Solo correr.

Después de muchos días de lluvia, llegó un día soleado, después de la tempestad viene la calma dicen, pero han sido días de dolores de cabeza intensos, de ansiedad por un futuro que no premoniza nada alentador, incierto, quizás se ahoga en un vaso con agua y no ve que sigue existiendo esperanza, sus sentimientos ahora desordenados, nada funciona como debe ser, cada vez es más complicado, se siente emocionalmente cansada, tanto que físicamente empieza a flaquear. No se puede ser raíz o tronco toda la vida sin algo que le sustente, las fuerzas le agotan, el sueño como escape, las piernas pesadas …

Correr, quiere correr, sus huesos no la sostienen, le pesan, le duelen, se siente cansada. Sabe que como ella cientos, miles, millones… (algunos ya han agarrado camino, ese camino que no a todos trata bien, más necesidades, más angustias, pero  al menos llevan  la esperanza de un futuro mejor).

El cuerpo a cierta edad se vuelve autoritario y caprichoso, se levanta de madrugada, casi insomne, en esa oscuridad y piensa ¿porqué no puede dormir como los demás hasta tarde? sabe que necesita dormir, envejecerá más rápido si no lo hace, y así conversa consigo misma, cavila, abre la lapto, lee las noticias, los mensajes dejados en bandeja de la noche anterior, le da tanto miedo pensar ¿Qué hará hoy? ¿Será que le alcanzará con lo que tiene? ¿Le llegará el agua?¿ Le quedará  gas para la semana? ¿Cuántos días le quedan con comida? ¿Cuánto tiene para la semana? las preguntas la golpean, la atropellan, van y vienen, sin ningún orden. Y late su corazón un poco más rápido , se siente desfallecer, siente que no da más… Recuerda que ha soñado y lo trae a su mente para sentirse mejor.

Ha soñado, quiere quedarse en ese sueño, no quiere despertar, el mar, sueña con el mar, ese mar azul, en calma, y nada, nada en él como siempre lo ha hecho, esta vez no lleva nada puesto y no le importa, disfruta de la libertad de su desnudez y de ese mar, que no se acuerda si era frío o estaba cálido. Solo que le daba paz y tranquilidad, no recuerda porqué fue que se despertó, pero vuelve a su realidad, su pensamiento solo la deja escapar un rato, no puede hacer nada más para continuar evadiendo.

Sabe lo que ha sucedido, entiende lo que le ha tocado vivir, no se siente responsable, no es su culpa, ha hecho todo lo que ha estado en sus manos para evitarlo, ahora debe ser positiva dicen, no se le permite caer, calmarse, dicen que se calme, divaga, siente vértigo, se mira en el espejo, las ojeras se acentúan en sus ojos. ¿cómo se resigna? intenta no ceder, ni al momento, ni al tiempo, ni a la situación, que posibilidades tiene de despertar un día y enterarse que ya no más, que acabó, que al fin son libres ¿Que posibilidades? ¿Hasta cuándo?

Hay días que solo quiere correr, correr y correr, para escapar de esa realidad, que aunque lucha mucho por cambiarla, por momentos le abruma.

¡Ya pasará, se dice! por ahora solo le queda asumir que por momentos no es de hierro, es humana y por lo tanto, se resiente.

En algún momento llega la calma, el dolor no es un estado natural, es tan solo un aviso de lo que hay que cambiar. Todo aquello que no traiga paz, hay que dejarlo pasar, el aire limpia y mueve las hojas pero no habrá de quedarse“. Insight/fb

 

 

 

 

 

Un día después del 23

 

Anoche hubo lluvia, tormenta eléctrica, truenos, vientos  y hasta centellas, pensé ¿oye será que de verdad se acaba el mundo hoy?  Me bañé con agua bien tibia, me puse la ropa de dormir que más me gusta y a otros no, o sea la más vieja, la más fea, me arropé, me puse bien cómoda, di gracias por todo, me reí, de igual manera nuestra vida se ha hecho lo bastante complicada y si no es por tanta gente buena que aún existe en el mundo, pues no sé qué sería de nosotros.

La noche anterior había tenido insomnio, unos de mis mejores amigos de vida, que ya falleció, cumpliría años y en vida siempre se me olvidaba su cumple, así que como cosa rara me despertó en un sueño para recordármelo, así mismo mi otro papá, mi suegro, que ya no está, también cumplía años, así que les dediqué mi insomnio, les hablé, les recé y los recordé bonito, como ellos lo fueron conmigo.

Me levanté el 23 con ánimo, no estaba cansada de la noche anterior y pase un buen día, si bien es cierto, estoy muy consternada por todo lo que sucede en el mundo, todo este movimiento de tierra, todo este desastre con el clima, todos estos cambios que hoy tiene la madre tierra es gracias a todos nuestros desmanes, sabíamos que vendría un cambio necesario, pero nosotros lo hemos acelerado.

