Pasaporte de vida

Utilizo la música como pasaporte, la vida se ha tornado fuerte, no me he ido, no me iré, no por comodidad, no porque esté bien y pueda con el momento, pero ahora la situación de vida  compromete.

A veces toca esperar, he decidido vender pañuelos no pienso quedarme a llorar. Se cuándo amanece lo que espera en el día, apremia hacerlo llevadero, no me  prepararon para estos momentos, aun así me dieron las herramientas, entonces usándolas.

Pude observar y vivir durante días la soledad y la indigencia de muchos seres, tanto de dinero, como de enfermedad y sobre todo de corazón. Si no estás pegado a un celular puedes  observar con detenimiento lo que sucede a tu alrededor. Cuantas personas necesitadas, cuanto dolor, es allí donde te das cuenta que tú estás bien, que te hacen falta cosas, pero si tienes salud, compañía y amor, estás bien.

Comienza febrero y ya he vivido infinidad de emociones en apenas un mes y cuatro días.  El aprendizaje va rápido y yo con una escoba espantando la tristeza que se adhiere de tanto ver necesidades en otros y vivirlas.

Caminé y llegué en menos de cinco horas a pesar de tener más edad, estar menos preparada y peor alimentada pude hacer mi recorrido sin contratiempo y con una paz que hacía años no sentía.Quizá son las cosas que nos han pasado que nos hace seres más empáticos, claro solo a algunos porque otros se vuelven peor de lo que ya eran.

Lo que se hace con amor resulta siempre en milagros.

Mi padre nos dio un susto, tocó estar una semana en el hospital. Ya está mejor y recuperándose. Pero lo vivido en un hospital en esta época en Venezuela te deja marcado para siempre. Experiencias insólitas. Camas con colchones en el último estado, chiripas que pululan por todo el cuarto, tubos que se rompen en las noches cuando llega el agua e inundan el hospital, el agua rueda por los ascensores y escaleras,  al menos sirve para lavar las habitaciones que simplemente están sucias porque no hay agua, cargar con tobos de agua de los tanques para bajar pocetas y bañar enfermos, cero aire, no permiten ventilador y el calor agota. Aunado a que debes estar buscando las medicinas, cambiándolas, comprándolas a precios casi inaccesibles. La calidad de gente se ha perdido, pero aún se consiguen muchas personas empáticas que hacen la diferencia. Tocó piso 4 al menos mis piernas están endurecidas tanto bajar y subir escaleras, los ascensores cuando sirven son para los pacientes y personas mayores.

Gracias doy que mis vecinos de cuarto eran excelentes. Entre todos y en unión mantuvimos el orden y la limpieza, ayudamos a otros pacientes mayores que estaban solos, sin familia, abandonados a su suerte. Qué triste criar un montón de hijos y que luego no tengan tiempo ni amor para ti. Historias de vida y realidades que despiertan. Realidades duras muy duras.

Tanto que contar. Que de cosas pasan las personas que se enferman en este país y no tienen dinero para costear una clínica, porque los costos son exacerbados.

Me quedo corta, una cosa es decirlo otra vivirlo.

Ahora que le echen cuento a otra.

Un abrazo inmenso. Acá seguimos, estamos vivos. Amanece, respiramos, damos gracias.

Les deseo salud y buenas vibras.

El que quiere puede cambiar por lo menos el espacio donde vive. Besos. @rosmarymoreno

d07807a28aac7455599b1baa8d3cb850

 

Y entonces nos llega el otoño…

images (25)

Y entonces nos llegó el otoño…

Así decimos cuando asumimos nuestra madurez. Nos vemos en el espejo y cada día nuestras canas son más, las arrugas en nuestra frente y las paticas de gallina alrededor de los ojos, las inconfundibles ojeras y la piel ya no tan juvenil, entonces decides que también te ves bien así, y te sientes bien… y allí comienza el Otoño de la vida.

Necesario es cambiar y adaptarse a esta etapa, los árboles  cambian sus hojas para tener unas nuevas, Bueno así debe pasar con nosotros. Reconstruirnos para mejorar . Llega el momento que te despojas de lo banal.

Leí un poema Zen que nos dice: “Los árboles meditan en Invierno, gracias a ello, florecen en Primavera, dan sombra y frutos en el Verano y se despojan de los superfluo en el Otoño” 

Solo es eso, una etapa más y cada uno la lleva dependiendo de sus nubarrones, incertidumbres, fallas, temores, ansiedades, enfermedades y la felicidad que a bien tenga, ahora sin afanes y sin premuras … como vaya viniendo vamos viendo.

Dicen que después de la tormenta viene la calma y estoy convencida de ello. Es más la tormenta es necesaria.

No tengo prisas ahora, en esta etapa no solemos enraizarnos y ponderamos lo que realmente tiene que quedarse y estar en nuestras vidas, lo que nos hace bien, lo que nos ayuda, y nos da tranquilidad.

Ahora me caigo por andar corriendo… así que mejor aminoro la marcha o dejaré todo en el camino.

El panorama no está claro, seguimos dentro de la misma tormenta, luchando por cada día, por lo menos a los Venezolanos se nos hace terriblemente difícil, aun así creo poder sobrellevarlo… lo necesito y es lo que quiero.

