Así como en un berenjenal

Hola. Buen dia, amanece, respiro y agradezco. Así saludo en twitter, esa red social que aunque dicen es tóxica es la que me gusta para compartir a ratos y enterarme de lo que sucede en el momento, los televisores se me quemaron por los constantes apagones, y de todas formas, no vemos nada de lo que sucede, la programación es totalmente indiferente a los sucesos que acontecen a diario en este país. Así desinformados vivimos. Si no entramos a las redes sociales, en donde también hay que tener cuidado por la cantidad de noticias falsas que hay, no nos enteramos de nada.

El mes de noviembre resultó que vino empapado, pasado por agua, lleno de tormentas y lluvias, arrasó con todo lo que pudo, dejó victimas que lamentar y familias enteras sin hogar, las imágenes son desalentadoras, no sé cuando esa gente podrá recuperar lo perdido, si comprar o hacer cualquier cosa acá se vuelve como un risco al que hay que subir descalzo, difícil.

Es complicado comenzar, no me imagino quedar sin nada; lamento las perdidas humanas y de los animalitos. Muchas personas quedaron sin hogar, todo quedo sumido en barro.

Así mismo en otro lado cantan, bailan y suenan las gaitas, la navidad ya se vislumbra en anaqueles, plazas y calles de ciudades no comprometidas, se prendieron árboles, hay conciertos y pare de contar. Según aquel dijo un día «El Show debe continuar». Se acuerdan de aquella canción de Billo´s Caracas Boys que dice:

♫ Navidad que vuelve, tradición del año
Unos van alegres y otros van llorando

Hay quien tiene todo, todo lo que quiere
Y sus navidades siempre son alegres
Hay otros muy pobres que no tienen nada
Son los que prefieren que nunca llegara.♫

En eso he estado pensando en estos días y me produce una gran tristeza, bendita empatía. Quisiera seguir sin pensar en nada, pero no puedo. Se ayuda al que se puede, aún así queda un nudo en la garganta por todos aquellos que hoy se han quedado sin hogar, ponerse en su lugar no es fácil. Sea por lo que sea, perder duele. Pero la vida sigue «como siguen las cosas que no tienen mucho sentido» decía Joaquín Sabina.

Estoy recuperándome de un post Covid y de una arsenal de dexametasonas, hidrocortisonas y salbutamol, que me dejaron padeciendo de riñones, hígado y colon, estoy hinchada como sapito, ya estoy tomando medicamentos y haciendo dietas para mejorar. Posiblemente esté mejor para diciembre. Necesito deshincharme. El peso no me dejaba caminar y yo les decía a todos: el peso no duele y a mi me duele, resulta que estaba edematizada. Gracias a todos los que de mi cuidan y protegen. Gracias mis ángeles por estar. Así que como les explico, respirar, caminar y seguir, ya es bastante.

Y si, la vida es un berenjenal… «El origen de esta expresión tiene carácter rural, y hace referencia a las pequeñas pero bastante afiladas espinas que tiene la berenjena en el cáliz; lo que hace que si alguien las va a recoger y no tiene el suficiente cuidado y una conveniente protección puede salir bastante arañado y dolorido; por lo que hay que prestar atención al meterse en un berenjenal, pues en caso contrario puede tener negativas consecuencias».

Meterse en un berenjenal no es lo más agradable que puede pasar en la vida, en este momento pasamos por un berenjenal… Menos mal que su fruto es bueno y luego de recoger solo quedan algunos pinchazos y una buena cosecha.

Besos a todos y gracias.

