14 de Febrero. Amor y amistad.

Es un 14 de febrero para celebrar vida. A muchos nos ha costado llegar hasta acá, hemos tenido perdidas, desencuentros, y la pandemia nos alejó mucho con bastante, nos ha quitado el abrazo en la calle con los amigos, el arrumaco y los besos de encuentro, algunos ahora somos más precavidos. Aquel a quien no le haya cambiado la vida, lo felicito, esto ha sido un aprendizaje rudo para algunos, ahora deberíamos tener claro nuestros amores. Quien estuvo, quien está y quien se quedó.

El amor como medio de encuentro, el amor como solución, el amor como esperanza en un mundo tuerto, el amor porque sí, porque es un salvador.

Querernos, por sobre todas las cosas, salva, levanta y ayuda a continuar. El amor como soga, el amor como encuentro, el amor como música, el amor como sueño, el amor como esperanza, el amor como alimento. No concibo la vida sin el amor, que bonito sentimiento.

El amor no es una moda, ni un día especial, se nota, se siente.

Hoy te agradezco AMOR por estar en mi vida. Gracias Familia. Si no fuera por el amor de mi familia, amigos y esos ángeles que me acompañan no tendría fuerza para continuar, en Venezuela solo queda amarnos para seguir, es lo que nos da fortalezas, ayudarnos unos con otros, el hecho que te ayuden a cargar la cruz es bastante para entender que el amor existe y que es el sentimiento que nos ayuda a continuar. Entender esto es parte del crecimiento. El amor por el otro, el amor mueve, el amor levanta, el amor …

Solo me queda decirles a todos los que cada día me acompañan GRACIAS TOTALES por tanto AMOR.

Feliz día corazones valientes, diría un gran amigo. Se les quiere. Pasen un bonito día. Les regalo un abrazo apretado y unas palabras: ” Tu puedes, siempre puedes”

Razones para estar agradecidos.

Algunas razones para estar agradecidos, para recordarnos que la conquista de la felicidad está a nuestro alcance; razones aparentemente simples pero totalmente excepcionales, que se nos revelan poderosas y brillantes a cada amanecer.

Por la magnífica emoción de agradecimiento que nos acontece cuanto entendemos todo lo bueno y extraordinario que se manifiesta en nuestra vida diariamente, aunque sea en las formas más mínimas, pero no por ello menos valiosas.

Por la certeza de saber que afuera hay un cielo, un mar, un lago, una montaña, una ladera, el trino de un ave, una noche estrellada que nos llama, nos recoge, nos abraza, que se une a nosotros y nos comparte su energía universal y mágica.

Por el pan de cada día, aunque sea un pan pequeño, aunque sea un pan de ayer, aunque sea un pan a medias, pero ya es un alimento sagrado para nuestro cuerpo, frutos del trabajo y del esfuerzo.

Por toda la bondad que nos rodea, aquella benevolencia innata del ser humano que se expresa en plenitud a través de hombres y mujeres compasivos, solidarios y generosos.

Por este cuerpo que aunque no es perfecto cumple con sus funciones y nos permite trabajar, estudiar, amar, producir, crear.

Por los seres que nos aman profundamente y están listos para abrazarnos con su perdón y su empatía; listos para dejarnos volar y para recibirnos; listos para sonreír y escucharnos.

Por la taza de café, o de hierbas aromáticas, o el rico cacao caliente que podemos compartir junto al amor, junto a un amigo, un hermano, un familiar entrañable que aún está vivo y nos quiere tanto.

Por la capacidad maravillosa para empezar de nuevo, para reinventarnos, reconstruirnos, reorganizarnos; para encontrar nuestra voz y retomar el camino.

Por la divinidad, que en cualquiera de sus formas o conceptos nos permite alcanzar los logros de la fe.

Por la oportunidad en este preciso momento para poder leer este texto y entender que hay infinitas razones para ser feliz; ya que si nos sentamos honestamente con un lápiz y un papel, nunca, pero nunca, terminaríamos la lista.

Manuel Vallejo Andreu.

Gracias, gracias, gracias.

Diciembre llegaste, y sigo aquí.

¿Qué pasaría?

