Terminamos 2017

 

Si terminamos, ya sé que te vas, pero antes que lo hagas quiero decirte un par de cosas o quizás un poco más. Termino agotada y casi sin fuerzas, con una actitud nada triunfalista, porque a decir verdad, casi me arrastro, termino ajada, desgastada, y con el corazón roto, luché por todo lo que quise y lo hice con el alma, di todo lo que pude, me quebré el alma en el camino, dejé huellas, la tormenta fue fuerte, tus ataques y arremetidas fueron demasiado contundentes, viniste con todo, mis ropas terminaron desgastadas y los zapatos rotos de tanto caminar.

Terminamos, me caí tantas veces, me quitaste a personas que amaba con toda mi alma, te llevaste mucho de mí. El miedo, la angustia, la desesperación, la ira, la rabia, la desolación, el engaño, la traición, la violencia, el hambre, fueron compañía, las lágrimas como mar han brotado y hoy siguen haciéndolo, ¿pero sabes qué? me hiciste fuerte.

Me hiciste más fuerte 2017, no te voy a extrañar sabes, pero te quiero agradecer, porque la mujer que comienza el 2018 es quizá la mujer que hubiese querido ser hace unos años atrás.

Soy ahora el timonel de mi propio barco y a pesar de todo mucho más humana y con más ganas de luchar que antes. La vida sigue dándome lecciones y las de este año han sido las más duras.

Terminamos 2017. Hoy solo queda decirte que a pesar de las perdidas y de las faltas sigo en pie. Gracias por las enseñanzas.

Me pasan tantas cosas por mi mente, la madrugada de hoy pasó la película completa de todo este año, pero aquí estoy, aunque creo que mucho de esas balas que quitaron tantas vidas  también mataron un poco de mi interior, esas heridas sanarán el día que vea a mi país libre.

A ustedes que siempre me leen, les dejo un abrazo de paz con cariño y les deseo un mejor 2018.

Gracias por acompañarme. Mi maleta este año solo tiene el amor de los míos, no sé qué me espera en el 2018, pero espero que sea mejor que este y nos traiga la libertad tan anhelada.

Feliz Año Nuevo, queridos.

Gracias…

 

 

 

 

 

Fin de año del 2016. Despedidas y comienzos.

Acaba este año, al fin, y esperamos que comience el otro, esperando, siempre esperando lo mejor, sabiendo de antemano, por lo menos lo que a nosotros los venezolanos, nos espera. Por supuesto llevo en mis venas la sangre de mujer luchadora, seguiré acá en mi país trabajando para sobrevivir, buscando las maneras de comer, de vivir, de soñar, en esta situación país donde nos robaron hasta la felicidad, que si de algo tuve razón algún día fue de como terminaría todo esto.

Y no es que sea pájaro de mal agüero, solo soy una persona realista, debemos luchar muchísimo para restablecer libertades, derechos y nuestra democracia, que si no era la mejor, por lo menos era mejor que esto que ahora estamos viviendo.

Agradecer si carajo, tengo mucho que agradecer. Los míos aún me acompañan. He tenido experiencias maravillosas, he aprendido a sobrevivir en situaciones extremas, he llevado adelante a muchas personas entre ellas a mi muchachita a quien amo con toda mi alma y verla me dice que mi existencia no ha sido vacía, ni en vano, es una mujer maravillosa, mi mejor amiga, mi pana, pero también sabe que soy su madre y me gané a pulso su respeto, sin dejar de ser quien soy, por encima de todo. Es maravilloso contar con ella.

Tom viste finalizamos año y tú estás mucho mejor, sobrevivimos corazón. Te amotote, qué más te puedo decir, le hemos echado ganas a este año tan duro. Mientras me necesites y quieras estar a mi lado, allí permaneceré, en caso contrario, echemos a volar. Las libertades son necesarias en las parejas que se aman y se respetan.

Marilúz y Manuel padres sin ustedes mi vida no sería vida. Los amo por sobre todas las cosas, me quedo por y con ustedes. Ver a mi papá caminando, bien y sano es un regalo maravilloso de mi Dios. Ver a mi madre que este año me le ha tocado duro, porque ha trabajado como una burrita, pero allí está, aunque con una neuritis y aun así sigue de pie echándole ganas a la vida, a su edad, como no levantarme y seguir, si tengo unos padres fuertes y luchadores. Ellos han sido mi gran ejemplo de vida.

Mis hermanos y sobrinos a ellos todo mi amor. Los mejores hermanos, somos fuertes, seguimos y juntos podemos. Los Amo mis apéndices de vida.

Mis cuñados, cuñadas, sobrinos a todos mi amor por siempre. Mejor familia imposible.

A mis tíos y primos un abrazo inmenso. Gracias por estar.

Mis amigos esos hermanos que me regaló la vida. Ustedes saben quiénes son. Gracias a Dios son muchos y están a mi lado. Los amo.

Los amigos que se fueron, que desaparecieron de mi vida, que hoy no están, gracias también por todo lo que me enseñaron y por lo que tuve que aprender. Gracias mis experiencias de vida.

Los que apenas vienen llegando, a algo vienen a mi vida, por algo estoy en las suyas. Aprenderemos y ojalá sea para bien.

GRACIAS.

No les puedo decir que soy feliz, No lo soy, no mientras mi pueblo, mi país esté como esté, donde hoy hay gente comiendo en la basura, donde los muertos son la noticia del día, donde la gente se está muriendo de mengua, donde pasan las cosas más insólitas.

Mi bitácora daría tristeza si la hubiese seguido, mi Venezuela se muere de a poco. Mi gente se marcha del país, valientes los que se quedan sabiendo lo que les espera.

Logré metas este año a pesar de todo. No haré promesas pero espero cumplir algunas que dejé en el camino.

2016 no te olvidaré jamás porque cuanto he aprendido, que añito más difícil, pero cuando me has dado sobre todo a personas que valen oro y a las que siempre llevaré en mi corazón. Mi agradecimiento infinito.

2017 Bienvenido. Esta vez sin promesas, con el pedido de la libertad para mi Venezuela, que se cumpla con las leyes y se decida por el bien de todos.

Vamos… hojas en blanco. Hagamos nuestro futuro mejor. Luchemos por lo que queremos.

Dios con nosotros. Mil bendiciones. Gracias por leerme. Feliz año queridos lectores y gracias por acompañarme. Sigamos aprendiendo y que la vida me los trate bonito.

Amor, salud y felicidad para todos. @rosmarymoreno