La cuota inicial.

Un día leí esta reflexión y me gustó tanto que siempre la tengo presente y aunque solo fue un sueño y cada quien tiene sus creencias, definitivamente es bueno y hace muy feliz realizar buenas obras, de alguna manera la felicidad de otros llega a hacer la tuya propia y eso ya es ganancia, y se siente como si de veraz estuvieras haciendo un hogar en el cielo. Cualquiera sea tu creencia o no. Haz el bien y no mires a quien…

En esta época navideña bien vale la pena recordarla. Aquí se las dejo:

Una señora  soñó que llegaba al cielo y que junto a las 120.000  personas que mueren  cada día en el mundo, estaba haciendo fila para saber cuál era su destino.

Apareció San Pedro y les dijo: “vengan conmigo les mostrare  en que lugar está la casa que le corresponde  a cada uno de ustedes”  solo espero hayan cancelado su cuota inicial.

Los  fue guiando  por barrios primorosos, como ella  y los demás jamás hubieran pensado  que pudiera existir. Llegaron a un lugar  con todas las casas de oro, puertas doradas, techos dorados, muros  de oro, piso de oro. ¡Qué maravilla ¡  Exclamo San Pedro:  “Aquí se quedan  todos los que invirtieron dinero en ayudar a los necesitados; aquellos a quienes su amor a los demás  si les costó en la tierra.”  Y fueron  entonces  todos los generosos, los que partieron su pan con el hambriento y regalaron vestidos a los más necesitados, consolaron presos  y visitaron enfermos. La señora quiso  entrar  a este maravilloso barrio  pero un Ángel la detuvo diciéndole:

“Perdone, usted en la tierra no daba sino migajas a los demás, jamás dio algo que en verdad le costara, ni en tiempo, ni en dinero, ni en vestido, este barrio es solamente para los generosos;  el egoísmo no tiene entrada. Usted no entrará le falta la cuota inicial que es haber sido generosa.

Pasaron luego a otro barrio de la eternidad, todas las casas construidas en marfil. Que blancura que primor, pisos  de marfil,  techos  de marfil, la  señora se apresuró  para entrar a tan hermoso  barrio pero otro ángel guardián la tomó del brazo  y le dijo respetuosamente:

“Me da pena señora, pero este barrio  es únicamente  para aquellos  que en el trato con los demás fueron delicados, compresivos  y bondadosos, usted  era dura, falsa, criticona, y a veces  hasta grosera en el trato con los demás y mientras todos  los que habían  sido exquisitos  en sus relaciones humanas, entraban gozosos a tomar posesión de sus lujosas habitaciones, la pobre  mujer  se quedaba nuevamente por fuera, mirada con envidia a los que iban entrando a tan esplendoroso barrio,  le falta la cuota inicial: haber tratado  bien a los  demás.

Siguieron luego a un tercer barrio. Aquel era lo máximo en luminosidad y belleza “todas las casas eran construidas en cristal” pero de unos  cristales excepcionalmente hermosos y brillantes. Paredes de cristal multicolores, techos  de cristales refractarios, ventanas de cristal que parecían  arco  iris, la señora corrió  a posesionarse de una de aquellas maravillosas mansiones; pero el ángel  portero la detuvo nuevamente y le dijo muy serio:

“En su pasaporte dice que usted no se interesó  por enseñar a las personas que estaban a su alrededor “ y  nunca  se preocupó  por que las personas  que convivían con usted  se volvieran mejores. Así  que aquí no hay casa  para usted: le falta la cuota inicial.

Entristecida  la mujer,  veía que entraban muchísimas personas  radiantes de alegría a tomar posesión de su habitación eterna,  mientras que ella, con un numeroso  grupo  de egoístas eran llevados  cuesta abajo  a un barrio  verdaderamente  feo y asqueroso. todas las habitaciones estaban  construidas de basura, puertas  de basura, techos de basura, paredes de basura, los gallinazos  sobrevolaban  sobre aquella hediondez, ratones, murciélagos rondaban por allí, ella se puso  un pañuelo  en la nariz  porque la fetidez era insoportable  y quiso  salir  huyendo  de este barrio, pero el guardián del barrio le dijo con voz muy seria: “una de estas casas será su habitación  puede pasar a tomar posesión de ella” .

La angustiada  mujer gritó que no,  que ese barrio era horrible, que no sería capaz de habitar en ese montón de basura y hediondez. Y  el ángel le respondió:   Señora, esto es lo único  que hemos podido construir  con la cuota inicial que usted envío desde la tierra. Usted solamente nos enviaba  cada día: egoísmo,  mal trato a los suyos  y a los demás, murmuraciones, críticas  destructivas, palabras hirientes, tacañearías  odios, rencor , envidia,  maldiciones. Usted misma nos mandó el material  para construirle su “mansión”

La mujer empezó a llorar  inconsolablemente y a decir que no quería quedarse allí, y de pronto, al hacer un esfuerzo  de agarrar por las manos a quien quería hacerle entrar a semejante habitación.  Dio un salto y se despertó. Tenía la almohada  empapada en lágrimas, pero aquella pesadilla le sirvió  de examen de conciencia,  y desde entonces  empezó a pagar la cuota inicial  de su casa  en la eternidad.