¿Qué pasaría si al germinar la semilla el pequeño brote tuviera miedo al ver la luz del sol y se escondiera bajo la tierra? Es probable que nunca desarrolle su tallo ni pueda florecer, pero la naturaleza es osada, corre riesgos y el pequeño brote se aventura en la nueva experiencia de vivir bajo los rayos del sol recibiendo la brisa, la lluvia, el viento, el sol, a veces abrasante, y la constante visita de minúsculos insectos.

Desgraciadamente no podemos decir lo mismo de la raza humana, somos naturaleza, pero lo olvidamos en algún momento porque la osadía no aparece por ningún lado y jugamos a tener todo bajo control porque no nos gustan las sorpresas. Podemos predecir que un niño se transformará en adulto pero como lo hará, como serán esos instantes que lo llevan a la adultez es lo que hace interesante su crecimiento. Lo mismo sucede con la semilla, sabemos que será una flor, pero como será su color, la textura de sus pétalos, su aroma y el tiempo que nos acompañará no podemos predecir los detalles de la vida de cada uno. Y esa es lo más maravilloso que tiene la vida: Que nos sorprende a cada momento.

Crecer es atreverse… Osar… Lanzarse en esta aventura llamada vida… Gozar de ese ir abriendo una puerta nueva cada día… Vivir esperando la sorpresa. El gran regalo que nos ofrece la vida es la capacidad de sorprendernos día a día y nosotros rechazamos el obsequio por planificar todos los acontecimientos y convertirnos en controladores del tiempo.

Creemos ser felices poniendo orden a los sucesos de cada día y es así como impedimos el fluir de forma natural. Todo se programa, desde el nacimiento hasta la muerte… y en ese intertanto ¿Qué hubo? No se podría decir que vida porque la vida es algo que fluye como las aguas de un río y nosotros vivimos como las aguas de un pantano y así nos vamos descomponiendo… Perdemos el lazo que nos unía a la divinidad. Crecer es arriesgar, dejar morir la semilla para que nazca el brote y dejar morir el brote para dar paso a la planta y así al fruto para volver a ser semilla… Eso es crecer.

Alza tus brazos como ramas hasta el cielo y déjate acariciar por el Sol.

Empápate de lluvia y ensúciate comiendo un helado.

Permítete una desilusión por confiar en los otros.

Date permiso para olvidar a ese amor que no te quiso bien, pero atrévete a amar.

No seas una semilla oculta bajo la tierra porque no se atreve a salir a la luz.

Solo Crece.

Manuel Vallejo Andreu

25 de Marzo. Feliz Cumpleaños Rosemary

Hoy es 25 de marzo del año 2020, día cualquiera de la cuarentena por Covid 19, mi hija cumple años y nosotros hoy celebramos su vida.

Hace 24 años llegaste a nuestra vida y por allí en otro post les echo el cuento de lo delicado que fue su nacimiento:  https://rosamoreno1970.wordpress.com/2017/03/25/hace-21-anos/

Cuando llegaste a casa, empezó nuestra cuarentena.

Tú y yo habíamos pasado por esto, pero por distintas causas, llegamos y nos esperaba tu abuelo que estaba celebrando, te agarró en brazos y te bailó por toda la sala, a mi me saltaba el corazón, pero yo sabía que en mejores brazos no podías estar.

Hacía calor, era semana santa, yo venía de una cesárea super dolorosa con una herida transversal desde ombligo hasta el infinito, bromeo, pero era una herida inmensa hecha a lo rápido, casi nos morimos, tomabas teta 24/7, no dormías en la noche, nos tocaba a tu papá, abuelos mecerte en brazos para que al menos pudieras descansar. Esos días fueron rudos.

Lo cierto es que las familias por este lado del mundo tienen “costumbres”:  “que si hay luna llena no puedes salir si tienes una herida”, “que el niño no puede agarrar sereno antes que caiga el ombligo” y así otra series de cosas que nos obligó a un encierro preventivo avivado por tus abuelos paternos.

