Bitácora de un país en ruinas.

Amanece, estamos a 16 de Noviembre del 2016 a las 5:46 am.

Ya antes le he escrito como iba lo de mi país, no sigue igual, ha empeorado. Hoy a 72 horas después de haber desvalorizado y  hacer que media Venezuela deposite su billete de mayor denominación, no hay otro que lo sustituya aún, es diciembre, no hay comida y si se consigue es muy costosa.

Hoy les puedo decir que no me quedó nada en efectivo y que lo que me queda es dinero en las tarjetas, que ayer poco pude usar porque habían quitado los puntos de venta o no funcionaban, les hablo desde lo que es el ciudadano común, el de a pie. Cuánto daño nos han hecho. Cuántas familias hoy quedaron desbancadas, cuántas tendrán que seguir buscando solución para poder al menos comer, he conocido casos de suicidios, la gente está demasiado estresada, estamos mal, vamos en decadencia. Vivimos un corral financiero.

Venezuela desgastada, donde duele haber tenido razón, y ahora con base, decir que el socialismo-comunismo solo sirve para empobrecer naciones, matar de hambre a sus habitantes, donde todos son iguales, es verdad, pero en pobreza, claro haciendo cada día más ricos a los que están en el poder, esos los que han decidido nuestra suerte.

Echaron los dados y salimos perdiendo. Se juegan el futuro de Venezuela. ¿Cuál futuro?

¿Se ha hecho lo posible? ha sido insuficiente. Cuántos muertos cada día por hambre, desnutrición, robos y enfermedades.

Este pueblo tiene a unos ciudadanos cansados, agotados, enfermos y con el alma herida. Muchos llenos de ira, rabia y resentimiento y como no estarlo, cuando te han quitado lo más hermoso y más preciado, la vida.

Nos están matando en vida somos como muertos vivientes, caminando por esas calles buscando qué comer, todos flacos, niños desnutridos a quienes se les abandona así como a los abuelos y las mascotas. Cosas jamás antes vistas.

Algunos somos resilientes hemos logrado mantenernos, pero no sé hasta cuándo.

Venezuela es un país en ruina, fracaso social y económico. Una estafa social, donde el beneficio dura poco, un régimen populista, sufrimos el peor índice de pobreza, de indigencia y fracasó la distribución de alimentos, se acabó la bonanza. El tiempo de las vacas flacas se extendió y al parecer los otros países nos miran como indigentes y voltean la cara para no asumir nuestra situación. Tenemos una hiperinflación y sigue, un país en crisis humanitaria desde todo punto de vista, mayor índice de decesos por inseguridad, desnutrición, falta de medicinas y tratamientos en los hospitales y centros asistenciales. Tenemos un T.S.J impidiendo cualquier acción de una asamblea mayormente opositora pasándose la constitución por donde les da la gana.

Buen día en este país en donde aún se respira y con el alma en la mano se sobrevive. @rosmarymoreno

 

Agonía de un país en ruinas II

Agonía de un país en ruinas II

En este siglo ella se levanta a tientas, hay que trabajar, otros a viajar, otros al colegio, a la universidad, aunque el país parece detenido hay que seguir, la vida a rastras continúa.

No tiene luz, a tientas busca una vela y los fósforos, ella se siente mal, hace más de quince días fue atracada a mano armada, está indocumentada, y ciega, porque en su bolso estaban  sus lentes, allí iban sus ojos, su visión quedó nublada, ahora usa uno de lectura que compró en la calle porque volver a adquirir los propios, los que necesita, es un dineral que por ahora no tiene.

Entonces a tientas y medio cegata comienza sus labores del día, ya está predispuesta con el régimen de pacotilla.

Mientras cuela café con una borra donde ya ha colado varias veces para aunque sea tomarse un guarapo, recuerda las palabras de su abuela Vivina, cuando estaba pequeña , de eso hace muchas lunas y soles, su abuelita ya no está, bueno ella le decía: móntese en ese bloque y póngase a fregar , tienes que aprender, algún día lo vas necesitar, Esa niña ajena a todo, incapaz de pensar lo que le esperaba, se reía y le decía : ¿ qué es eso abue? de aquí allá los platos se lavarán solos y ciertamente en otros lugares así sucede, pero acá en Venezuela el tiempo se nos detuvo.

Ella  hoy con sus dos palanganas friega y llora, una para lavar y otra para enjuagar – Y piensa:  epa abuelita si me sirvió lo que me enseñaste.  Aquí está tu nieta fregando como jamás le gustó y viéndolo bien, eso es lo de menos.

En casa de la abue  había que bañarse en un bañito en el exterior de la casa, eso por supuesto no le gustaba, porque estaba acostumbrada a los baños en el interior de la casa, con regadera y agua caliente.  Ahora si la vieras abue se baña hasta en el patio, tiene pipotes en toda la casa, pa´tras como el cangrejo.

 

R etroceder al pasado

E stacionarse allí

G randes mitómanos

I ndiscutible es su fracaso

M orirnos de mengua

E sperar un futuro incierto

N adie sabe lo que nos espera

 

Contarlo es una cosa , vivirlo otra. Estado de decepción Total

Amanece…  La angustia, el desespero, la rabia y la indignación hoy se apoderan de ella.

Presa en su hogar, porque salir de él la asusta, y cuando lo hace es pegada a todas las oraciones que conoce, carga a los santos, ángeles y arcángeles, hasta le pide a sus familiares que han fallecido que la acompañen, así  será su miedo de grande que no los deja descansar,  su hija sale a la universidad y ella se queda con el Dios te cuide en la boca y el alma arrugadita.

¡Que angustia, que país , que vida la nuestra ¡

Cocinará Caraota, arroz y plátano, La carne para es mechar,  se las debe y agradece poder tener eso para alimentarse.

Ella se angustia pero igual continúa, se sienta piensa y se le vienen a la cabeza tantos recuerdos, llora… y pensar que solo es un día más. Quien sabe cuántos más así de duros vendrán.

La vida cotidiana de un país en ruinas. Gracias por leer mis monstruitos. Besos.  No es que sea Lola lamentaciones es una realidad imposible de ocultar.

@rosmarymoreno