Buenas madrugadas decembrinas

¿Tu vida es como la imaginabas hace un año?

Hola, buenos días. Mi vida no es lo que imaginaba hace un año, quizás esperaba más, como siempre, pero está bien aunque podría ser mejor, eso si, pero uno toma decisiones que tienen consecuencias, quedarme es llevar a cuestas todo lo que eso conlleva. Lo bonito, seguimos completos y juntos, por lo menos en mi entorno, somos una familia que decidió quedarse a pesar de.

Las navidades conllevan un poco ansiedad y estrés; la cena, los presentes, vestirse, reuniones familiares. Al parecer este mes ha sido de madrugar, me despierto muy pero muy temprano para mi gusto, pero mejor porque así disfruto de cada día de esta navidad al máximo. Estoy planeando hacer las hallacas en familia como siempre y eso en cualquier parte podría no representar problema alguno, pero para nosotros los Venezolanos con esta inflación cuesta un poquito más hacer nuestra cena de navidad: Hallacas, pan de jamón, ensalada de gallina o de pollo. Creo que llegaremos hasta las hallacas, todo muy costoso, y no se imaginan todo el proceso para adquirir cada ingrediente, todavía no he probado un pan de jamón, ni nada navideño.

No, mi vida no es ahora como la imaginaba hace un año, pero he hecho lo posible y necesario para ello, siempre llevaré a que sea mejor, hasta que ya no tenga más que hacer en este plano terrenal. Mientras pues disfrutemos de los días, e intentemos que esta navidad nos sea placentera en unión familiar. Objetivo: Que todo nos quede sabroso, y que el compartir en familia no nos cause ansiedad y más trabajo de lo normal. Me lo tomaré con soda aunque tenga que respirar profundo.

Cuesta. todo en este pedacito de tierra cuesta. Si ustedes supieran lo que deseo se reirían: Que el agua llegue todos los días y no de noche cada 15 días, que me pueda bañar tranquilamente en mi regadera y no con potes, quien vive acá lo entiende, que no se vaya la luz a cada rato, que el Internet sea más rápido, que no tengamos que hacer colas de dos días para la gasolina, no, nadie se acostumbra a lo malo, lo hace por necesidad. Quiero fregar mis platos sin que se me acabe el agua del tobo. Que las cosas de uso personal no suban de precio tan rápido… Jajaja son muchas peticiones. Parecen tonterías, pero cuando no las tienes hacen falta, Disfruta tu regadera mira que bañarse con potecitos es demasiado tedioso, y es que si te bañas con regadera el agua se va más rápido y aquí hay que pasar la noche entera llenando pipotes. Por eso todo lo cuidamos más, porque todo nos cuesta.

Tengamos un buen lunes en lo posible. Seguiré con mi ajetreo navideño, buscando de alguna manera y a pesar del alto costo, sentarnos a la mesa a comernos esas hallacas con todo el gusto del mundo. Con amor todo sabe bien.

Cuídense, disfruten, amén y agradezcan. Hoy estamos, mañana no sabemos.

¿Tu vida es como la imaginabas hace un año?

Vida, aquí estoy.

A 29 días del mes de noviembre del 2019 sigo con mi bitácora.

He decidido tener una navidad bonita, dentro del caos que significa vivir en Venezuela, un país dónde la realidad y el espejismo se dan la mano, dónde te puedes encontrar con cualquier cosa, dónde nunca terminas de sorprender con los sucesos, dónde juegan con la psiquis y un poco más. Un país donde definitivamente tienes y debes ser fuerte.

Se me han ido las navidades ayudando a hacer hallacas (plato navideño venezolano) aquí y allá. Hemos decidido que no falte en nuestra mesa, en mi caso no hubo estreno, ni pude acceder a comprar regalos como otros años, o hago una cosa o hago otra, he engordado como 10 kilos  (no me enaltece) y los míos felices. Tendré que bailar mucho y hacer ejercicios en el 2020, pero con calma y con determinación, porque no es necesario estar bien para los demás sino para conmigo misma. Toda la vida queriendo adelgazar sin saber que a todos les gustaba gordita, la vida es una tómbola.

Cuántas cosas he aprendido este 2019, me dio hasta con el tobo, pero no más que a otras personas que la han pasado muy rudo, a ellas un fuerte abrazo.

Seguimos es un mantra que adopté al comenzar el año y me ha resultado. Agarro fuerza

He estado haciendo limpieza en casa, regalando lo que no necesito y botando lo inservible, quiero un mejor 2020.

Pensé en algún momento no podría con este año pero aquí estoy escribiendo, con una casa más acorde a lo que quiero y renovada con lo que se tiene a mano, con una familia que ha aprendido mucho, creo que demasiado, tengo el amor de los míos, y me ha pegado mucho la ausencia de otros, pero nada es completo. Sigo con planes a corto plazo porque aquí todo cambia muy rápido, la economía es un total desastre, aunque se haga ver lo contrario. País de espejismos. País de dobles realidades, país de bolívares manejado en dolares, oro y petros.

Quiero y haré que mi 2020 sea productivo. Mis deseos para ustedes: Vida, salud y sobre todo #Libertad tan necesaria para poder cumplir sueños.

El que quiere puede y yo puedo. #seguimos.

Feliz año mis queridos lectores, gracias por estar y leerme. El creador los bendiga.

Somos millonarios –>

poesias.y.letras_79135004_1406647899512579_3286709633436015343_n.jpg