Cuándo despedirse no es opcional.

Sentimientos que te mueven el alma, por ejemplo: Las despedidas… Un día quise aprender a soltar, jamás pensé que tendría que aplicarlo tanto y tan a menudo.

¿Cuándo se vuelven costumbres las despedidas? ¿ Cuándo duelen menos?

Reuniones dónde cada abrazo significa no sé cuando te volveré a ver,

¡Te vas! ¡me quedo! y la tristeza llena el ambiente, aunque todos sonrían por fuera. Y ver esos seres pequeñitos que solo podrás ver crecer por vídeo llamada y cámaras, porque algunos no podremos viajar.

¿Cómo se puede estar feliz viendo que este tipo de “viajes” se hacen por necesidad, por huir?

Y entonces vas siendo testigo de casas que se quedan vacías, y te vas quedando sin esa gente que pensaste que solo la muerte alejaría de ti.

Una de las peores cosas en la vida es ayudar a marcharse, recoger sus cosas, dar ese último abrazo. Ver al final esa casa vacía que muchas veces fue motivo de fiestas, tertulias de domingos y tardes de café.

Quisiera decir #Basta. Pero no está en mis manos, y seguiré despidiendo gente, amigos, familiares.

Solo queda hacerles sentir que no me afecta, que estaré bien, pero no se puede estar bien cuando poco a poco el vacío es más inmenso.

Debo agradecer que todavía mis pedazos de alma están conmigo. Que todavía no nos hemos separado, pero sé que si esto no acaba, tendrá que suceder, porque acá ya no se puede, la situación es precaria. Es entendible la migración.

Apegos … Una cosa es la que se escribe y otra cuando de verdad tienes que aprender a soltar.

Entiendo a cada uno de los venezolanos que están llenos de sentimientos encontrados, como se puede ser inteligente emocional cuando día a día, te toca lidiar con ausencias, con faltas, carencias y maldad. Emocionalmente nos tienen hechos trizas, fuñidos.

Las #DespedidasDuelen sean las que sean.

#Seguimos porque es necesario.

 

Si de algo sirve: hable, escriba, asista a un especialista, busque ayuda si siente que no puede con tanta presión, salga, camine, juegue, ríase, haga algo que le guste.

Por favor, no abandonen sus animales, déjelos en manos conocidas, déjenlos a buen cuidado, prometan y cumplan mandar para alimentarlos. Dejar un animal desamparado es como botar un hijo a la calle y estos animalitos después de criados en casa les cuesta mucho vivir en la calle

Pájaro del viento.

CF5by9zW0AAh0KW

Años en este ir y venir, cada llegada, cada partida, asumimos, vivimos, disfrutamos y luego a tristear un rato.

Esta montaña rusa que somos, sin principios, ni final.

Este papagayo multicolor todo reparado, remendado, ajado, que con cada entrompada que se da contra el suelo, le es más difícil levantar el vuelo.

Este papagayo no quiere preguntarse hasta cuándo será su vuelo, pero mientras esté volando y esté en el aire, hará lo posible porque siempre sea un vuelo bonito, paciente y en paz, sobre todo libre, y que todo el que lo mire solo tenga en su cara una sonrisa feliz gracias a él .

Para eso existe el papagayo para dar alegría y felicidad a todo aquel que se le acerca, pero él también necesita buenos tratos, mientras más lo cuides, lo repares y acicales más bonito será su vuelo

El papagayo necesita un viento “limpio” donde no se formen remolinos ni turbulencias que tornen difícil su  vuelo

El papagayo sabe porque ya conoce al viento que este cambiará de un momento a otro por eso remontó el vuelo,vuela hoy, porque mañana quien sabe. RM

Un cuentito corto para disfrutar. Gracias por leerme, regresa cuando quieras, abrazos y besos , su amiga de siempre @Rosmarymoreno

 

Encanto de una sola noche

Las cactáceas (Cactaceae) son una familia de plantas suculentas y, en gran mayoría, espinosas, conocidas en conjunto como cactos o cactus.

Un día te trajo a casa mi papá, te recogió por esos caminos por donde él se la pasa trabajando, estabas bien chiquitico, a mí me parecía que tener un cactus en casa no era tan bueno porque mi  niña se pincharía con sus espinas, te coloqué en mi jardín por un lado donde no causaras daño, con el tiempo fuiste creciendo,  así que tuve que trasplantarte en el patio, pasaron los años, mi papá siempre que llega a casa va a ver como has crecido, ” costumbre de padre e hija ” … la verdad que estabas altísimo casi 5 metros, por supuesto no se te podía ni tocar porque tenías demasiadas espinas, pasaron más de ocho años y realmente sobrepasaste tu tamaño, así que un día tomé la decisión de cortarte, con todo el dolor de mi alma porque no quería , estaba ligada afectivamente a ti, porque tú eras un regalo de mi papá.

En todos esos años no diste flores , ni frutos y mucho menos hijos, solo creciste …  entonces te cortamos , en dos partes porque eras muy grande, dejamos una parte a un lado y la otra la colocamos al final del patio para botarla cuando pudiéramos porque por supuesto con tantas espinas no podíamos echarte al aseo.

Y entonces sucedió algo a pocos meses de haberte cortado, decidiste darme unos hijos en uno de los pedazos.

La sorpresa me la lleve días después cuando vi que estaban saliendo unas protuberancias del pedazo que había arrojado al patio y que ni siquiera estaba cuidando, entonces vi que también decidiste regalarme flores .

Un día amaneció y vi una hermosa flor en tu tallo, Tu flor solo duró abierta  una o dos horas, no sabía porque había abierto tan poco, de la emoción lloré al ver tu hermosa flor, quizás de alegría , quizás con culpa …

Aún quedaban 4 sin abrir a los 3 días nos dimos cuenta que ibas a florear , era de noche , para nuestra sorpresa solo floreas de noche y solo duran tus flores hasta el amanecer luego se cierran y  mueren , “ encanto de una sola noche “ . Hermosas tus flores, unas belleza, luego te empezaste a secar.

Decidiste regalarme antes de morir tus bellas flores, después de tantos años. Siento tristeza por haberte cortado, es la verdad, pero era necesario o le caerías encima a cualquier persona, hoy me siento agradecida, me dejaste una enseñanza, un aprendizaje, una lección .

Con la poca agua y los nutrientes que te quedaban me diste 5 hermosas flores e hijos, aun cuando ya no te quedaba más nada que ofrecerme que solo tus espinas  y ni siquiera estabas enraizado.

Antes de secarte me enseñaste  ” el milagro de la vida ” …

“La naturaleza tiene sus maneras de enseñar”.

Lloré de alegría , de tristeza , de sentimientos encontrados, nosotros estamos vivos ,  quejarme por un dolor no ayudará a recuperarme y quejarme por la situación tampoco , cuánta razón tiene algunas personas al llamarme la atención.

dscf3257. Una de las tantas frases que obligan a la reflexión del libro: “Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado” de Odín Dupeyron ….

Filetas, poeta proveniente de la isla de Cos, escribió sobre los cactus : «Debe lamentarse quien haya perdido el afecto de una mula, por el temor a las heridas del cactus espinoso».

Quizás para mi es una señal, para ustedes solo un cuento de Rosa María, que a todo le saca una historia…  Sean felices y gracias por leerme . Los espero de vuelta , en esta que es su casa @rosmarymoreno