El televisor se me dañó, se puso de color verde, odiaba ver la tele de ese color, me tocaba encerrada en el cuarto contigo, con esa herida fastidiosa y dolorosa apenas podía caminar por la casa, todos me ayudaban. Además que como sabes quedé media loca por la anestesia y tenía un dolor de cabeza que ni te puedes imaginar, no sé cuántos días duró, pero fue horrible.

Fuiste y eres la felicidad de la familia, primera nieta, sobrina, y nuestra hija.

El amor era tal que tu papá se peleaba con tus abuelos por cargarte y cuidarte, cosas de locos, ellos apenas te despertabas te robaban de la cama, eres amada y siempre lo fuiste.

Lo cierto de la historia es que no botaste el ombligo sino casi hasta los 20 días, los cuales  no podía salir, nos encerraron por el sereno y la cosa… Yo con calor contaba los días, te limpiaba el ombligo, el día que se te cayó hicimos fiesta y terminó nuestra cuarentena,

Hoy 24 años después estamos juntas, en cuarentena de nuevo, tu televisor se puso en verde o azul, hace calor se nos quemaron los aires, y es casi semana santa… yo sigo estando media loca pero la herida sanó, (risas) ahora solo hay esperar que se le caiga el ombligo al mundo, que aprendamos, que seamos más humanos, la humanidad se ha vuelto un gran arroz con mango que no sabe lo que quiere, el poder se les subió a la cabeza, la maldad ha reinado como le ha dado la gana, no era este el mundo que quería dejarte hija, jamás me imaginé esto.

Hoy apenas me levanto leo las tendencias en twitter y no son nada alentadoras, Covic 19, Terremoto, Tsunami. Dios mío, paren al mundo, (El mundo se paró) aunque yo aún no me quiero bajar…

Hoy te escribo largo y tendido porque no es solo una felicitación, no es un momento feliz, es un momento preocupante, pero estando contigo todo es más fácil y más llevadero cuando todo esto pase quiero que vivas, seas feliz y resuelvas lo que tienes pendiente. Tu vida apenas está comenzando y aunque con muchas trabas sé que es para ser de ti una mujer mejor, más preparada y más consciente. Solo se feliz, solo se tú. Esto es un aprendizaje duro, pero necesario.

Querida “Se respira y se agradece.” Que no se te olvide por favor. Te amo mucho, perdóname por lo que no he podido hacer, por no ofrecerte un mejor mundo, un mejor planeta, perdóname, lo siento tanto. Tu juventud no ha sido fácil en medio de todo esto, pero has podido con el morralito de tantos inconvenientes que nos han sucedido.

Gracias por venir a mi vida. Todos tenemos un sentido para vivir, todos venimos a la tierra a algo, tu viniste al mundo para recogerme los platos y apagar la luz del cuarto … jajajajajaja no mentira estoy bromeando… Viniste a ser mi compañera, la que me saca de mis crisis de pánico, la que me ayuda a pensar, la que me lee el pensamiento, la que me CALMA en estos momentos, sin ti de verdad, esto resultaría duro, me habría vuelto loca, casi sin agua, poca comida, con ese virus afuera, este calor imperante, solo tú y tus locuras, tus cuentos, las cosas que lees y escuchas, la música que hay en casa, eres la alegría de este hogar, escucharte todo el día fuñéndole la vida a tu papá y el a ti le alegran la vida a cualquiera y se la activan … Los amo. Mi querida familia. Gracias.

Feliz Cumpleaños en Cuarentena mi Rose. Dios te bendiga siempre y gracias, muchas gracias por escoger esta familia y sobre todo por escogerme a mi. Eres MI Bendición … jajaja y no es jugando. Te quiero. Pase lo que pase, Sé Feliz. La felicidad son momentos, así que disfrútalos y no los dejes pasar

Tom y yo estamos agradecidos que nos acompañes y que hoy estés con nosotros. Eres buena hija, buena sobrina, buena hermana de tus primos, eres una buena nieta, eres una buena muchacha y estoy ORGULLOSA de ti. Te amo.

FELIZ CUMPLEAÑOS Rosemary Carolina Barrios Moreno. Vida, salud, éxitos y ¡Prepárate!

