Extranjero

 

Deseo compartir esta lectura, espero les guste tanto como a mí.

Extranjero

Él ya lo había hecho varias veces y en el mismo lugar. De eso podía estar seguro. Sin embargo, ese día, desde que llegó al bar y se sentó, cruzó las piernas, observó el mantel de naranja viejo con frutas, pasó su mano por él y un frío le detuvo la mano, se dio cuenta que ésa era la primera vez que estaba allí. Jamás podía haber olvidado aquel mantel, su textura aceitosa, el olor a playa desierta y arena revuelta, verde, una botella flotando y chocando una y otra vez contra la lancha, sobre la mesa había puesto el libro con la página marcada a lápiz, leyó el título y pensó que era un buen momento para comenzar a hacerlo. ¿Tiene cigarrillos? Una caja llegó a su mesa, la abrió y encendió uno, siempre quiso conocer ese lugar, y sin saber cómo ya estaba ahí sentado, escuchando el agua, sintiendo la sal del mar en el respaldo de la silla, en el mantel, en el cigarrillo, en el piso. ¿Tiene cigarrillo? El mesonero le apuntó con la boca la caja que estaba sobre la mesa. Pidió disculpas. Su mirada se quedó unos instantes sobre la mujer que se encontraba detrás de la caja registradora. Había empezado a detallarla, a descubrir lo hermosa que era. La escuchó decir gracias, café, cerveza, rápido. Y sin embargo esa voz parecía que hubiera dicho amo, sol, mar arena. En ese momento, supo porque desde hacía tiempo quería conocer ese lugar.

Se lamentó de no haber ido antes, de no poder levantarse y decirle a esa mujer lo hermosa que era. No era capaz a esa edad de hacer algo tan osado. Siguió viendo cómo ella se movía detrás de la barra, recibiendo el dinero, tomándose un vaso de agua que tenía al lado. Y ahí se dio cuenta del anillo en sus manos morenas, delicadas pero con huellas, con descuido, Había un anillo. No había nada que hacer. Pero no resistía seguirla observando, no se resistía a mirar con la nostalgia, de lo que no se puede, su cabello oscuro y desordenado. Se sintió triste, arrepentido de ser extraño a ese lugar, de no haber ido antes, todos los días, y tener él en su mano el otro anillo. Sin embargo, él alcanzó a observar que ella lo miraba distinto, continuamente, con cariño quizás, de vez en cuando ella volteaba y le sonreía dulcemente. Ya no sabía cuánto tiempo había pasado desde que se sentó en aquella mesa, ya no sabía qué hora era, que tan lejos estaba de su casa, incluso, ya no podía recordar dónde quedaba su casa.

El sol comenzó a bajar, poco a poco, hasta llegar a tocarle el rostro, hasta iluminar incómodamente su mesa, su vaso. Sin embargo, a pesar del interés de ella, él se había entristecido de nuevo. El atardecer lo confundió un poco, no sabía que hacer ahora. La volvió a mirar y ella ya no estaba a la vista , se había ido por un momento, quien sabe a dónde, seguramente a atender a un hijo, a un marido, a preparar una cena. Pudo imaginársela casi como si la estuviera viendo, como si conociera su cocina, el niño que seguro cargaba en ese momento.  ¿Tiene cigarrillos? Esta vez el mesonero lo miró con afecto, sonrió, le tocó el hombro y le alcanzó un cigarrillo de la caja que había sobre la mesa. Qué pena, volvió a decir. La sensación de ser ajeno a todo ello lo hacía sentir un extranjero, no de ese lugar, ni de su propio país, sino del mundo entero. Solo esperaba que ella volviera, que apareciera sola, sin niños, sin esposo, sin el cabello recogido. Mientras la esperaba supo que no se iría hasta verla de nuevo, pues ya no tenía a dónde ir, no sabía qué dirección tomar. Miró la botella que seguía chocando con la lancha amarrada al pequeño desembarcadero. Algo quiso recordar con esa imagen, algo de ese olor a mar corrompido, inundado por los desechos. Se perdió por un momento imaginándose en ese bote mar adentro, pescando con una red, estirándola, lanzándola como si fuera una piedra que debe chocar varias veces sobre la superficie. Ya de noche, con la angustia de no ver más a esa mujer se sintió derrotado, vencido, casi  desahuciado. Miró de nuevo al mostrador y ahí estaba ella, con sus ojos insistiendo en los suyos se estaba acercando. Sus manos empezaron a temblar seguro ya cerraría, le iba a decir que hasta luego señor, que ya es tarde, estamos cerrando. Al llegar a su mesa ella le acarició el cabello, él se sorprendió. Ya es tarde, vamos a dormir  – Dijo ella cariñosamente. Él – extrañado – se presenta, dice su nombre y le ofrece la mano. Ella se sonríe, le toma la mano y le dice: Soy yo, tu mujer. En ese terrible momento pudo recordar todo, recordar incluso que olvidaba. Le apretó fuerte la mano, sacó de su bolsillo unas pastillas y se fue a dormir.