Me duelen, sabes, siento empatía por todos esos seres que hasta hoy han perdido familiares, amigos y bienes, saber que su país se desploma, pero también he visto como de sus ruinas se levantan, sobre todo México a quien le tengo especial cariño y me siento conectada por los muchos amigos y familiares que hoy tengo allí. México Lindo y querido, Fuerzas. Los amo.

Hemos tenido un año bien complicado, pero septiembre 2017 nos ha sorprendido como le ha dado la gana, aún faltan unos días para que termine y lo que da es terror, pero bueno, nada, la vida sigue y con ella nosotros. Unos con Socialismo, hambre y miseria, otros con terremotos, con huracanes y un sinfín de males y el hombre completa con sus atentados y con sus pruebas nucleares, una total locura, 2017 no nos ha tratado con cariño, pero hay sobrevivientes.

Así que anoche, después de un día caluroso y en familia, donde leí cada cosa que pasaba en esa bolita llamada mundo, me dispuse a dormir. Y cómo les dije al principio comenzó de repente una tormenta horrorosa, sonaba el viento, y llovía fuerte, recordé que ayer se acababa el mundo, sonreí, como si fuera poco lo que nos sucede, me arropé, me puse bien cómoda y di las buenas noches, si algo pasaba, que me tomara bien dormida y agradecida.

Desperté y ahora les escribo: Amaneció, dormí sabroso, anoche en muchos días no hubo sueños, ni pesadillas, ni preocupaciones. Dormí.

Sé qué desperté en el mismo lugar, con los mismos problemas y con este régimen que nos está matando poco a poco, ayer vendió en su popular bolsa: harina en mal estado con gusanos y gorgojos, leche líquida vencida y poquísimos productos que apenas alcanza para una semana y que venden mensual y costosa, si señores como en Cuba, no se si peor…

Ayer la impotencia me mataba,  a veces no tengo fuerzas, a veces me desespero, pero hay gente que me ayuda a levantar, a no decaer, a no morirme de un infarto, por eso debo agradecer y continuar.

Buen Día Cariño.

Gracias por leerme.

Un nuevo día, una nueva oportunidad.

Nosotros seguimos en los juegos del hambre, donde sobrevive el más fuerte y solo se puede sobrevivir siempre desde el amor, desde la fe, desde la esperanza y de la manera como tomemos las cosas. Vamos sigamos, recojamos las piedras, hagamos un castillo.

@rosmarymoreno.

Esa Noche.

La Noche

Noche inequívoca, inaplazable, oscura

Que llena la vida y alimenta soledades

Negra noche sin luna, sin estrellas.

Sin certezas.

Noche inquieta, callada, serena

Solo se escucha el grillar

Noche apagada, su lucidez quedó atrás

Oscuridad perenne.

Se escucha el Tic-Tac del reloj

Espero pacientemente que amanezca

Aunque el tiempo se demora, pasa lento

Para quien parece que va a desfallecer.

Los grillos, el tic tac, de pronto se siente una brisa fría

Para completar la nostalgia y la espera

Comienza a llover, la noche se nubla

El corazón se acompasa.

Ahora más oscura, lluviosa y trémula noche

Se alegran los sapitos, empiezan a croar.

Ese ruido que hacen por un rato te acompaña

Luego silencian otra vez tu soledad.

Suenan las gotas en el techo y en medio de ese silencio

Sientes, escuchas el suave palpitar de tú corazón.

Acompasado, rítmico, vivo.

Entra una brisa, un viento helado

Te eriza y te hace temblar.

Silencios que ensordecen

Oscuridad que amenaza con quedarse

El reloj que sigue midiendo el tiempo

Tic tac, tic tac

Qué oscuridad tan mordaz.

Pensamientos que se alborotan

Ellos siempre hablan de más, te acarician, te rozan

Te dicen que ya jamás, luego te llenan de esperanzas

Te dicen que quizás.

Esos pensamientos negros hasta trágicos de una noche de soledad

Sientes que te ahogas, te levantas a caminar, a tomar agua, miras por la ventana

Esperas ese rayito de luz, quieres que empiece a clarear

Noche, noche oscura… ¡Termínate de ir ya!

89069391ac7743177731e2ac581d6c49

 

 

 

Rosa María Moreno

Viernes

Es viernes

Hace frio. Llueve, truena y relampaguea.

Ya las calles se están quedando vacías, y oscurece.

La neblina empieza a descender, escucho música suave,

Un vino me acompaña.

Abrigada , calientita.

¿Què me hace falta ?

Si claro…

¡Solo  Me faltas Tù ! ♥

@rosmarymoreno