DESVARÍO de un Insomnio

Agarro mi cobija, me arropo, me gusta su textura suave y fría… Mi cobija es importante, es la que me abraza toda la noche, para dormir feliz debo sentirme abrazada, que mis sabanas, cobijas y almohadas, estén limpias, suaves y que por ningún motivo raspen, que sean de algodón. Si se llega a salir un poco del colchón me levanto a arreglarla porque no puedo dormir sin la colcha puesta o el colchón al aire, a que viene esto, hoy ni siquiera eso me ayuda a conciliar el sueño, este dolor y calmantes no me dejan dormir, tengo dolor de muelas, las cordales, muelas del juicio, creo que nunca tuve juicio, ese juicio me lo está sacando esta muelita, una casi me mata del dolor, esta duele menos, si no tomo calmantes me duele y si los tomo no duermo. Van 3 y falta una.

Nunca tuve problemas dentales de joven, ahora es que sé lo que es un dolor de muelas ; lo cierto es que una cosa se cuela con la otra y mi cerebro tan eficiente solo comienza a pensar en vez de descansar, el aire con los apagones se volvió a dañar, lo arreglé, pero no enfría como antes, bueno es que ya es casi imposible, demasiadas veces, entonces me acaloro por las medicinas y menos duermo, me pongo a pensar que hay que arreglar esto y aquello en mi casa, en tu casa y en la casa de él, que la comida llega hasta tal día, entonces monto los almuerzos en mi cabeza, acomodo lo que voy a hacer, hago manualidades, doy clases, twiteo, todo allí acostada con los ojos cerrados, recuerden que hace años no uso móvil. Trato de respirar, abrir mis manos porque cuando me estreso las cierro, trato de descansar el cuerpo.

El cerebro – párate, escribe, busca el libro, lee, es que me presiona a despertar, estoy leyendo de nuevo el perfume, entonces él emocionado, cuando le gusta una lectura no me deja dormir hasta que no la termino, pero necesito dormir porque cuando no duermo en la noche, en el día no sirvo para nada, antes me costaba dormir, pero desde unos años para acá lo hago como debe ser, es raro los insomnios en mi. Me gusta dormir temprano, toda mi noche y levantar a primera hora.

Venezuela produce insomnios, a veces se siente como debería, luego algo sucede, todo se trastabilla, vivimos como al filo de un abismo donde en cualquier momento se siente caer, una rueda de la fortuna, una montaña rusa, pero de esas bien peligrosas. Un paseo oscuro porque nunca sabes a que atenerte y como te irá al día siguiente. Aquí la vida si te sorprende día con día.

Les dije que tengo sobrepeso, eso trae consecuencias a nivel de columna, duele. Pero más me duele la gente. Dejen de ser intensos con los cuerpos ajenos. Este fin de semana fui invitada a varias reuniones, y hubo de todo, desde gente que le gusto así, hasta gente que dice que si dejé de caminar para rodar, los ves y ellos están más gordos que tú. La gente no cuida sus palabras. La gente cambia, envejece, de alguna manera no seguirás siendo «el modelo», los cabellos se caen, salen entradas y canas. ¿Es necesario explicarlo? Aunque lo tengo claro y decidí seguir tranquila, las palabras hirientes a veces quedan, aunque yo me diga: es su basura, no te pertenece, es lo que siente por si mismo, no es tu problema, tu eres su espejo, por eso se ve tan feo, y así … Suelo reírme luego de eso. Y eso a esta hora eso también lo pienso.

Este Insomnio da para todo. Lo bueno este silencio me encanta para escribir. Ya son más de las 4 a.m. Esto es momentáneo, Tengo que esperar termine de salir la condenada muela, baje la inflamación y le diremos adiós.

El silencio de la noche, el sonido de un grillo, el respirar de quien duerme a mi lado, y esta pantalla blanca llena de letras… Eso es lo que soy hoy.

Pronto un rayo de luz se colará en la habitación. y amanecerá e igual estaré agradecida por sentarme a escribirles y hacer de un insomnio un rato ameno.

Me alegra tener este blog, Es bueno desahogarse.

Gracias por visitarme.

Rosa María.

