Náufrago

Escuché a Ismael Serrano recitar este hermoso poema de Rodolfo serrano, y me gustó mucho entonces quise compartirlo con ustedes. Espero les guste . ♥ Besos

Mensaje encontrado en una botella

Hace ya siete meses, tres días y dos horas

naufragué en esta isla que no está en ningún mapa.

La primera semana lloré como un muchacho

asustado y el miedo vino a vivir conmigo.

Luego maldije a Dios los quince días siguientes.

Y me pasé tres días sin agua ni comida.

Los siguientes dos meses he añorado tu cuerpo

y soñado con el tibio roce de las sábanas.

Cada noche encendía hogueras en los montes

pendiente de que un barco pasara por delante

de esta isla maldita . Y en la playa he dejado

mensajes de socorro pidiendo que vinieras.

Arrojé cien botellas con mensajes urgentes.

Y durante tres meses aprendí que la vida

es un cangrejo, un fruto, el agua del torrente,

el sol que cada tarde pinta de rojo el agua.

Ya no siento temores. Recuerdo vagamente

que más allá del mar hay fusiles y espadas

y hombres que maldicen haber nacido un día.

Y que aquel mundo era una isla de monstruos.

Ayer me desperté cantando sin que nadie

me dijera: “Estás loco ¿A qué tanta alegría?”

Y cada tarde escribo en la arena unos versos

que borran las mareas y que de nuevo escribo.

Hoy he visto pasar un barco no muy lejos.

He apagado raudo la luz de las hogueras

y he borrado todos los mensajes de auxilio.

Afortunadamente el buque ha pasado de largo.

Rodolfo Serrano 

 

Y voló Mar adentro

En estos días escuché que alguien contaba una historia, me llamó mucho la atención y quise como siempre compartirla con ustedes , espero les guste.

Cuentan que unos marineros al embarcarse en un largo viaje, trajeron con ellos una jaula grande espaciosa, donde venía  un loro joven.

Los marineros lo trataban con el mayor cuidado y habían traído suficiente alimento y agua para él , así que todos los días le daban de comer,  beber,  lo mimaban muchísimo , realmente era muy apreciado por la tripulación, este barco navegaba mar adentro.

El loro estaba cansado de estar encerrado,se quejaba día a día, picaba a todo aquel que se le acercaba, y trataba de escapar cada vez que podía.

Los marineros no entendían porque el loro era tan rebelde e intentaban que se volviera más dócil. pero el no era feliz con nada , siempre estaba huraño, no hablaba, no cantaba y no aprendía nada de lo que le enseñaban, odiaba profundamente su jaula, no le gustaba estar encerrado .Un día el lorito aprovechó un descuido o quizás fue un marinero que quiso que se fuera porque lo veía muy triste y le dejó la puerta abierta, entonces el loro  ni corto ni perezoso alzo el vuelo.

Salió de volandillas de la Jaula y empezó a volar

Volaba , volaba , volaba solo veía  mar abierto, agua por todas partes, un mar azul inmenso, no conseguía un lugar donde descansar, voló kilómetros, ya no aguantaba , estaba oscureciendo, el seguía volando , muerto de cansancio con hambre y sed.

Como un milagro apareció una isla, que de tan oscuro que ya estaba no se precisaba bien y el se dijo:  al menos puedo descansar  allí , durmió en un palito seco que visualizó y se dijo quizás este será mi nuevo hogar, y durmió de tan cansado que estaba , al amanecer vaya sorpresa que se llevó , era una isla de arena con solo ramas secas, no había mas nada solo arena, mar y arboles secos .

Estaba muerto de sed y de hambre, allí el pobre se acordó de su jaula, de su comida , su agua, pero sobre todo de la cara de los marineros expresándole sus cariños y cuidados, empezó a extrañar sus voces y  la tristeza lo embargó.

Tenía libertad, podía seguir volando y ver si conseguía  otra isla con alimentos y agua más allá, pero no era eso lo que más le hacía falta, lo que más extrañaba era a ellos, los marineros, sus amigos que lo cuidaban y  en ese momento le tocó decidir entre su libertad y sus afectos.

Emprendió su vuelo , estaba muy cansado volaba y volaba y solo veía agua a su alrededor,  pensaba que lo último que quería ver era a ellos, a los marineros, y eso le daba fuerzas para continuar.

Al fin visualizó un barco a lo lejos , no sabía si eran ellos, pero emprendió rumbo hacia allí. Casi sin fuerzas llego a la popa, cayó al piso y se desmayó, pero antes logró ver su Jaula , aquella jaula que el tanto había odiado y  que en esos momentos , lo que más quería era estar allí.

Al despertar muy débil,  vio que estaba dentro de su jaula  y agradecía al infinito por haber regresado a ella , los marineros le dieron de comer y agua porque estaba débil, lo cuidaron por muchos días , hasta que el recobró las fuerzas., a él no se le ocurrió picarlos nunca más, les estaba agradecido, además los quería , por su parte ellos no volvieron a cerrar la puerta de su jaula , el podía entrar y salir cuando quisiera., desde ese momento, él se dio cuenta que allí estaba todo lo que el quería y realmente  necesitaba.

Allí estaba su Hogar .

” Hogar es donde está tu corazón “

Hogar sitio de encuentro, de partida y de llegada. Donde siempre habrá una palabra, donde siempre te esperan, es el lugar de los recuerdos, comidas, olores, música, risas y tristezas,  también peleas y enojos, es dónde tu corazón se sienta conforme, Cualquier lugar, momento o persona con la que puedas ser tú mismo sin miedo a ser juzgado: a eso puede llamarse hogar.

Un abrazo fuerte, espero les guste la historia y la compartan . Gracias por leerme . @rosmarymoreno