Solo correr.

Después de muchos días de lluvia, llegó un día soleado, después de la tempestad viene la calma dicen, pero han sido días de dolores de cabeza intensos, de ansiedad por un futuro que no premoniza nada alentador, incierto, quizás se ahoga en un vaso con agua y no ve que sigue existiendo esperanza, sus sentimientos ahora desordenados, nada funciona como debe ser, cada vez es más complicado, se siente emocionalmente cansada, tanto que físicamente empieza a flaquear. No se puede ser raíz o tronco toda la vida sin algo que le sustente, las fuerzas le agotan, el sueño como escape, las piernas pesadas …

Correr, quiere correr, sus huesos no la sostienen, le pesan, le duelen, se siente cansada. Sabe que como ella cientos, miles, millones… (algunos ya han agarrado camino, ese camino que no a todos trata bien, más necesidades, más angustias, pero  al menos llevan  la esperanza de un futuro mejor).

El cuerpo a cierta edad se vuelve autoritario y caprichoso, se levanta de madrugada, casi insomne, en esa oscuridad y piensa ¿porqué no puede dormir como los demás hasta tarde? sabe que necesita dormir, envejecerá más rápido si no lo hace, y así conversa consigo misma, cavila, abre la lapto, lee las noticias, los mensajes dejados en bandeja de la noche anterior, le da tanto miedo pensar ¿Qué hará hoy? ¿Será que le alcanzará con lo que tiene? ¿Le llegará el agua?¿ Le quedará  gas para la semana? ¿Cuántos días le quedan con comida? ¿Cuánto tiene para la semana? las preguntas la golpean, la atropellan, van y vienen, sin ningún orden. Y late su corazón un poco más rápido , se siente desfallecer, siente que no da más… Recuerda que ha soñado y lo trae a su mente para sentirse mejor.

Ha soñado, quiere quedarse en ese sueño, no quiere despertar, el mar, sueña con el mar, ese mar azul, en calma, y nada, nada en él como siempre lo ha hecho, esta vez no lleva nada puesto y no le importa, disfruta de la libertad de su desnudez y de ese mar, que no se acuerda si era frío o estaba cálido. Solo que le daba paz y tranquilidad, no recuerda porqué fue que se despertó, pero vuelve a su realidad, su pensamiento solo la deja escapar un rato, no puede hacer nada más para continuar evadiendo.

Sabe lo que ha sucedido, entiende lo que le ha tocado vivir, no se siente responsable, no es su culpa, ha hecho todo lo que ha estado en sus manos para evitarlo, ahora debe ser positiva dicen, no se le permite caer, calmarse, dicen que se calme, divaga, siente vértigo, se mira en el espejo, las ojeras se acentúan en sus ojos. ¿cómo se resigna? intenta no ceder, ni al momento, ni al tiempo, ni a la situación, que posibilidades tiene de despertar un día y enterarse que ya no más, que acabó, que al fin son libres ¿Que posibilidades? ¿Hasta cuándo?

Hay días que solo quiere correr, correr y correr, para escapar de esa realidad, que aunque lucha mucho por cambiarla, por momentos le abruma.

¡Ya pasará, se dice! por ahora solo le queda asumir que por momentos no es de hierro, es humana y por lo tanto, se resiente.

En algún momento llega la calma, el dolor no es un estado natural, es tan solo un aviso de lo que hay que cambiar. Todo aquello que no traiga paz, hay que dejarlo pasar, el aire limpia y mueve las hojas pero no habrá de quedarse“. Insight/fb

 

 

 

 

 

Anuncios

Ella

Ella es voraz y veraz, dos virtudes
que amo y que son mucho más que
un juego de palabras.
Ella vuela, con las piernas abiertas,
y me lleva tan alto que hace tiempo
que perdimos el miedo de caernos.
Ella me hace sonreír, incluso cuando
no toca. Y cuando toca, toca rugir
y celebrarlo a carcajadas.
Ella es un misterio de seda,
un escándalo de tejados no apto para
propensos a marearse en las alturas.
Verla comer con apetito de náufrago,
oírla reír o gemir como mil primaveras,
saborearla hasta el exceso.
Tocar, de su misterio, el terciopelo.
Que, de repente, le de un ataque de
amor y se vuelva el koala más sexy
de esta selva.
O que te mire como ella mira, te vea
guapo y se te borren de la cara todas
las derrotas reales o imaginarias.
Cuando se agarra a mí como a un
tablón en alta mar. Y en realidad
me está salvando.
No sé por qué le llaman polvo,
si con ella es luz y fuego y aire,
y la tierra queda siempre tan abajo.
Ella está hecha de un material tan
especial, que te cambia la vida
cuando la tocas.
Abrazarla desnuda es como bailar
en el aire, sin más música que la
que vamos improvisando al respirarnos.
Abrazarla, desnuda, es remar contra
el tiempo y ganarle.
Ella tiene un sólo defecto: Yo.
Y hasta eso le queda bien.