Definición de felicidad

Hace unos momentos cayó un tremendo chaparrón, llovió como hace rato no lo hacía, yo corría por toda la casa sacando el agua que se metía por todos lados, limpiando, tratando de cerrar de alguna manera para que nada se mojara, afuera se escuchan truenos, sigo en lo mío, escucho un alboroto, es la algarabía y la risa de unos niños que corren por la calle mojándose sin preocupación alguna, escucho a las madres regañándolos » Que entren a la casa, que se van a enfermar»; me asomo, el agua subió de nivel porqué se tapó la tubería de salida, entonces veo lo que denominé al principio una definición de felicidad: una niña que aprovechó lo que parecía una piscina y se sentó a jugar con sus muñecas, si yo sé, lo primero que uno piensa: ¡Dios mío se va a enfermar, va a agarrar una infección! pero ella en su niñez, candidez e inocencia ve otra cosa, ella se está divirtiendo, ella ve una piscina, ella no ve peligro alguno. Es feliz sin más. Hace un tiempo yo también andaba en las calles cuando llovía, la diferencia es que donde yo vivía tenía una pendiente, así que hacía barquitos de papel que papá me enseño a hacer y los lanzaba calle abajo, no duraba mucho mi emoción, pero yo sé lo que siente esa niña, les debo la foto, como saben no tengo móvil, pero era lo que más deseaba en ese momento, dejar grabado algo tan especial. Quizá mañana o esta misma noche ella tenga un gran resfriado, pero quien le quita lo bailao. Que fácil es ser feliz cuando eres niño.

Rosa María Moreno.

Refugio

Y aquí seguimos, nada fácil en un mundo tan convulsionado, es así como nuestros problemas personales se ven tan pequeñitos ante tanta cosa que está pasando en este globito azul.

Un año 2022 que a todas luces nos demuestra que si algo tiene que salir mal saldrá. Guerras, virus, temblores, una humanidad con tanta gente deshumanizada, un mundo frío que ya habíamos visualizado en películas desde que tenemos uso de razón. Aquellos científicos, visionarios, videntes y creyentes, nos avisaban que todo esto pasaría. El mundo siguió su curso. Y aquí estamos…

Gente fuerte, según dicen, haciendo lo posible por sobrevivir, otros quizás de cristal, como los llaman, que no lo son, ellos solo se han volcado a sentir más.

Esos sentimientos que según dicen nos debilitan, son los que a veces nos salvan de ser peor de lo que somos, ángeles o demonios; ¿Puedes decir cuánto porcentaje tienes de cada uno si te lo preguntan? ¿Serías capaz de no hacer lo que tanto juzgas? de verdad hay arrepentimiento en lo que alguna vez hiciste mal. Preguntas que parecen tontas, pero no lo son.

Solo queda buscar refugio. Cada quien sabe cual es el suyo, tengo muchos y agradezco por eso.

Me desvivo por un buen libro, es mi refugio, ese libro que al menos tenga sentido, un abrazo de los míos, ver una sonrisa, ayudar, enseñar, saborear una comida como una hamburguesa, una torta de pan, un baño con regadera, una canción que llegue al corazón, una ropa de algodón, una cobija fría, una taza de café, un hijo, un gato, un perro, la lluvia, pasar tiempo con alguien que me agrade, ver series o películas, el calor de Benji a mi lado, desear y cumplir cosas. Dormir de largo y soñar bonito. Hacer y trabajar por cosas que me hagan feliz.

Sí, apreciar las pequeñas cosas de la vida, que no son tan pequeñas al final y te llenan un montón si sabes agradecer.

¿A cuántas personas le cambió al día de hoy su vida en un instante? No lo sabemos, pero por lo que se lee a muchas, han sido cuatro meses movidos y si no encontramos refugio emocional no aguantaremos lo que está por venir.

Hay cosas que no puedes cambiar, no está en tus manos, solo queda buscar un poco de paz, y hallar la esperanza. Cada persona sabe cual es su refugio. Es hora de entrar a él y hacer lo mejor que puedas con lo que tienes.

