No somos aire.

No soy el aire, como dice una canción, no soy necesaria o indispensable, estaré siempre que quieras a tu lado y me verás desaparecer en el momento que sienta que no te interesa mi presencia o que ya no necesitas de mi.

Aprender a amarse es no quedarse dónde no se es querido, en dónde sientes que no haces falta, dónde pareciera que sobras.

Una relación (cualquiera que sea) es de ida y vuelta, es reciproca, cuando esto no sucede no se puede llamar amistad.

Se necesita mantener vivas las relaciones, un gramo de arena no hace una montaña, una relación que no se alimenta muere desde el principio de inanición, se muere cuando faltan palabras, cariños, abrazos, empatía y la compañía tan necesaria en los momentos complicados.

Si no estás en los momentos críticos entonces no mereces estar en los buenos. Así de sencillo.

Respetar al otro como base que somos seres humanos, por lo tanto, seres sociales por naturaleza, una relación conlleva respeto, solidaridad, llevar la fiesta en paz y ser agradecidos.

Estaré contigo siempre y cuando estés conmigo.

Reciprocidad lo llaman.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 comentarios sobre “No somos aire.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s