Un jueves de marzo comenzó la oscuridad.

Un día jueves del mes de marzo, 7 para ser exactos, comenzó la oscuridad que tanto había temido, se fue la luz por varios días, calor, angustia, miedo, todo junto, desconexión del mundo exterior.

A la falta de comida, agua, gas, se sumó la falta de luz, los conatos de ataques de pánico se hicieron presentes en mí, sobre todo en las noches, mucho calor, el ruido de algunas plantas eléctricas ensordecen, los grillos, todo se siente más, la oscuridad aterra cuando no sabes a qué atenerte, sin información , sin certezas, sin saber que estaba ocurriendo, sobre todo cuando eres una persona que siempre se informa en redes sociales, sabiendo que los medios de comunicación están secuestrados. Al menos pude controlar los ataques de pánico y no necesité de medicamentos, ni salir al hospital. He aprendido a tranquilizarme y sobre todo los que viven conmigo, saben cómo comportarse cuando ven que tengo los síntomas, ahora sé que no me voy a morir por eso, que solo debo respirar y prestar atención, a veces mi mente me hace ver que todo es más terrible de lo que parece… ( hey, si es terrible, esto asusta, pero debo mantener mi tranquilidad por mi bien y el de los demás )

Algunos vecinos han colaborado con agua, porque resulta ser que a mi casa no llega el vital líquido. Así que no las hemos ingeniado… Mangueras van y vienen, buscar tobos y tratar de llenar cada pipote que hay en casa. Menos mal tengo buenos vecinos.

Se robaron los cables de teléfono e Internet, casi todo el pueblo quedó incomunicado por culpa de unos rateros. Eso es intolerable. Hay que pagar para que lo vuelvan a instalar.

Sigue el problema del efectivo… toca caminar para salir de casa. Cuando al fin colocaron la luz quedó inestable. El gas cada día es más difícil conseguir.

Ya les puedo hacer un recetario de cómo preparar las lentejas, enseñar cómo mantener limpio el hogar con poquita agua, bañarse y que te quede agua hasta que vuelvan a colocarla o puedas comprar una cisterna de agua.

Dentro de lo malo les cuento que un amigo twitero me consiguió las gotas para mis ojos y han cedido mis dolores de cabeza, agradecida con él, por siempre.

Mi hija tiene dolor en sus cordales y le ha tocado el trigémino, ahora conoce el dolor que siento día a día, sin calmantes, es rudo palear la situación, vivir en Venezuela es soportar más allá de lo creíble.

Y les cuento algunos estamos “bien” pensando en otros que ni una comida pueden hacer.

El miedo en estos días oscuros hace presencia, para mitigarlo, no sé cuántos libros me he leído, llevo como 10 hasta ahora. (Esto lo escribí en Marzo 2019)

No tenemos señal, no tenemos información,  la angustia, el desdén y la desesperación hacen presencia.

Sigue mi bitácora en este país sin ley…

9 comentarios sobre “Un jueves de marzo comenzó la oscuridad.

    1. Es un cuento de horror y de terror María ojalá sea pronto, porque esto es invivible, cuando se va la luz de noche, el calor y la oscuridad asustan, porque hasta las velas están incomprables, entonces solo te queda dormir o sentarte a conversar o escuchar afuera el ruido de las plantas eléctricas que algunos vecinos tienen, y espantar los zancudos que se ponen insoportables… ahora después de las 6 debes estar en tu hogar para que no te agarre la oscurana en la calle, eso en mi ciudad por supuesto. en Caracas todavía hay luz…Saludos y abrazos. Gracias por leerme