Te dedico esta canción https://www.youtube.com/watch?v=vFa3pNsHOoI&list=RDvFa3pNsHOoI&start_radio=1

Te doy la vida…

WhatsApp Image 2019-09-16 at 12.13.39 PM

Feliz Cumpleaños Rose.

 

 

Me estoy poniendo viejo.

– Te estás volviendo viejo -me dijeron-, has dejado de ser tú, te estás volviendo amargado y solitario.
No, respondí; no me estoy volviendo viejo, me estoy volviendo sabio.
He dejado de ser lo que a otros agrada para convertirme en lo que a mí me agrada ser, he dejado de buscar la aceptación de los demás para aceptarme a mí mismo, he dejado tras de mí los espejos mentirosos que engañan sin piedad .

No, no me estoy volviendo viejo, me estoy volviendo asertivo, selectivo de lugares, personas, costumbres e ideologías .
He dejado ir apegos, dolores innecesarios, personas, almas, y corazones, no es por amargura es simplemente por salud.
Dejé las noches de fiesta por insomnios de aprendizaje, dejé de vivir historias y comencé a escribirlas, hice a un lado los estereotipos impuestos, dejé de usar maquillaje para ocultar mis heridas, ahora llevo un libro que embellece mi mente.
Cambié las copas de vino por tazas de café, me olvidé de idealizar la vida y comencé a vivirla.
No, no me estoy poniendo viejo.
Llevo en el alma lozanía y en el corazón la inocencia de quien a diario se descubre .
Llevo en las manos la ternura de un capullo que al abrirse expandirá sus alas a otros sitios inalcanzables para aquellos que sólo buscan la frivolidad de lo material.
Llevo en mi rostro la sonrisa que se escapa traviesa al observar la simplicidad de la naturaleza, llevo en mis oídos el trinar de las aves alegrando mi andar.
No, no me estoy volviendo viejo, me estoy volviendo selectivo, apostando mi tiempo a lo intangible, reescribiendo el cuento que alguna vez me contaron, redescubriendo mundos, rescatando aquellos viejos libros que a medias páginas había olvidado .
Me estoy volviendo más prudente, he dejado los arrebatos que nada enseñan, estoy aprendiendo a hablar de cosas trascendentes, estoy aprendiendo a cultivar conocimientos, estoy sembrando ideales y forjando mi destino.
No, no es que me esté volviendo viejo por dormir temprano los sábados, es que también los domingos hay que despertar temprano, disfrutar el café sin prisa y leer con calma un poemario.
No es por vejez por lo que se camina lento, es para observar la torpeza de los que a prisa andan y tropiezan con el descontento.
No es por vejez por lo que a veces se guarda silencio, es simplemente porque no a toda palabra hay que hacerle eco.
No, no me estoy poniendo viejo, estoy comenzando a vivir lo que realmente me interesa.

Víctor Hugo

Hermoso poema de Víctor Hugo

guarico_adentro_72218784_2426142804150678_8803997133037091013_n (1)

El conejo encerrado

 “Una mañana nos regalaron un conejo de Indias. Llegó a casa enjaulado. Al mediodía, le abrí la puerta de la jaula, volví al anochecer y lo encontré tal como lo había dejado: jaula adentro, pegado a los barrotes, temblando del susto de la libertad.” (Eduardo Galeano)

.
Una mañana nos regalaron la libertad, nos abrieron los ojos, nos despertaron el corazón, nos reconciliaron con la vida, nos hicieron caer en la cuenta de que el cielo y el sol eran nuestros, de que todos los hombres y mujeres éramos hermanos y hermanas, de que la tierra es firme y el cielo es azul.

Complejos de años desaparecieron, prejuicios se esfumaron, miedos huyeron, cadenas y barrotes y cerrojos cayeron de un golpe seco sobre el suelo frío del calabozo.

Había llegado el día con el que tanto habíamos soñado. Se había colmado el calendario arañado a rayas en las paredes de la cárcel.

Se abrió la jaula y se hablaron el aire de dentro y de fuera que eran uno.

Pero el conejito de India no salió, quedó acurrucado en el rincón más lejano a la puerta, aún se le había hecho el calabozo más pequeño, pues no se atrevía ni a acercarse a la puerta por miedo a salir.