¿Has pagado tu cuota inicial? … ¿Si mueres hoy y las cosas fueran así, que habitación te tocaría? solo es un ejercicio. Que sigas pasando un buen día. Gracias por leer. Esbozo una sonrisa, espero que tú también. Te abrazo.

Nos hemos vuelto seres insensibles e inhumanos

Ponerse de parte de unos o de otros no es la idea, entender desde un punto neutro es difícil cuando se está involucrado.

Pero se han hecho la pregunta ¿Por qué nuestra sociedad está tan descompuesta?  ¿Sabemos realmente que es lo que nos pasa?

Observar, escuchar, ver, tomarse el tiempo de entender porque nos hemos vuelto así  y no voy a decir como animales, porque he visto más empatía, ayuda  y colaboración entre ellos  que entre nosotros mismos, entonces parecemos seres irracionales, ¿dónde quedó el raciocinio?

Nos hemos vuelto inhumanos, falta de respeto, seres lleno de odios, egoístas , egocéntricos, llenos de miedos y angustias. Resentidos Sociales e intolerantes.

Queremos que cambie el mundo, el país, nuestro espacio, nuestro entorno, nuestra casa, nuestra vida pero para eso debemos cambiar nosotros.

Saben existen unas bases para que esto ocurra y son tan simples:

Respeto

Amor

Tolerancia

Afecto

Empatía

“Cambias Tú, Cambia el Mundo” como diría Jaime Leal. Si tu cambio es para mal, tu espacio, vida, país y tu mundo así cambiarán. Eso es ley de vida…

Haz bien y no mires a quien, por allí empezamos, lo que das recibes:  karma o dharma.

Hasta que no entiendas las bases y no lo mires como mandamientos, porque es que a nadie le gusta que lo obliguen, hasta que entiendan que irrespetar al otro es irrespetarnos nosotros mismos, nada cambiará.

Pero es que también hay que ver los contras:

Un centro hospitalario donde desde el portero está de mal humor, donde los que trabajan allí tienen un sueldo paupérrimo, si los médicos que van a trabajar no comen bien, no tienen comida en casa, ni las mínimas condiciones de felicidad posible, no pueden sentirse bien para servir a otros, empezando desde allí, existen condiciones básicas de vida.

Nadie con sus sentidos bien puestos puede pensar que un pueblo abrumado por el hambre, la angustia, vivir con miedo, y mal pagado puede funcionar como es debido.

Si el bien social no funciona (Aplica para todos los países) si no producen, no se ayuda al crecimiento de un país, además de llevar un pueblo a la miseria, resentido, pobre, lleno de rabia y con hambre,ese camino solo nos lleva a la intolerancia…

Si solo pudiésemos encontrar la llave de la puerta que nos lleva hacia el Respeto al otro ser… cuando aprendamos que todo lo que le hacemos al otro no los estamos haciendo a nosotros mismos y a nuestra descendencia creo que pararíamos ya la destrucción.

Por nuestro bien y el del prójimo aprendamos a Respetarnos…

“Sería de verdad sorprendente que la vida fuera de repente justa” David Safier.

Gracias por leer mis monstruitos , solo vine a hacer catarsis, tengo mucho miedo , me asusta mucho en lo que nos estamos convirtiendo, ver las noticias, ver mi twitter , salir a la calle, vivir las experiencias día a día me dan las herramientas para venir aquí a escribirles, pongamos un granito de arena por favor. Quiéranse, respétense, entiéndanse, lleguen a acuerdos, únanse, por Dios paren al mundo que quizás ya me quiero bajar…

Los abrazo tan fuerte como puedo. Los quiero. Gracias… @Rosmarymoreno  Los espero de vuelta.

fogpettypinkhairredhairsmoketshirte704f1c037e1b88f63570a20fbf04b79_h_large_1

 

Agotar a las personas.

Estaba revisando, leyendo como siempre y me conseguí con este tema, por demás de interesante , como siempre quise compartirlo.  Se trata de como puedes llegar a ” agotar ” a alguien. No dejemos que eso nos pase y si nos está pasando pues tomemos cartas en el asunto y tratemos de mejorar .

SOBRE EL AGOTAR A LAS PERSONAS

Una persona se agota cuando la consideramos un recurso o un espejo.

Se agota cuando nos aferramos, cuando compramos su libertad a cambio de amor.