Por: Martha Durán

Qué impertinente manera de volver.

Recomencemos .. ¿Quieres? .. !Acompañame!

Recomencemos .

HOY es un día para limpiar recuerdos, si limpiar tu casita mental, así como limpias tu hogar de cosas que ya no necesitas, están dañadas o son simplemente son innecesarias, Bueno así. Botemos,  tiremos todo eso que te ancla o lo que te amarra a tú pasado, lo que no te permite seguir. Ese mundo de cosas triste ya no lo necesitas; Si ya sé que ellos te enseñaron, pero ya cumplieron su propósito, si no están será porque finalizaron su tarea contigo, vacía tu corazón de Odios, de rabias, haz un pequeño esfuerzo….  Vamos; haz que este listo para un nuevo año, para una nueva vida, para un nuevo amor, pues somos seres apasionados: Es y somos capaces de amar, muchas y muchas veces, porque somos la propia manifestación del amor.

Si pensamos en pequeño; eso nos vendrá. Si pensamos firmemente en lo mejor y luchamos por alcanzarlo; lo mejor seguramente y eso dalo por hecho, va a venir a nuestra vida. #asidesimple.

No importa si en el camino nos cansamos, pero es importante saber que siempre es posible , ¡Siempre es Necesario Recomenzar! vamos a darnos una nueva oportunidad, creamos en nosotros mismos. Vamos a querernos …, renovemos esperanzas

 

Leí esto que me gustó mucho creí importante compartírselos, dejárselos por acá, espero les guste — De el Secreto y La Ley de atracción:

Recomenzar :

Perdí un juguete que me acompañó en mi infancia…Pero gané el recuerdo del amor de quien me hizo ese regalo.

Perdí mis privilegios y fantasías de niño… pero gané la oportunidad de crecer y vivir libremente.

Perdí a mucha gente que quise y que amo todavía… pero gané el cariño y el ejemplo de sus vidas

Perdí momentos únicos de la vida porque lloraba en vez de sonreír… pero descubrí que es sembrando amor, como se cosecha amor.

Yo perdí muchas veces y muchas cosas en mi vida. Pero junto a ese “perder” hoy intento el valor de  “ganar”. Porque siempre es posible luchar por lo que amamos, y porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo.

¿Sufriste mucho en este periodo?… fue aprendizaje

¿Lloraste mucho?… fue limpieza en el alma.

¿Sentiste rencor?… fue para poder perdonar.

¿Estuviste solitario en algunos momentos?… fue porque
cerraste la puerta.

¿Creíste que todo se había perdido?… fue simplemente el
inicio de tu mejora.

¿Te sientes solitario? Mira alrededor y encontrarás a mucha
gente esperando tu sonrisa para acercarse más a ti.

La vida te llama, te invita a una nueva aventura, a un nuevo viaje, a un nuevo desafío. Proponte en este día a ti mismo que harás todo lo posible para alcanzar tus objetivos. Confía en la vida, Sobre todo “confía en ti” si no lo haces pregunto : ¿ quien lo Hará? . Mira alto, sueña alto, anhela lo mejor de lo mejor, anhela todo lo bueno, pues la vida nos trae lo que anhelamos. 