Temía el espacio abierto, temía el mundo incógnito… Temía la libertad… Estaba pidiendo con su postura encogida y mendicante que volvieran a cerrar la puerta para sentirse seguro, que lo protegieran con los barrotes, que le echaran el cerrojo, que le dieran la comida programada a la hora establecida, que limpiaran la jaula con cuidado y apagaran a tiempo las luces. quería seguir viviendo como siempre había vivido.

La seguridad seduce y engaña. ¡Quédate donde estás! ¡No cambies! ¡No abras la puerta! Y de ser posible, ni la ventana.

Que no entren aires nuevos, que no se oigan ruidos extraños. Una idea nueva es la mayor amenaza. El riesgo de la aventura paraliza al conejito de Indias. También paraliza la mente, la imaginación, la voluntad de quien no quiere arriesgarse y por ello no quiere pensar. El deseo de seguridad puede ser tan grande que llegue a justificar la cárcel.

El conejito no quiso salir.

Cárcel de pensamiento… Barrotes de costumbre… Cerrojos de rutina… Tanto más peligrosos cuanto más invisibles. Tanto más esclavizantes cuanto más tiempo llevan.

El conejo de Indias había nacido en cautividad, no conocía campos y prados, no sabía la alegría de perderse entre la hierba, de saltar matas, de buscar compañía, de saberse miembro y amigo de otros como él.

Solo conocía la seguridad monótona del piso cuadrado de su celda… Pequeña soledad de paredes iguales… Y allí prefería seguir antes que lanzarse a la selva de ruidos que sonaba de lejos. ¡Por piedad, dejadme en mi rincón…!

Allí te dejaremos, conejito querido, si así lo quieres… No te desterraremos a un mundo hostil, si no estás preparado para él.

Te cuidaremos y guardaremos mientras quieras… No te empujaremos a salir por la puerta abierta.

Pero sí aprenderemos de ti la lección de nunca acostumbrarnos tanto a los barrotes que cuando los quiten no queramos salir.
Carlos Gonzales Vallés.

 

La casa de las palabras

A la casa de las palabras, soñó Helena Villagra, acudían los poetas. Las palabras, guardadas en viejos frascos de cristal, esperaban a los poetas y se les ofrecían, locas de ganas de ser elegidas: ellas rogaban a los poetas que las miraran, que las olieran, que las tocaran, que las lamieran. Los poetas abrían los frascos, probaban palabras con el dedo y entonces se relamían o fruncían la nariz. Los poetas andaban en busca de palabras que no conocían, y también buscaban palabras que conocían y habían perdido.

1423176280817466

En la casa de las palabras había una mesa de los colores. En las grandes fuentes se ofrecían los colores y cada poeta se servía del color que le hacía falta: amarillo limón o amarillo sol, azul de mar o de humo, rojo lacre, rojo sangre, rojo vino …

firma0eg

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              Eduardo Galeano.

Cumplo 48 años.

48, Si y a mucho orgullo, llegué, hoy es 10 de mayo, amanecí, sigo viva, agradezco a mi creador, a mi familia y amigos por acompañarme en este recorrido, mi tren lleva mucha gente.

Estos 4 meses no han sido fáciles y llego a esta carrera con los pies llenos de ampollas, la espalda adolorida y casi doblada después de haber pasado por unos días intensos y dolorosos. Hoy me desperté muy temprano pues tengo demasiado que agradecer, mucha gente preocupada por mi salud, mucha gente moviéndose para mis medicinas, procurandome alimentos, dándome ánimos, y tranquilidad. Es en estos momentos cuando “un estoy aquí estoy contigo” suena maravilloso.