Autor: Carlos Salem

11227884_1027482473928781_5639148020229474917_n

Náufrago

Escuché a Ismael Serrano recitar este hermoso poema de Rodolfo serrano, y me gustó mucho entonces quise compartirlo con ustedes. Espero les guste . ♥ Besos

Mensaje encontrado en una botella

Hace ya siete meses, tres días y dos horas

naufragué en esta isla que no está en ningún mapa.

La primera semana lloré como un muchacho

asustado y el miedo vino a vivir conmigo.

Luego maldije a Dios los quince días siguientes.

Y me pasé tres días sin agua ni comida.

Los siguientes dos meses he añorado tu cuerpo

y soñado con el tibio roce de las sábanas.

Cada noche encendía hogueras en los montes

pendiente de que un barco pasara por delante

de esta isla maldita . Y en la playa he dejado

mensajes de socorro pidiendo que vinieras.

Arrojé cien botellas con mensajes urgentes.

Y durante tres meses aprendí que la vida

es un cangrejo, un fruto, el agua del torrente,

el sol que cada tarde pinta de rojo el agua.

Ya no siento temores. Recuerdo vagamente

que más allá del mar hay fusiles y espadas

y hombres que maldicen haber nacido un día.

Y que aquel mundo era una isla de monstruos.

Ayer me desperté cantando sin que nadie

me dijera: “Estás loco ¿A qué tanta alegría?”

Y cada tarde escribo en la arena unos versos

que borran las mareas y que de nuevo escribo.

Hoy he visto pasar un barco no muy lejos.

He apagado raudo la luz de las hogueras

y he borrado todos los mensajes de auxilio.

Afortunadamente el buque ha pasado de largo.

Rodolfo Serrano 

 

Entonces Mar y Luna

 

Entonces Mar: 

Va desde un azul intenso hasta llegar a verde, tan suave que tranquiliza, relaja, produce serenidad, cuando está en calma es muy fácil respirar paz en él.

Abraza con sus olas y con la furia de sus vientos contrapuestos, tiene magia, misterios, hermosos colores y un ronroneo incesante, esa música que producen sus olas, ¡ellas van, vienen, van, vienen, van y vienen!  chocan contra las rocas y  producen ese sonido que el viento utiliza para arrullar y adormecer.

Cuando llega, besa las arenas, esas que arrastra todo el día y la noche hacia la orilla y luego ella esperan  pacientes y recelosas que el mar las vaya a buscar para llevarlas de nuevo hacia mar adentro.

¡Huele a salitre, a brisa marina, huele a ese olor indefinido que tanto identifica los aires marineros! ¡Huele!

El mar se acompaña de hermosas nubes, cuando  Mar y Cielo se juntan producen una constelación  azules que da gusto. ¡Porque es que Mar y cielo se parecen en su infinitud!

En sus aguas bancos de peces nadan, en su cielo muchas aves: como las gaviotas y pelícanos, vuelan sin cesar en torno a él buscando alimentos.

A veces aguas transparentes a veces turbias, a veces ni se sabe. A veces solo es un compendio de aguas revueltas.

Algunos conocemos la despiadada inocencia del mar, él puede estar muy tranquilo y de repente sube su marea , se vuelve violento, fuerte, misterioso, el avasalla y actúa llevándose todo, arrastrando todo, ahogando lo que tenga dentro de sí, a veces estalla con fuerza con furia hasta dejarlo exhausto y muchas veces sin vida.

El mar… ¡Ese mar que agobia, que encanta, que tranquiliza, que sube y baja, cautivador, ese mar que seduce a todo el que lo mira, trastorna los sentidos y provoca!

¡Ese mar!

Entonces Luna:

Luna: Señora que sucumbe, dueña de la noche y de las mareas, enloquecedora de los hombres, amante del Sol y ladrona de su luz,  exquisita, romántica, taciturna, caprichosa, musa de los poetas, del amor y del alma.

Apareces en el cielo y todos voltean a verte, brillante en tu soledad, aunque acompañada de luceros y estrellas que hacen que tu belleza sea superior.

Causante de delirios y locuras con la energía que emana, a veces hasta parece que sonríe, otras que está triste, a veces solo está presente para ser observada, taciturna, callada , silenciosa, invisible.

Siempre acompañando a esos seres que en la tierra la alaban y admiran, que le escriben canciones, poemas, la llenan de halagos, es una musa para fotografiar y pintar

Señora de la Noche, dueña de la vida.

¡Tan bella Luna! ¡Diosa de la naturaleza, ella se asoma y el sol la cubre, ella se apodera de su Luz!

¡Cuántos suspiros te robas, Luna, cuántos amores gracias a ti, cuantos amantes al ver la luna se transportan en recuerdos!

