Sapo. Príncipe ni a besos.

Había una vez

Una Princesa, mujer, muchacha, que vivía en castillo, casa, rancho, que  se enamoró de un sapo, que de verdad era sapo, no tenía nada de príncipe, porque ni que lo besara en él se convertía, pero el sapo si se lo creía, andaba por el mundo estafando princesas que creían en  cuentos de hadas, para que lo besaran, el sapo como todo sapo, era feo,  pero tenía en su haber que sabía croar, además de sus grandes habilidades para cazar moscas y  sus sucias maneras de embaucar.

Un día…

(Dicen que cada sapo tiene su sapa)

A este se le apareció una sapa, que no era tan fea como él, ni tan mala, ni tan torpe, pero mañosa, que le dio la enseñanza de su vida, jugó con sus mismas cartas, le dio de su mismo caldo, croaba que daba gusto, y era de una inteligencia que ni te cuento, aunque es un cuento.

Cuenta la leyenda  que han visto al sapo croando,  más solo que la una, la sapa lo dejó vestido y alborotado, se la pasa croando y croando, porque le hace falta la sapa aquella, que no era sapa y que al final si se convirtió en princesa no tan bella y consiguió un príncipe que no era tan príncipe, pero al final no era sapo y eso cuenta.

Perdón esto no es una historia, solo es un cuento manipulador de unos sapos y su traición.

Feliz año querido lectores, que les sea productivo #seguimos, no ha sido los mejores días de enero, pero continuamos  a los 14 días del 2020 puedo decirles que sigo respirando y tomando fuerzas para sobrellevar este año que a todas muestras sé que habrá que ponerles muchas ganas y esfuerzo. Un abrazo. Espero les guste el cuento que no es tan cuento… Besos.

Risas …

Ilustração em vetor de sapo em uma rocha. - ilustração de arte em vetor

Sapito terco.

“La terquedad es la fama del necio, cuando repite lo que intenta y no aprende de ello”, Herrson

En serio te regresaste, para morir desnucado

¿Será que sabes lo que haces? 

¿ Será que no aprenderás?

vaya sapo tan necio, repitiendo su caminar

sigues sapito, aunque tengas una salida cerca,

te dedicas a darle con tu cabeza y con tus patas a la pared 

que animal tan obstinado y terco …

viéndote me pregunto: ¿Hasta cuando seguirás?

seguro sapito te reventarás. 

¡ Que lástima das ! 

 “Que culpa tiene la estaca si el sapo brinca y se ensarta” v4-728px-Get-Rid-of-Frogs-Step-1Bullet3

“ La terquedad que te lleva al abismo y al sufrimiento no es más que la impotencia de tus limitaciones queriendo imponerlas a quien te rodea… ” Alensiva24