He conocido el amor en sus distintas formas, así como también la mala voluntad, la burla y la maldad de algunas personas, perdí a mi príncipe, si he pasado por cosas intensas, pero de la mano de gente maravillosa, Mis padres, Tom, Rose, hermanos, cuñados, y mis amigos, que puedo decir honestamente que EXISTEN. No he estado sola y si de alguna manera el dolor es aprendizaje, pues aquí estoy muy fuerte y aprendida para las que sean, en crisis se conocen los alcances que tenemos, pasé a mi segundo nivel de Salsa Casino, sé que aún no manejo todo muy bien, y que a pesar de mi caída de esta semana por no sostenerme bien, pues he logrado un deseo, que es aprender a bailar bien, allí voy , mi columna se resiente, pero no hay nada que me haga más feliz que esas dos horas, además que lo hago en compañía de mi hermano e hija, una experiencia sabrosa y acompañada de gente chévere y muy profesional a la hora de enseñar y de tratarnos, cosa que me agrada y me hace continuar, el don de gentes que tienen mis instructores.

Mi hija solo esperando “Acto de Grado”. Mi mayor alegría, en esta situación todo lo que se logra es un éxito, y agradezco a Rose, ahora vendrán más, lo sé.

Tengo unos ángeles terrenales que no han soltado mi mano, a ellos, mi más profundo agradecimiento.

Sigo en pie… El dolor, la falta de sueño y el estrés no pueden ganarme la partida, no se los permito, seguiré sonriendo, bailando y haciendo feliz a los que se me acercan, porque eso es lo que quiero recibir. A quien de alguna manera me desee mal le deseo todo el bien del mundo, y que pueda conseguir sanar su alma y quererse.

Hoy cumplo 48 años, Carajo … no saben cómo conté los días, después de escuchar tantas cosas y sentirlas,  seguir viva es una bendición. Ahora más delgada, con más arrugas, con mi cabello largo y lleno de canas, (el tinte está muy costoso y prefiero comer), he ido asimilando mis carencias y me mido por mis afectos, no es fácil, situación país recrudece y cada día se depaupera nuestra vida; bailaré bajo la lluvia entonces y si tengo que llorar pues lloraré, entendiendo que todo no puede ser tristeza y dolor, que en algún momento amainará y va a ser pronto, eso lo escribo y se lo dejo a nuestro creador, creo que ha llegado el momento de salir de esta tragedia, y darle poder a la palabra. Escampará y seguiremos remando, porque el agua ya está al cuello, pero bajarán. Tiene que pasar y sucederá. Quiero y deseo que sea más temprano que tarde, mi país no aguanta más.

A esta edad tengo casi todos mis deseos cumplidos, estoy feliz, a pesar de todo lo que acontece, me siento realizada, mis niños a quien enseño día a día me han dado grandes alegrías y un: te tengo una sorpresa “ Ya sé Leer profe ” es lo que más me emociona y me hace feliz, cada pedacito que se va de mi casa aprendido me da muchas satisfacciones, amo mi trabajo, a pesar que ahora solo me dé para pagar pasajes, no quiero dejarlos en el camino, los que tengo ahora solo tienen 6,8 y 10 años y quiero que se lleven un buen piso a su siguiente grado, veré hasta dónde puedo continuar. Pero eso me llena, cada carita, cada silaba dicha correctamente, cada vez que les enseño modales y valores, entran rústicos y salen bien formaditos, eso me llena. Ir dejando algo mientras vivo. Darles amor y que dónde me vean luego digan ella tenía carácter pero nos amaba.

Me siento bien, feliz conmigo misma. Me amo sobre todas las cosas y amo a los míos. Recibo mi edad con amor, recibo el tiempo que mi creador quiera ofrecerme, recibo el amor de todos ustedes, recibo y entrego de la misma manera. Solo quiero decirles GRACIAS por estar. Mil Gracias a todos mis ángeles acá en la tierra, a esos amigos incondicionales que sin importar cómo, ni cuándo, ni porqué, han entrado en mi vida diciéndome: aquí estoy contigo y no me voy a marchar y a los que se fueron también les agradezco  porque me han enseñado las diferentes caras de la amistad. Agradecida también con ellos.

Bendiciones, abrazos y besos…

webcam-toy-foto199

Gracias, te amo, lo siento, perdóname… Las cuatro palabras que sanan.

Feliz Cumpleaños para mi … Entendiendo que me amo como nunca y que así mismo amo a los demás que me hacen compañía en este trance que llaman vida.

755a9726f8b3dd384eb207bdd6c6f707

 

 

 

 

Ese animal interno que nos arrastra.