«Es que si prestas atención, si agarras los minutos y los miras fijo, te das cuenta que ellos se acobardan, se arrastran, se retrasan. Así que en definitiva qué es el tiempo, sino la vida pasando sin que nos demos cuenta.»Brando.

Te abrazo inmenso y trataré de volver por aquí. Encuentra tu refugio. «Aprovecha el momento»

oración de agradecimiento

A los que me quieren, me aguantan las quejas, las miradas tristes y el mal humor.

A los que me ven hermosa en el peor de mis días.

A los que me recuerdan el camino y me dan el empujón que me hace falta.

A los que me esperan cuando pierdo el norte.

A los que me sujetan cuando me caigo, me secan las lágrimas y me hacen nacer sonrisas.

A los que me miran y me ayudan.

A los que aguantan mi impaciencia.

A los que caminan a mi lado.

A los que me hacen pensar y me piden que de vez en cuando, frene esa máquina incesante que tengo en la cabeza y que no para nunca.

Los que se ríen cuando me equivoco, los que me buscan, los que me encuentran y los que siempre intuyen donde estoy, aunque esté perdida en un viaje interior.

A algunos les han bastado dos minutos para bucear en mi mundo y a otros mil años para arañarme el alma… pero todos han llegado a mis arterias.

A los que me han regalado su tiempo y el lujo de sus palabras, a los que me han visto de cerca y me han querido de lejos.

A los que me han dado un pedazo de cielo y han recibido de mi sólo una migaja, no siempre he estado serena, ni tranquila, ni en paz…

A todos, gracias.

Adaptación de un texto de Mercé Roura

A VÍSPERAS de noche buena

Hola es 23 de Diciembre de 2021, y son las 4 a.m. el insomnio me visita esta noche, intento no preocuparme y dormir, pero realmente no puedo, tengo muchos días con tos, tanto medicamento me tiene el estómago sensible, me duele, hice tantos planes para esta navidad y solo llegó hasta los arreglos de casa, que por cierto, me gustó como quedó.

De nuevo gripe, no he podido hacer nada de lo que planeé, lo haré luego, pero nada es igual a los días mágicos de la navidad. Me gusta celebrarla.

Estoy mejor, aunque algo cansada, hinchada y no tan animada, las cosas a veces no suceden como uno quiere,

Seguimos, respiramos, tengo hogar, una gran familia, un techo y esa cobija grande con que arroparme, un perro, y ahora 4 gatos, porque éramos mucho y parió la gata. Hace un año lloraba por la pérdida de Junior y hoy mi casa está llena de animalitos, por supuesto los gatitos ya tienen quien los adopte. Tener gatos es una experiencia fabulosa que no había vivido. Los gatos también son fenomenales, nos llenan de una energía que no conocía. Mi gata, que no es mía, pero que sigue aquí desde ese día que llegó raspando puertas, y no me arrepiento de abrirle, es mucho lo que me ha enseñado.

A vísperas de la Navidad sé que hice lo necesario para que la emoción de estas fiestas se sintieran, pero creo que la vida tenía otros planes. No logré lo que esperaba y eso pasa por llenarme de altas expectativas en un país dónde a cada rato llueven pescozones de realidad,  y baños con agua helada que a juro te despiertan y te dicen mija todavía no es… y así.

Escribo para no olvidarme que existo. Escribo para no volverme loca entre tanto silencio esta noche y tanto ruido en mi cabeza, escribo para saludarte a ti que me lees y que me regalas un poquito de tu tiempo valioso.

Feliz navidad, feliz noche buena, felices fiestas. Te abrazo y deseo de todo corazón que este año venidero podamos llevar a cabo de alguna manera lo que queremos.

Gracias por estar.

Mil gracias a ti.