Eres un Espejo….. “recuérdalo”

 

Un abrazo grande de su amiga que los quiere siempre @rosmarymoreno. Besos y  Muchas Gracias por leerme . Feliz día gente hermosa. Se les quiere Mucho .  Rosa Maria

Nuestros recuerdos de ayer durarán toda una vida. Guardar los mejores,olvidar los demás.

Hoy les voy a compartir una carta muy especial que escribió un compañero a la Sección donde mi hija pertenece, se gradúan de bachiller, cierran un ciclo y por supuesto abren otro,  este compañero de estudio, se tomó el tiempo y la dedicación de despedirse de ellos de una manera un poco jocosa pero real y al final nos hizo llorar a todos, porque al leerla debo confesarles, que lo hice.

Hoy se las transcribo para dejarles un recuerdo acá en mi página y desde aquí felicitarlos por aguantarse, por aceptarse y por quererse como lo hicieron, por haber culminado con éxito esta etapa y también para decirles que estas amistades jamás se olvidan, por favor permanezcan en contacto. yo aún después de muchísimos años, conservo amistad con muchos de mis compañeros del liceo.

He aquí la carta : he obviado por supuesto y con el permiso de Pedro Gimón algunas palabras y partes del texto, ya sabes porque lo hice corazón, traté de no quitar tantas cosas. Un beso Pedro y muchas gracias por compartirla conmigo y con las personas que tienen a bien leerme. Se les aprecia un mundo ¡ abrazos!

 

 Nuestros recuerdos de ayer durarán toda una vida. Guardar los mejores, olvidar los demás.

Durante un colapso mental  digo, no, no sé, no me interesa decir muchas cosas, ya que más para producir llanto quiero provocar en ustedes quizás la última risa que escucharé de todos ustedes. ¿Por dónde podríamos comenzar?, mis intenciones en ésta especie de carta no era en ningún momento de dejar en la calle a nadie… PEEEERO saben que no logro resistirme.

A ver, la Tata (DIOS) es aquella persona que azotaba la puerta al llegar solamente para lanzar un grito al aire BUEEEEEEEEEEENAS, y  que sin que le quede nada por dentro te gritaba NAGUARA, TE TENGO RABIA ¿qué lindo no? tan lindo como aquella famosa cámara que poseía ustedes saben donde… Yuruby con esos pelos ¡Dios mío!, es que era un impulso que te hacía decirle ¿¡YURUBY Y ESOS PELOS!? Jajaja ¿ Soy muy malo verdad? María Salazar con esa risa que a más de uno le causaba una carcajada, aquella risa sabrosa. que prácticamente te hacía reír, hasta por decir cualquier tipo de estupidez. Marlon y Diomar, los niños strippers del salón… Aquellos que prácticamente se desnudaban frente a todo el mundo solamente para meterse la camisa por dentro, un poco de pudor muchachos ; sin embargo producía a más de uno una risa o una carcajada burlona, !!que horror !!  Sergio, el niño obeso del salón, es increíble la cantidad de grasa que tiene éste ser, y lo peor del caso es que pide dieta, que desgracia… Darío, lo diré NAGUARA DE NALGAS MAN, es impresionante la cantidad de veces que más de uno soltó en el salón… Yuleidis Basurita, siempre me gustó ese sobrenombre, o el que te puso la Chichi  Sopa, Yuleidis es la más Repipeadora del salón, por cierto, ésta también fue la que me robó un sweater cuando estábamos en octavo, Héctor, el más despitado; jamás podía faltar en el día un ¿AH? de Héctor. No hablemos de wachiman por favor, sólo que el nombre me parece muy gracioso, es en serio ¿eh?, Jesús, el mamarracho que me embriagó, ojala que te caiga mal de ojo, bueno me imagino, con los 95 collares que traes puesto creo YO que eso es algo imposible. … Yadmary, no hace falta llevar mucho tiempo con nosotros para que te hayas ganado ese cariño, y esa rabia que más de uno le dio y quizás en tus pensamientos haberte agarrado de las greñas y batuquearte contra el filo de la pared, sí, sí el filo de la pared unas 9 veces hasta poder sacarte sangre o acomodarte la nariz, es algo lindo, pero ya basta de ti, pasemos a tu mejor amiga, La chichi. ¡Es que es impresionante, ella te ama demasiado!, tanto así que sería la primera en darte una patada . La chichi, una persona aparentemente sin pudor y para nada seria, es de las que se ríe sólo por decir cualquier ridiculez. Voy de Wan, Abraham, Marcos y Parapara… lo diré porque lo son.. ¡LOS MÁS NULOS!, eran reconocidos quizás por sus extraños sobrenombres como Fucsia, Fucsi-Fucsi, en tal caso Garrapata, bueno, no tuvimos la oportunidad de crearle uno a Abraham, aunque siempre resonaba el ¡LOCO! por parte de Alfredo y Allans, aparentemente inseparables éstos dos tórtolos. No todas las cosas son taaaaaaaan graciosas; nos dimos cuenta de que por más que intentáramos vivir entre risas, siempre teníamos alguien que nos amargara la vida. Hablemos en particular de una vieja tan descarada que te saca de clases por el color de la boca cuando ella posee su JETA BIEN ROJA,  que descaro de verdad ¿Ya sabemos de quién se trata verdad? y del otro que no entraba a clase y cuando uno no venía venía exigiendo… ¿También sabemos quién es? Sigamos:

Mariugenia, ¡Qué loca ésta niña!, primero que nada era imposible no ver la colección de 64 teléfonos que adornaban su cintura, ya que ésta siempre los llevaba, y tenía el santo descaro de decir ‘’no, no tengo saldo’’, o sea NO MIENTAS… No mentira, es muy buena amiga, no se le puede negar.  Dailyn con su tal ‘’ ¿Oíste Mariu?’’, ¡Demonios, si me sacaba la piedra esa!, si no fuese mujer en más de una oportunidad le hubiese lanzado mi libreta (y mira que es de tapa dura) por la cabeza, pero ¡NO!, no llegaba a esos extremos, pero igual esos momentos eran un tanto molestos pero a la vez alegre, porque con una simple sonrisa se transformaba en una carcajada de ridiculez, porque eso sí que te lo tenemos nosotros. Ydequis,  al que todo el mundo se le copiaba en Inglés, biología, física, química, matemática, no podían en educación física, porque bueno, vamos a estar claros, no es ‘’su fuerte’’ sin embargo jamás dudó en brindarle una mano a un amigo, un aplauso por chupamedias .. (Buena Gente … Pedro).  ¡MUY BIEN SEGUIMOS!, es fuerte, es fuerte. María José, vamos a ser un poco breves con la chica neurótica del salón, que se estremecía cada vez que se aproximaba una evaluación ¡CUALQUIER TIPO DE EVALUACIÓN!, era increíble la cantidad de gritos que pegaba ésta niña, claro como tiene un Reloj de Sangre como llavero desde hace 4 mil años cree que se la está comiendo. El peor descaro era cuando mandaba a callar a todo el mundo y la que más gritaba era ella, el grado de descaro no es nada normal. Sin embargo a pesar de todas las peleas se le sigue queriendo, un poco, pero es algo. Steven, el tacaño del salón. Es increíble. No tenía dinero para dar, ni para pagar el plan del blackberry, no tenía nunca ni mil bolívares; pero sólo espera que abra la billetera y los billetes saldrán como en un volcán, sinvergüenza.  ¿Quién me falta?, ¿Bien nadie?… ¡Andrés!, ajá.. yaa va, creo que no te puse… ah sí Gracias por los chicles (sonreírle) , no en serio jajaja. ¡Rosemary!, no me podía faltar Rosemary, la niña rica que se iba para la PIUBELA todos los días, donde le cobraban por cada rollo que se hacía en esos pelos, pero eso sí, era muy reconocida en los días que llevaba el gancho en el lado derecho, donde solamente se escuchaban los gritos de la Tata gritando y riéndose de ella. Asombroso. El centro de todos los fastidios eran hacía Rosemary, pobrecita, la teníamos a monte, sin embargo vamos a darle un aplauso, por lastima, no mentira, tampoco soy tan malo,  Rosemary a pesar de los fastidios de los varones, en especial de mi, siempre se mantuvo educada y relajada, bueno, salvo cuando se soltaba esa peluca que no había quién la parara, y no entraremos con el tema de Darío, porque ahí si que vamos a durar.. Marianyer, la chica rubia con los cabellos MAS ARRECHISIMOS de todos, pero eso sí, la laxaba con la nariz de bruja dios mío, y no hay que hablar de su eterno amor junto a Diomar, Cristo, se ponen obtusos, pero se aman (Momento de Awwwww). ¿Recuerdan el ataque de Abraham en 4to año?, Fue un clásico. Lamentablemente, estuve con ustedes sólo por 2 años, pero otra persona, gran amiga de todos también lo estuvo, y al igual que yo, se ganó ese tremendo cariño que nosotros sin saberlo se lo agradecíamos indirectamente. Laura, Lulú, el cráneo del salón, la más arrecha de ésta cosa. Laura una persona que jamás le dio la espalda a nadie, la que resolvía todas las peleas y discusiones con una enorme sonrisa y la que jamás dijo NO, de verdad creo que ya ha sido todo un honor haber estudiado, trabajado y convivido contigo, eres una chica extraordinaria.