Somos animales pensantes, un día algo pasa y sorpresivamente en condiciones extremas nos convertimos en la propia bestia. Sacamos a relucir nuestros instintos, y entonces  todo razonamiento,  inteligencia, lógica y valores se nos olvida.Cuando tenemos hambre, celos, rabia, ira, venganza, nos convertimos en bestias.

Si , “bestias”, ese animal que somos bajo esta piel, ese reptil que muchos no sabemos manejar, ese rincón oscuro de nuestro espejo, y que a veces bajo presión es impulsado a actuar .

Es terrible cuando el único propósito que tenemos , es defendernos  para  poder sobrevivir.

A dónde voy con todo esto , vivo de cerca una situación extrema de escasez de alimentos, agua, luz y salud,  no hay recursos para medianamente vivir, entonces es  allí donde aparece esa fuerza irracional  para las que no estamos preparamos.

Cuando nuestra propia vida  y la de los nuestros corren peligro  interviene un fuerte elemento emocional. Y en estas circunstancias, y a falta de entrenamiento, reaccionamos arcaicos, nos volvemos territoriales,  agresivos y más  competitivos de lo normal.

Asusta, agota ver a mis coterráneos volverse animales , pero hay que sentir el miedo que da tener hambre y sed, y  enfermarse cuando no hay medicinas, ver morir a muchos de mengua  y más cuando somos madres allí nos volvemos fieras.

La inseguridad nos obliga a andar atentos, asustados, agresivos, a no confiar…

Mi despertar desde un tiempo para acá ha sido con el sonido de ráfagas al aire, esto para que las personas que están allí no saqueen unos centros de abastecimiento que quedan muy cercanos a donde vivo , se escuchan tiros al aire, golpes a las rejas  de los negocios,  gritos, eso me produce desesperación …  No es fácil.

Cuando veía las películas que nos hablaban del 2021 donde nos mostraban un mundo agreste donde no había agua, luz, donde no tendríamos jabón, donde andaríamos sucios y robándonos unos a otros las cosas y nos convertiríamos en unos desalmados, me asustaba mucho y decía no que va, como puede ser esto posible , bueno mis queridos amigos me está tocando vivirlo y les juro que no exagero,  quien lo iba a pensar.

Muchos ahora deprimidos, no estamos acostumbrados y no nos acostumbraremos a vivir sin dignidad, a no ser seres educados, me niego a perder mi racionalidad.

No les niego estoy asustada , mi hija fue robada , jalada por sus cabellos y cortada en la palma de su mano por otra mujer solo para quitarle un litro de aceite, una harina pan, una harina de trigo y un arroz y ayer supe de otras a quienes les han cortado hasta su cara.

Qué triste ver en lo que nos hemos convertido, en seres sin conciencia, en seres irracionales, en seres inhumanos.

No tenemos agua, según ellos fenómeno del niño. Los que alguna vez hemos estudiado sabemos que es falta de prevención , no se hicieron los correctivos a tiempo y muchos embalses están abandonados a su suerte,  sabemos que el fenómeno del niño interfiere por supuesto que sí, pero el no haber tomado previsiones al caso, nos pone en este desespero en el que ahora estamos.

Por supuesto a falta de agua, tampoco tenemos luz y nos tienen a base de racionamientos.

Somos una bomba de tiempo llenas de emociones, estamos cansados, agotados, sin medicamentos, con hambre y muchos con sed.

No existen las mínimas normas para decir que somos un país feliz.

Nos están llevando a perder ese hombre que se había civilizado con estudios y dedicación.  Ahora solo estamos sacando ese animal que llevamos por dentro.

Cuando nuestra vida corre peligro nos convertimos en seres básicos … defensa y supervivencia.

Les dejo acá un cuento, una reflexión

El hombre ermitaño

Se cuenta lo siguiente de un viejo anacoreta o ermitaño. Se quejaba muchas veces que tenía demasiado quehacer. La gente no entendía cómo era posible que tuviera tanto trabajo en su retiro. A lo que les contestó:

“Tengo que domar a dos halcones, entrenar a dos águilas, mantener quietos a dos conejos, vigilar una serpiente, cargar un asno y someter a un león.