Luna Señora de reencuentros

¡Esa Luna!

images (5)

Luna y mar se encuentran, ella con su poder y su influencia lo atrae, y mira que es grande el efecto que ella causa sobre él.

Ella logra que sus mareas bajen o suban, que se tranquilice o se enfurezca  y su atracción dependerá que tan cerca o lejos estén, ella se esconde en él cada mañana cuando está cansada de tanto brillar de noche, el la arrulla, la calma y la hace descansar.

Mar siempre pendiente de luna. Luna descansa en el mar y cada amanecer la vemos bajar a sus aguas, pero sabemos que ella es amante del Sol y espera cada eclipse para conjugarse con él. Cuenta la leyenda. RM

Como diría un twittero por alli, Gracias a mis cinco lectores por regresar de nuevo y leer mis monstruitos.

Besos @rosmarymoreno

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y voló Mar adentro

En estos días escuché que alguien contaba una historia, me llamó mucho la atención y quise como siempre compartirla con ustedes , espero les guste.

Cuentan que unos marineros al embarcarse en un largo viaje, trajeron con ellos una jaula grande espaciosa, donde venía  un loro joven.

Los marineros lo trataban con el mayor cuidado y habían traído suficiente alimento y agua para él , así que todos los días le daban de comer,  beber,  lo mimaban muchísimo , realmente era muy apreciado por la tripulación, este barco navegaba mar adentro.

El loro estaba cansado de estar encerrado,se quejaba día a día, picaba a todo aquel que se le acercaba, y trataba de escapar cada vez que podía.

Los marineros no entendían porque el loro era tan rebelde e intentaban que se volviera más dócil. pero el no era feliz con nada , siempre estaba huraño, no hablaba, no cantaba y no aprendía nada de lo que le enseñaban, odiaba profundamente su jaula, no le gustaba estar encerrado .Un día el lorito aprovechó un descuido o quizás fue un marinero que quiso que se fuera porque lo veía muy triste y le dejó la puerta abierta, entonces el loro  ni corto ni perezoso alzo el vuelo.

Salió de volandillas de la Jaula y empezó a volar

Volaba , volaba , volaba solo veía  mar abierto, agua por todas partes, un mar azul inmenso, no conseguía un lugar donde descansar, voló kilómetros, ya no aguantaba , estaba oscureciendo, el seguía volando , muerto de cansancio con hambre y sed.

Como un milagro apareció una isla, que de tan oscuro que ya estaba no se precisaba bien y el se dijo:  al menos puedo descansar  allí , durmió en un palito seco que visualizó y se dijo quizás este será mi nuevo hogar, y durmió de tan cansado que estaba , al amanecer vaya sorpresa que se llevó , era una isla de arena con solo ramas secas, no había mas nada solo arena, mar y arboles secos .

Estaba muerto de sed y de hambre, allí el pobre se acordó de su jaula, de su comida , su agua, pero sobre todo de la cara de los marineros expresándole sus cariños y cuidados, empezó a extrañar sus voces y  la tristeza lo embargó.

Tenía libertad, podía seguir volando y ver si conseguía  otra isla con alimentos y agua más allá, pero no era eso lo que más le hacía falta, lo que más extrañaba era a ellos, los marineros, sus amigos que lo cuidaban y  en ese momento le tocó decidir entre su libertad y sus afectos.

Emprendió su vuelo , estaba muy cansado volaba y volaba y solo veía agua a su alrededor,  pensaba que lo último que quería ver era a ellos, a los marineros, y eso le daba fuerzas para continuar.

Al fin visualizó un barco a lo lejos , no sabía si eran ellos, pero emprendió rumbo hacia allí. Casi sin fuerzas llego a la popa, cayó al piso y se desmayó, pero antes logró ver su Jaula , aquella jaula que el tanto había odiado y  que en esos momentos , lo que más quería era estar allí.

Al despertar muy débil,  vio que estaba dentro de su jaula  y agradecía al infinito por haber regresado a ella , los marineros le dieron de comer y agua porque estaba débil, lo cuidaron por muchos días , hasta que el recobró las fuerzas., a él no se le ocurrió picarlos nunca más, les estaba agradecido, además los quería , por su parte ellos no volvieron a cerrar la puerta de su jaula , el podía entrar y salir cuando quisiera., desde ese momento, él se dio cuenta que allí estaba todo lo que el quería y realmente  necesitaba.

Allí estaba su Hogar .

” Hogar es donde está tu corazón “

Hogar sitio de encuentro, de partida y de llegada. Donde siempre habrá una palabra, donde siempre te esperan, es el lugar de los recuerdos, comidas, olores, música, risas y tristezas,  también peleas y enojos, es dónde tu corazón se sienta conforme, Cualquier lugar, momento o persona con la que puedas ser tú mismo sin miedo a ser juzgado: a eso puede llamarse hogar.

Un abrazo fuerte, espero les guste la historia y la compartan . Gracias por leerme . @rosmarymoreno