Julio,agosto,septiembre…Octubre. Los días pasan. 2021

Entre apagones nos vemos, vengo a dar muestras de vida, seguimos, de alguna manera lo hacemos, el último apagón me quemó todas las pantallas de casa, desde las de las computadoras, hasta los televisores, bombillos que había recién comprado, me apagó hasta un oído de un dolor de cabeza que me dio, la verdad no me acostumbro a esta situación, la ansiedad y la preocupación corroen, si bien es cierto. no me he querido ir y ahora aunque pudiera, no lo haría, mi decisión es quedarme con mis padres y familia.

Venezuela no está mejor, nada funciona como es debido, si hay muchas tiendas nuevas, si hay muchos «emprendimientos» y sí, la gente tiene y debe seguir viviendo, cabe recordar que muchos en este país recibimos ayuda, por lo tanto, se nota en las calles, en los negocios, y por supuesto en la caratula del país.

Pero… Benditos peros, la luz se va a cada rato y hace poco, un mes o algo, tuvimos más de 4 días de apagón, el agua llega cada 15 días, la bombona cada dos meses y hasta más, debemos tratar que nos dure y estirarla lo más que pueda. En el apagón no tenía gas, por lo tanto tenía que esperar que llegara la luz o pedir favores para cocinar, el estrés de esos días no me ayudó, mi inteligencia emocional no llega hasta tanto.

Las colas para gasolina son hasta de 4 días, y nuestra vida se resume en esperar, quizás me dirán: Pueden protestar, pues si, quizás podríamos y nos meterían un tiro en la cabeza, y se acabó la protesta. Otrora la gente se molestaba que estuviéramos en la calle, mientras ellos se iban de vacaciones, nosotros permanecimos protestando, muchos dejaron la vida en esas protestas y aún hoy día no tienen justicia, la mayoría de los que querían esta revolución hacen vida en otro país y nos dejaron con su legado. «Agradecida por tan loable labor». Quisiera que no estuviéramos tan mansos, pero cómo le pides a otro que arriesgue lo que tu no arriesgas. Desde un teclado, desde otro país, esperas… No es fácil.

Acá hay que moverse, hay que trabajar, hay que buscar el sustento día con día, no tenemos tiempo ni de pensar, esta gente nos roba hasta las ganas, nos mantiene cansados, extenuados, enfermos, de tanta desidia. Contar solo para expresar, realmente no sirve de nada quejarse, ni decir que sucede, porque cada quien tiene una visión diferente. La mía es como la del venezolano de a pie que decidió quedarse y trabajar por lo que le queda, no es cuestión de valentía, ni de mucho menos, cada quien toma decisiones, quedarme fue la mía, aún así tengo derecho a expresar lo que siento y pienso de esta situación.

Venezuela es una cajita de sorpresas y vivo en ella. Bien es cierto que se consigue DE TODO, a unos precios de boutique, el turismo es para extranjeros, a nosotros se nos hace complicado movernos de un estado a otro, porque nos están regulando la gasolina por días y por litros, imposible viajar sino te calas un montón de días de colas y es por números. Es complicadisimo moverte en este país sino tienes dolares y aún así en el interior también debes hacer cola por la gasolina dolarizada.

Todo está dolarizado, y si no ganamos en dolares hace que se nos haga cuesta arriba vivir, si compras comida, no compras ropa, si compras ropa no puedes comprar zapatos, es un escoger diario, es un priorizar diario. Hay que ser muy resiliente para vivir aquí, o muy vivo, o muy enchufado…

Hoy me tambaleo, estar enferma del oído es tremendamente fastidioso, sordera, inflamación, dolor, tínitus, dolor… dolor… dolor, ahora mareo y como que si no tuviera alma en el cuerpo, he engordado más de 15 kilos por tratamientos que me han puesto, esteroídes y otros, estoy super hinchada, ahora la pregunta de todo los días es ¿Porqué estás tan gorda? Bendito sea Dios, la gente y sus manías de belleza, uno luchando con un dolor y ellos hablando de peso. Que si me como la comida de mi familia: Rose y Tom son delgaditos, su contextura es así, comemos igual pero ellos no engordan. La gente y sus burlas, la gente y sus traumas, la gente y sus carencias. Véanse su trasero y dejen de ver el ajeno. A mi la gente me parece bonita, sin traumas, me gustan las personas, no las peso cuando las veo, las abrazo y siempre les digo los lindas que están para mi, porque así es… Me gusta el ser humano como es.

