Refugio


Y aquí seguimos, nada fácil en un mundo tan convulsionado, es así como nuestros problemas personales se ven tan pequeñitos ante tanta cosa que está pasando en este globito azul.

Un año 2022 que a todas luces nos demuestra que si algo tiene que salir mal saldrá. Guerras, virus, temblores, una humanidad con tanta gente deshumanizada, un mundo frío que ya habíamos visualizado en películas desde que tenemos uso de razón. Aquellos científicos, visionarios, videntes y creyentes, nos avisaban que todo esto pasaría. El mundo siguió su curso. Y aquí estamos…

Gente fuerte, según dicen, haciendo lo posible por sobrevivir, otros quizás de cristal, como los llaman, que no lo son, ellos solo se han volcado a sentir más.

Esos sentimientos que según dicen nos debilitan, son los que a veces nos salvan de ser peor de lo que somos, ángeles o demonios; ¿Puedes decir cuánto porcentaje tienes de cada uno si te lo preguntan? ¿Serías capaz de no hacer lo que tanto juzgas? de verdad hay arrepentimiento en lo que alguna vez hiciste mal. Preguntas que parecen tontas, pero no lo son.

Solo queda buscar refugio. Cada quien sabe cual es el suyo, tengo muchos y agradezco por eso.

Me desvivo por un buen libro, es mi refugio, ese libro que al menos tenga sentido, un abrazo de los míos, ver una sonrisa, ayudar, enseñar, saborear una comida como una hamburguesa, una torta de pan, un baño con regadera, una canción que llegue al corazón, una ropa de algodón, una cobija fría, una taza de café, un hijo, un gato, un perro, la lluvia, pasar tiempo con alguien que me agrade, ver series o películas, el calor de Benji a mi lado, desear y cumplir cosas. Dormir de largo y soñar bonito. Hacer y trabajar por cosas que me hagan feliz.

Sí, apreciar las pequeñas cosas de la vida, que no son tan pequeñas al final y te llenan un montón si sabes agradecer.

¿A cuántas personas le cambió al día de hoy su vida en un instante? No lo sabemos, pero por lo que se lee a muchas, han sido cuatro meses movidos y si no encontramos refugio emocional no aguantaremos lo que está por venir.

Hay cosas que no puedes cambiar, no está en tus manos, solo queda buscar un poco de paz, y hallar la esperanza. Cada persona sabe cual es su refugio. Es hora de entrar a él y hacer lo mejor que puedas con lo que tienes.

«Es que si prestas atención, si agarras los minutos y los miras fijo, te das cuenta que ellos se acobardan, se arrastran, se retrasan. Así que en definitiva qué es el tiempo, sino la vida pasando sin que nos demos cuenta.»Brando.

Te abrazo inmenso y trataré de volver por aquí. Encuentra tu refugio. «Aprovecha el momento»

Anuncio publicitario

2 comentarios sobre “Refugio

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s