesará… Espero que algún día el fanatismo no exista o en todo caso no sea tan exacerbado. Si sé que es una utopía, lo siento soy una soñadora empedernida.

#Seguimos …

(Sigo esperando el Cese a la usurpación… ojalá pueda contárselos más temprano que tarde y pueda vivir para hacerlo)

 

 

 

 

One thought on “Culpa

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s