      Le gusta a 2 personas

  1. Es realmente terrible lo que nos ha tocado vivir mi querida Rosa María…
    Yo también he estado sufriendo de ataques de pánico (panic attacks) depresión, ansiedad, terribles dolores y calambres en las piernas. Mis ideas suicidas han cobrado fuerza nuevamente en esta paupérrima situación a la que no le veo solución o salida a corto plazo…
    En Barinas siguen los cortes intempestivos del servicio eléctrico y la falta de agua se ha vuelto algo normal… pero yo me resisto a procesarlo cómo algo normal, no puedo (o no quiero)…
    Estuve casi un mes sin nada de agua, tal como tu lo describes, contando con la ayuda de algunos vecinos y tratando de pasar todo un día con un botellón de 18 litros de agua para todos los quehaceres del hogar y aseo personal… no es fácil amiga…
    Ayer compré 800 litros de agua por 15 mil bolívares… quería 25 mil bs. !!!! pero dejé que descargaran y después le dí lo que tenía por un agua turbia y sucia… pero no me importó pues era mejor que estar con un botellón de 18 litros y algunos días sin agua ni para tomar… esto no es vida.
    Sigo con vida por la misericordia de Jesús o por mi temor a ofender a Dios… (a veces pienso que por cobarde) realmente ya ni sé porqué sigo con vida o si seguir vivo sea bueno o malo… un día más o un día menos (como dices tu…) 😉
    Leo la biblia, los salmos, escribo, hago meditación, cuido a los gatitos… (hoy bañé a Mishu) pues esa labor se ha convertido en mi misión de vida y me obliga a seguir con vida…
    No se por cuánto tiempo mas lo logre mi querida Rosa María, a veces te leo y me animo…
    a veces creo que ya no puedo seguir resistiendo a tantas penurias y carencias…
    pero aquí estoy leyéndote y escribiendo… deshojando la margarita… esperando que en cualquier momento se vaya la luz o se caiga la señal de internet…
    Se cansa uno…
    Recibe un abrazo solidario y abrazos de luz para ti y todos los tuyos querida amiga.
    Paz y Bien.
    DTB.
    Namaste.

    Me gusta

      1. Gracias Rosa María por tu solidaridad y apoyo.
        Ya los estoy siguiendo (@sos_terapia) por twitter y les escribí por DM pero están full de tantos pacientes y contratando psicólogos para poder atender la gran demanda de ayuda y apoyo psicológico que reciben a diario…
        Por ahora estoy aferrado a Jesús y a la oración… Ah y cuidando a Mishu, Tom y Filomena que se transformaron en mi familia y compañeros inseparables (quién lo iba a decir… yo con gatos… jejeje!!!)
        Seguimos…
        Cariños y Besos querida amiga.
        Saludos.
        DTB.

        Me gusta

      2. Jajaja tu con gatos, viste que si son buenos compañeros. Se que es mucho pedir sobre todo conociendo tus limitaciones, sigue aferrado, no tengo una buena noticia que darte pero si la certeza que algo tiene que ocurrir… Recuerda que ellos te necesitan y que no tienen a nadie más. ánimos y fuerzas.

        Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    Que terrible y triste se ha convertido (sobre)vivir en Venezuela…
    Cuando leo relatos como éste o cuando escribo el mío propio, pienso que somos la mayoría de venezolanos los que estamos en esta precaria y paupérrima situación… pero de inmediato recuerdo a los curas españoles (padres agustinos) dónde estudié durante casi 0nce (11) años de mi juventud, quienes siempre nos decían: “mal de muchos, consuelo de tontos”…
    Respiro, pienso, agradezco un día más o un día menos… y sigo en “este valle de lágrimas” llamado Venezuela…

    Me gusta

  3. La vida es muy dura e injusta muchas veces, creo en dios por que así de pequeño me educaron, pero hoy en día pienso si es verdad que hay un dios se le están acumulando los problemas
    muchos ánimos y piensa que la soledad a veces es mejor que una vida con alguien quien encima te atormente
    un saludo
    marcos

    Me gusta

    1. Hola Marcos. Creo en Dios. Si no fuera por mi fe y mi constancia no se que habría sucedido, gracias a Dios cuento con mi familia y amigos. La soledad en estos momentos no es prioridad más bien es la de acompañarnos para resistir a todo lo que sucede. Gracias por leerme y bienvenido.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s