Entre situación país, la gente y traumas, sigo. Esta vez estoy preparada, lo único que necesito es dinero para comprar ropita XL, aceptar, mientras procuro bajar este peso que me agobia, pero por columna. Estoy más pequeña, mis huesos se han descalcificado más de lo debido, preocupante si , pero se toman las medidas necesarias, ahora soy más pequeña y regordeta. Vaya que la vida es una tómbola.

Quieranse y cuídense, todo lo que pasa a nuestro alrededor afecta aunque no nos demos cuenta. Tomen mucha agua y vivan que la vida es una sola y dura poquítico.

Se les quiere. Me disculpan el chaparrón tan temprano, pero de alguna manera tenía que drenar y para eso existe este blog que por algo se llama: Rosa María y sus Monstruos…

Gracias por estar.

Un chamán y su sabiduría

¿Qué te dijo el chamán?

Que estoy jodida. Que me pasé de sombra!

y eso ¿qué significa?

significa que es tiempo de sanar, de vivir nuevamente,
dice que estoy saturada de realidad.

Que me excedí de crédula. No sé bien a qué se refiere.

¿y ‘ora? ¿Que vas a hacer?

pues me dio una receta, que pa’ olvidar, que pa’ desaprender.

entonces, tienes una enfermedad…

yo creo que si.

Me revisó y me dijo que tengo.
Vacío el tórax de amor por mi misma.
Que carezco de pasión.
Que me hace falta soñar.
Que la felicidad me abandonó cuando dejé de confiar en mi.
Que la voluntad se me acalambró de tanto no usarla.
Que tengo exceso de pasado, baja mi autoestima, elevado el rencor e insuficiencia de amor.

Con razón te dijo el chamán que estabas bien jodida.
¿Y cuál es la receta para tus males?

Deja te leo lo que alcancé a escribir…

hablaba muy rápido el viejo.
Que durmiera sobre lavanda
Que me de un baño de flores para sentirme hermosa y amada.
Que comiera miel para recordar lo dulce que es la vida.
Que me hiciera de comer, para recordar que también me tengo que consentir .
Que enmarcara mi foto y le encendiera una veladora , para no olvidar que estoy viva.
Que cantara en la regadera, para no tener palabras guardadas queriendo salir.
Que bailara sin zapatos, porque me hace falta conectarme conmigo y la naturaleza.
Que riera sin motivo, para no hacerme amargada.
Que diera vueltas hasta marearme, para recordar que todos los caminos no tienen que ser rectos.
Que jugara con mi perro, que por dentro sigo siendo una niña.
Que me llueva encima y me embarre de lodo, que abra los brazos para que me acaricie el viento.
Que vea el amanecer y el ocaso.
Que duerma bajo estrellas.
Que descanse en la playa.
Que suba un cerro.
Que nade desnuda.
Que viaje lejos.
Que perdiera el control.
Que acepte la vida.

Lo leí, me gustó y lo compartí … Si conocen el autor, por favor, háganme saber. Gracias. Los abrazo.

Y entonces 2021

Febrero 2021, Hola, los tenía abandonados, espero estén bien, han sido días con perdidas invaluables. Un abrazo para ti que me lees, que te mantengas sano, productivo y feliz.