¿Ven que es mejor reír que llorar?. Sin embargo, los momentos de tristeza nos invaden justamente para éstas fechas, donde quizás después de 2, 5, incluso hasta de 11 años juntos, quizás desde la primaria nos damos cuenta de que esa persona, ese compañero que siempre estuvo con nosotros tomaría un rumbo completamente distinto a los tuyos.

Les hablo como compañero y como hermano, como amigo y como alumno; Compartimos muchas cosas en la vida y algunos tal vez no nos vayamos a volver a ver, sólo puedo decirles que para mi, fue un gusto cruzar con ustedes en los caminos de nuestras vidas, porque aquí es donde nuestros caminos se separan para dejar de ser compañeros de clase y convertirnos más en personas con futuro y responsabilidad, desde el futuro Abogado hasta el futuro pintor subrealista (no sé por qué puse eso pero en realidad fue lo que se me ocurrió), médicos, maestros, ingenieros, odontólogos, comunicadores sociales, acróbatas, desnudistas, prostitutas, indigentes, drogadictos (entonces comienzas a hablar muy rápido) sociólogos, pesimistas, coñosjemadre, desgraciados, motorizados, Tukkis, marginados (respiras, te disculpas y vuelves otra vez), bueno y ya pues, creo que al igual que muchos de ustedes, de ahora en adelante, voltearé hacia atrás y sonreiré por todos estos momentos tan felices que hemos compartido como única vez en nuestras vidas.

Cuando  me propuse a decir estas palabras, fueron muchos los pensamientos, vivencias y anécdotas que se me pasaran por la mente, tantos y tan variados, que creía no tendría papel suficiente ni tiempo en este momento para compartirlo con todos vosotros. Claro que era mucho, se trata de cinco años de nuestras vidas dedicadas a la formación académica que aunque vienen precedidos de otros casi veinte años persiguiendo el mismo objetivo, el de la formación intelectual, no es lo mismo, aquí hemos recibido, al menos casi siempre, aquello que hemos venido a buscar voluntariamente

·          No se ponga triste ante una despedida. Una despedida es necesaria para volver a reencontrarse. Y un reencuentro, después de un momento o después de toda una vida, es algo inevitable si somos amigos de verdad

·          Si fuésemos capaces de saber cuándo y dónde volveremos a encontrarnos de nuevo, nuestra despedida sería más tierna.

·          Solo en la agonía de despedirnos somos capaces de comprender la profundidad de nuestro amor (George Eliot)

Por : Pedro Gimón

Inserte acá : ( Aplausos , Risas  Lagrimas )  y un … “Me iría demasiado ” ..  ¡Semana de despedidas! … Abrazos y muchos éxitos mis corazones!  Rosa María.