No vemos ningún animal cerca de la cueva donde vives. ¿Dónde están todos estos animales?

Entonces el ermitaño dio una explicación que todos comprendieron.

Estos animales los llevamos dentro:

Los dos halcones, se lanzan sobre todo lo que se les presenta, bueno y malo.

Tengo que entrenarlos para que sólo se lancen sobre presas buenas…

Son mis OJOS

Las dos águilas con sus garras hieren y destrozan.

Tengo que entrenarlas para que sólo se pongan al servicio y ayuden sin herir…

Son mis MANOS

Y los conejos quieren ir adonde les plazca, huir de los demás y esquivar las situaciones difíciles.

Tengo que enseñarles a estar quietos aunque haya un sufrimiento, un problema o cualquier cosa que no me gusta…

Son mis PIES

Lo más difícil es vigilar la serpiente aunque se encuentra encerrada en una jaula de 32 varillas.

Siempre está lista por morder y envenenar a los que la rodean apenas se abre la jaula, si no la vigilo de cerca, hace daño…

Es mi LENGUA

El burro es muy obstinado, no quiere cumplir con su deber.

Pretende estar cansado y no quiere llevar su carga de cada día…

Es mi CUERPO

Finalmente necesito domar al león, quiere ser el rey, quiere ser siempre el primero, es vanidoso y orgulloso.

Ese es mi CORAZÓN

domar-animales-4-728

Tengamos la sabiduría, busquemos dentro de nuestro interior, revisemos las  experiencias,  nos toca pensar quienes somos, que queremos y sobre todo hacia dónde queremos ir.

No nos dejemos llevar por ese animal que todos llevamos dentro… busquemos nuestro ser racional y vamos a guiarlo con amor. Si dejas que sea el irracional te maneje, pues nada, seremos de nuevo el hombre de las cavernas y no estoy jugando ni haciendo humor con esto.

Es rudo, muy rudo el momento por el que estamos pasando. Sigo teniendo fe y esperanza y confiando en que todo tiene un final y un nuevo comienzo.

Pero

Y cada niño al nacer en nuestra época es indistinguible de los que nacían hace 20.000 años en las cuevas de Altamira. Manuel Carreira. 

Besos. Gracias por leerme… un abrazo de esta mujer que aún razona y no se ha dejado llevar por ese animal que vive en ella. Solo pido fuerzas para soportar sin desfallecer todo lo que aún nos toca. @rosmarymoreno

 

Las oportunidades …

 

Dicen que las oportunidades las pintan calvas.

Es triste verlas pasar y no hacer nada, nuestra vida es demasiado corta para andarse por las ramas o con medias tintas, claro eso lo aprendí después de haber dejado pasar muchas oportunidades y como diría Tom después de muchas Semanas Santas.

Cierto es que las oportunidades perdidas ni modo regresarán, y sabes cual es el motivo principal para perderlas: El Miedo que por supuesto es útil cuando nos alerta y nos prepara para un mal que se avecina, pero que cuando nos paraliza y nos hace huir, es allí cuando no es bueno, porque nos entorpece el camino a ser feliz y a conseguir lo que deseamos y necesitamos.

Las oportunidades también tienen fecha de Vencimiento. A veces, no te das cuenta que has cruzado una línea hasta que estás al otro lado. Y, entonces, ya es demasiado tarde.

 

Si valoramos cada detalle de la vida, si aprendemos a ver más allá de nuestros ojos, si no pensáramos tanto en el momento que se nos presenta , ¿qué es lo peor que podría pasarnos?  que las cosas no salgan bien, que sea un total desastre, que hagamos el ridículo, que nos digan que no, que no sea como esperamos  ¿y si así pasa que ? si así pasa pues hemos aprendido una lección, nos quedaría la experiencia .

El miedo es el gran enemigo de las oportunidades … No dejemos escapar los momentos que se nos regalan en la vida, tomemos nuestro tiempo, pensemos, no dejemos escapar las cosas de las manos. Las oportunidades muchas veces se presentan una sola vez en la vida, y si no tienes la sabiduría de verlo lo habrás perdido todo.