El período 2020-2021 bastante extremo en todos los sentidos. Periodo de aprendizaje rudo. Seguir, cambiar lo que se tenga que cambiar, es la meta. De Venezuela, es poco lo que tengo que decirles, que ya no sepan, seguimos estancados, adormecidos y al parecer esperanza se escondió.

Abro mi ventana cada mañana, la de la cocina, para ver mi jardín, desde allí diariamente agradezco, porque desde mi cuarto dónde veía árboles, loros, cielo, luna, ya no veo nada, en mi patio mis vecinos han construido una pared de más de 6 metros que me tapó cualquier visualización. Extraño mi vista. Todo cambia, y algunas cosas, aunque no nos gusten, para bien, resulta que ahora dicen que estoy más protegida, soy claustrofóbica, estoy aprendiendo a vivir con esa gran pared allí, la casa está ahora más fresca y más oscura también.

Ahora tengo la compañía de una hermosa gatita que solo me visita pues ella tiene un hogar, llegó a casa poco después que perdiera a mi hey hey, y viene de a ratos, sobre todo en la mañana, se ha ganado un lugar en este hogar que no estaba acostumbrado a mininos, ella ha hecho menos ruda las ausencias, cuando tenga mejores condiciones y esté preparada, buscaré otro perrito, mientras Misu me hace compañía.

Misu la gatita vecina.

Enero ha sido rudo, de igual forma, uno siempre encuentra la manera de seguir adelante, he hecho cosas que tenía pendientes, hasta senderismo, por estos lugares hermosos de mi pueblo, ya que no he podido viajar por ausencia de gasolina, efectivo, virus y cuarentena, pues hay que hacer algo para no agobiarse.

Monumento Aristides Rojas. Los Morros de San Juan.

Todo está raro. Han pasado cosas, el mundo de cabeza, la gente sin saber que hacer, confusión, hay que seguir, no queda de otra.

Agradezcamos cada día, tratemos en lo posible de aprender de las lecciones que se nos muestran. Sé qué no es fácil, pero quizás no nos quede tanto tiempo…

Veré que cosas nuevas puedo traer por acá y cambiar un poquito el rumbo de este blog.

Igual siempre seguiré contando un poco las vivencias de un país en ruinas… Mientras pueda.

Saludos y muchas gracias.

Chao 2020

Chao 2020. Gracias por todo. Fue mucho lo que tuve que aprender.

Fue un año realmente complicado, en todos los sentidos, he vivido cosas que había deseado toda la vida. Soy tía abuela, ahora tengo unos seres pequeñitos que me alegran la vida, aunque sea por vídeos llamadas y fotos.

La crisis política, social y económica ha empeorado. Este año he tenido que aprender a vivir sin gas, inventando cada cosa para cocinar, mejor ni les cuento, fabricando cocinas eléctricas que se queman a cada rato, no cociné a leña porque me da asma, la luz a cada rato fallando, a veces nos quedábamos sin comer hasta que llegara la electricidad, con poca agua, caminando a todos lados, primero porque el carro sigue dañado, segundo no teníamos efectivo, tercero no hubo mucha gasolina, cuarto la cuarentena; la nueva normalidad con tapabocas me costó, pero ya me acostumbré a usarlo. Y si me preguntan, estoy muy cansada de la situación, no hubo fin de usurpación, y los proyectos se han vuelto sal y agua.

A pesar del miedo que sentí a comienzos del año pude superarlo. Agradecida de la ayuda de mis ángeles terrenales que siempre de alguna manera me acompañan he podido lidiar con la situación.

Aprendizaje mucho, agradecimiento mucho, no saben cuanto miedo he sentido y las veces que han querido volver la crisis de pánico. Lo bueno de todo esto que con respiración, la ayuda de los míos y un poco de atención a mi cuerpo, vida y alma, he logrado llevar muy bien el momento de crisis y angustia que nos ha tocado vivir.