Se agota cuando se cansa de cargar con nuestras expectativas, cuando se harta de simular para caber en su rol, cuando ya no puede ser espontánea con nosotros. porque está tratando de acomodarse.

Agotamos cuando nuestro amor o nuestro odio es intenso pero mezquino, cuando ese amor o ese odio quiere “todas las perdices”, no se contenta con la única perdiz, la necesaria y la suficiente. Pasa que abusamos de la gente, eso es agotarlos.

Agotamos a una persona cuando la tenemos prisionera de un afecto, cuando especulamos, cuando usamos la lógica del comerciante, cuando llevamos una libreta donde apuntamos todas sus faltas y luego vamos, como infames recaudadores, a cobrárselas.

Agotamos si celamos, pero también si descuidamos al otro.

Agotamos a una persona querida cuando nuestro querer está repleto de exigencias, cuando hemos hecho contratos, cuando estamos llenos de promesas incumplidas y cuando la volvemos a atar a una nueva promesa.

Agotamos cuando lo que amamos en el otro es el amor que nos tiene.

Una persona se agota si nosotros, como parte de su historia personal, le infringimos cautiverio, la arrinconamos a su pasado, no la dejamos ser por nuestros prejuicios, creemos saber todo de ella y la damos por sentada, despreciamos sus intentos de cambio.

Un guerrero si ama, no agota a su amado. Porque trata siempre de tener ojos nuevos para la relación, porque hace que fluya creativamente, porque hace ofrendas y no exige, ni corrige, ni tolera, ni simula, ni amenaza.

Un guerrero cuando ama se da, pero no da lo que no puede, lo que es ilegítimo mantener como propio en una relación de poder: su libertad.

De : Diego Galo Ulloa

Vivir la vida de otro es agotador y desgastante . Por eso se debe querer , ” queriéndose a uno mismo “, no manipular ni presionar al otro para que haga lo que quieres . La libertad es lo más preciado del ser humano, dale su espacio , déjalo ser. No hay nada que se aprecie y se valore como lo es una persona que respete tus libertades .

@rosmarymoreno 

El derecho a decir no.

 
Tenemos la capacidad de indignarnos cuando alguien viola nuestros derechos o somos víctimas de la humillación, la explotación o el maltrato.
 
Poseemos la increíble cualidad de reaccionar más allá de la biología y enfurecernos cuando nuestros códigos éticos se ven vapuleados.
 
La cólera ante la injusticia se llama indignación. Algunos puristas dirán que es cuestión de ego y que por lo tanto cualquier intento de salvaguardia o protección no es otra cosa que egocentrismo amañado. Nada más erróneo.
 
La defensa de la identidad personal es un proceso natural y saludable. Detrás del ego que acapara está el yo que vive y ama, pero también está el yo aporreado, el yo que exige respeto, el yo que no quiere doblegarse, el yo humano: el yo digno.
 
Una cosa es el egoísmo moral y el engreimiento insoportable del que se las sabe todas, y otra muy distinta, la auto afirmación y el fortalecimiento del sí mismo.
 
Por desgracia no siempre somos capaces de actuar de este modo. En muchas ocasiones decimos “sí”, cuando queremos decir “no”, o nos sometemos a situaciones indecorosas y a personas francamente abusivas, pudiendo evitarlas ¿Quién no se reprochado alguna vez a sí mismo el silencio cómplice, la obediencia indebida o la sonrisa zalamera y apaciguadora?
 
¿Quién no se ha mirado alguna vez al espejo tratando de perdonarse el servilismo, o el no haber dicho lo que en verdad pensaba?
 
¿Quién no ha sentido, así sea de vez cuando, la lucha interior entre la indignación por el agravio y el miedo a enfrentarlo?
 
¿Por qué nos cuesta tanto ser consecuentes con lo que pensamos y
sentimos?
 
¿Por qué en ocasiones, a sabiendas de que estoy infringiendo
mis preceptos éticos, me quedo quieto y dejo que se aprovechen de mí o
me falten al respeto?
 
¿Por qué sigo soportando los agravios, por qué digo lo que no quiero decir y hago lo que no quiero hacer, por qué me callo cuando debo hablar, por qué me siento culpable cuando hago valer mis derechos?
 
Para pensar: ¿Te humillas demasiado? ¿Los demás te manipulan? ¿Temes
herir los sentimientos de los demás si eres sincero? ¿Eres capaz de
expresar la ira de un modo socialmente adecuado, de oponerte, de
expresar una opinión contraria?
 
El derecho a decir no
8 Febrero . 2010
Escrito por Walter Riso.
 
Ya no me enojo, solo escucho y evito que me afecte aquello que no me define | mejorconsalud.com
 
 
 
 Decir NO es necesario . No temas decirlo . Decir si cuando quieres decir no te maltrata como ser humano. Tienes derecho a expresarte.