Que pase de una vez.

El corazón tamborilea
no es amor lo que siente
es desesperación, angustia
de un presente que cada día se hace y se siente más rudo
de un presente que asusta,
de un presente que duele
de un presente que roba tranquilidad.
¿esperar?
Mira el mundo.
¡Que pase de una vez!

 

Rosa María Moreno