Me vi todas las series posibles con mi familia, los tengo 24/7 y eso me ha llevado a entenderlos mejor. Fue fácil nuestra estadía en cuarentena. Peleas muchas, encontronazos bastantes, pero es normal en una familia que esto suceda y más en un encierro que nadie quería y dónde los planes y rutas fueron alterados.

Falleció mi hey hey , este año hice lo posible por salvarlo, fueron meses y meses de cuidado pero no aguantó, al menos murió tranquilo, eso gracias también a un ángel terrenal de México, un veterinario, que me ayudó vía Online a darle los últimos auxilios para que muriera sin dolor, no tuve que mandarlo a dormir, no me lo hubiese perdonado. Se hizo cuanto se pudo. Gracias también por eso. Ahora me adoptó una gatita que viene todos los días en la mañana. Es bonito y está bien.

Han muerto muchos amigos, personas conocidas y han pasado cosas terribles este año que te ponen a pensar en la maldad del ser humano, cosas que siguen sucediendo, el encierro por el virus como que sacó lo peor del ser humano, nada cambió, todo como que ha empeorado en cuanto a sentimientos, y pensar que si no aprendemos la lección será repetida, no quiero ser pájaro de mal agüero, pero seguiremos remando en aguas encontradas por largo rato.

Mis monstruos este año han crecido, pero no me he dejado llevar por ellos, miedo, angustia, desolación, tristeza, y esperanzas rotas han jugado un papel importante, aún así la fuerza de superación ha sido más fuerte, las ganas de seguir intactas y mi agradecimiento a la vida mayor.

Mi vista a la montaña, ver los loros en la mañana y ver la luna en la noche desde mi ventana del cuarto me ha sido arrebatada, mis vecinos construyeron una casa de tres pisos, me he calado un año de construcción, ruido, polvo, encierro. No sé como no he tirado la toalla, ahora tengo un muro de 6 metros en mi patio, eso es lo que veo ahora en la mañana, soy claustrofobica, imagínense, menos mal me queda mi jardín que veo desde la ventana de la cocina, extraño ver los loros, la luna en la noche, los pajaritos en mi ventana del cuarto, porque hasta la tuve que sellar mientras construyen, por el polvo. El asma regresó.

Engordé, tomé muchos anti alérgicos. Todo el mundo feliz por verme así, ahora dicen que me veía terrible delgada,que me veía fea, pero me sentía muy bien así, ahora ese peso ganado me pesa mucho en el cuerpo, me duele la columna, los huesos, y me cuesta más caminar, tendré que perderlos para volver a sentirme bien, ahora sé lo que piensa la gente y la verdad prefiero mi salud, aunque a otros no le guste verme así. Me gusta verme flaca, aunque gordita le guste a todos. Ni modo, no todos pueden ser felices.

¡Cuántas perdidas! Que año tan fatídico en cuanto a situaciones naturales. Cuántas personas sin hogar, cuántos migrando, unos saliendo, otros regresando, cuántos países en desgracia, cuánta hambre, cuántos sufriendo, cuántos enfermos, ¿cuántos? la cifra da miedo. La situación Mundial es caótica, el mundo está en guerra ideológica, social, política, y por supuesto de salud. La naturaleza también está recuperando espacio, y el orden pide regresar. Las estadísticas son aterradoras. El saldo es negativo y el mundo se debate entre el bien y el mal. Parece película de ficción, pero no lo es.

Les deseo un mejor año 2021, que tengan salud, quieranse mucho y quieran a los demás. No olviden llamar, buscar, y decirle a los suyos lo mucho que los aman. Abracen cuando puedan y con las medidas necesarias. Cuídense entre sí. Respeten al otro. Ayuden lo más que puedan.

Demasiado que contar para lo mucho que sucedió.

2021 seguiremos aprendiendo… Que la luz nos arrope y la paz nos acompañe. Es hora de despertar.

#Seguimos

GRACIAS por acompañarme y leerme.

Rosa María Moreno

29/12/2020.