Me encanta esa paz sosegada que trae el otoño a nuestras vidas,  aunque yo no podría ponerle un lugar a esta etapa, solo es un paso más, momento de cordura, de serenidad, de buscar los momentos tibios y perfectos.

Ya no me inquieto, cuantas cosas he aprendido este año, hace meses no sé lo que es un celular antes era como mi vida, mis redes sociales ahora son distracción y lectura no compañía.

Aprendí a quererme porque descubrí que no lo hacía, y ahora me siento súper bien conmigo misma. Cuando uno se acepta y se quiere recibe lo mismo de su alrededor. Es real que cuando tú te ves bien y te quieres, todos te ven igual. Autoestima.

” Uno certifica estar en el otoño dorado de su existencia cuando vive de forma espiritual sin importarle para nada todo aquello que tenemos dejar en nuestra partida. Es como una especie de comprensión interior, una forma de perdonarnos a nosotros mismos por todos los errores cometidos y, a partir de ese momento, a vivir la vida como si fuera el último día de nuestra existencia”. Pla ventura

Creo que mi aventura de vida ha sido muy buena y hasta ahora todo ha valido la pena.

Sonrío con complacencia, aún claro está tengo proyectos, ambiciones, sueños, afanes, amores, ahora y a pesar de todo es que tengo fuerzas para continuar… Flor de la vida que llaman.

Esta Señora de las cuatro décadas y un poquito más, decide vivir esta etapa lo mejor que pueda y así será…  Decretado… el paso de los años es inexorable, nadie lo puede detener, por tanto, entrados en el otoño de la vida se certifica haber vivido, es gozo para nuestro ser.

Mi vida marcha al ritmo que le impongo… No compito, no quiero hacerlo, no lo necesito.

Lo que tenga que llegar a mi vida llegará, en el lugar y momento indicado… Señor que se haga tu voluntad y no la mía.

La vida son como las estaciones, cada una tiene una cara que darnos y de cada una tomamos los que nos da: son esas lecciones de la vida las que engrandecen a los sensibles y empequeñecen a los miserables. Aniester

Ahora “no hay afanes que nos torturen, ni tampoco ambiciones que nos deslumbren. Ahora, un abrazo nos reconforta ; una sonrisa nos alegra el alma; un amigo nos ayuda a vivir; y si tenemos salud sabemos comprender que somos esencialmente ricos.

Esta es la diferencia que podemos encontrar desde la primavera ilusionante en que vivimos, al otoño donde hemos logrado la paz que andábamos buscando en nuestra errante vida”. Pla Ventura

Les abrazo  y les escribo con cariño desde esta tierra hermosa, llena de esperanzas, aunque se las quieran arrebatar, tierra de sueños, tierra de anhelos. Su amiga de siempre @rosmarymoreno.

 

P.D

Aún sigo enferma pero ya mejorando, aún me duelen las manos y el brazo izquierdo, y esos dolores en el cuerpo nada normales que da el virus, pero sé que con el favor de mi creador me sentiré mejor. Para los que todos los días me preguntan , estaré bien, porque estoy haciendo todo lo posible para estarlo.

Mil bendiciones a ti que me lees. Ten un excelente mes de Octubre y que cuando llegue tu Otoño espero que tengas unas raíces hermosas y luego te llenes de las más hermosas hojas nunca antes vistas. Se les quiere. Besitos

 

 

 

 

Y sin más llegó Noviembre

Así es llegó Noviembre , donde lo mejor que puedes hacer es dejar tu pasado atrás, eso si, recoge tus experiencias y vivencias, todo lo bonito que viviste, lo malo o lo olvidas  o  simplemente lo volteas al revés como una franela que ya no le quieres ver su dibujo o su logo o como diría alguien por allí  te haces el loco y finges demencia .

! Hola Noviembre ! , finalizó Octubre  y como lo predije sin ser bruja, me trajiste lo que me ofreciste y también lo que no te pedí, Aún así Gracias Octubre… siempre Octubre…. Ya es costumbre que cada vez que pasas arrasas y me dejas sumida en un mar de recuerdos y enseñanzas.

Pasaste rápido, pero como una tromba, dejaste un reguero por todas partes… A pesar de todo  ” Prueba superada” si se puede llamar así, bueno ya terminas , y me dejas con la esperanza de tener algo que ya es mío (Bien personal) , Me regalas tranquilidad y eso hay que agradecerlo .

 

Así como te di la bienvenida, hoy te despido Octubre… Hasta la próxima, y como siempre  ” Te saliste con la tuya ” Mes de decisiones, siempre parece un dejavú …

Noviembre sé que serás mejor, Octubre siempre agradecida contigo.

Hoy llueve, escucho Adelle, siento y entiendo que los días vendrán para mejor, que todo puede cambiar y  que mi país despertará en algún momento y decidirá un mejor futuro…

397571_622788327764390_359003307_n

 

Nacemos para vivir, por eso el capital más importante que tenemos es el tiempo, es tan corto nuestro paso por este planeta que es una pésima idea no gozar cada paso y cada instante…  “Facundo Cabral”

Un abrazo grandote a ti que me lees , feliz mes y muchas bendiciones @rosmarymoreno