Espacio en el que faltas. Sillas Vacías

Diciembre significa: Unión, amor, paz, alegría, navidad y felicidad, pero por ahora muchos de los venezolanos nos llenamos de una intensa nostalgia.

Nostalgia porque nuestros familiares y amigos ya no se encuentran con nosotros, son muchos los que han partido hacia un nuevo rumbo buscando una mejor oportunidad de vida, otros nos han dejado para siempre.

Nostalgia por los ausentes … Nostalgia por todo lo que nos falta … Nostalgia por la libertad perdida, por todo lo que significa vivir en socialismo, tanta escasez, tanta necesidad.

Con sus malas políticas destruyeron a este país. Da vergüenza como lo convirtieron en una taguara mal administrada.

Comenzar los preparativos para estas navidades da así como un golpe sentimental. Saber que muchos todavía están, pero sus planes es buscar un nuevo destino y no es para menos.

En cada familia habrán sillas vacías, los que han emigrado, los que han muerto, los que están presos, los que ya no están, esas sillas que no sabemos cuándo volverán a ser ocupadas, y duele, duele tanta ausencia, en un país donde las familias han quedado  desmembradas.

Diciembre de ausencias,  casas vacías, de alguna manera debemos ayudarnos para no decaer, recordar las vivencias positivas, agradecer a los que todavía se encuentran con nosotros,  consolarnos  sabiendo que ellos estarán mejor en el lugar donde están, al menos se están alimentando bien, es triste pensar en lo desolador que es escuchar las campanadas y no tenerlos al lado para abrazarlos.

Si puedes y esta a tu alcance invita a a esas personas que están solas, que sus hijos se han marchado, abre tus puertas a aquellos que este año necesitan de ti. Seamos empáticos, compartamos, hagamos a pesar de la dura realidad un momento feliz para quien tiene tantas tristezas, un abrazo apretado en un momento de soledad es mucho lo que se agradece, seamos solidarios con otros, demostremos entonces que esta es la época de la comprensión, del amor y de la solidaridad. Seamos cómplices en el amor. Llenemos esas sillas vacías para que la soledad se sienta menos.

Un mes para compartir sobre todo cuando la soledad no es buena compañera.

A pesar de las desavenencias  y el momento político que estamos pasando les deseo un bonito mes, con esperanzas de un futuro mejor y con libertad.

 

 

 

 

 

 

Esa Noche.

La Noche

Noche inequívoca, inaplazable, oscura

Que llena la vida y alimenta soledades

Negra noche sin luna, sin estrellas.

Sin certezas.

Noche inquieta, callada, serena

Solo se escucha el grillar

Noche apagada, su lucidez quedó atrás

Oscuridad perenne.

Se escucha el Tic-Tac del reloj

Espero pacientemente que amanezca

Aunque el tiempo se demora, pasa lento

Para quien parece que va a desfallecer.

Los grillos, el tic tac, de pronto se siente una brisa fría

Para completar la nostalgia y la espera

Comienza a llover, la noche se nubla

El corazón se acompasa.

Ahora más oscura, lluviosa y trémula noche

Se alegran los sapitos, empiezan a croar.

Ese ruido que hacen por un rato te acompaña

Luego silencian otra vez tu soledad.

Suenan las gotas en el techo y en medio de ese silencio

Sientes, escuchas el suave palpitar de tú corazón.

Acompasado, rítmico, vivo.

Entra una brisa, un viento helado

Te eriza y te hace temblar.

Silencios que ensordecen

Oscuridad que amenaza con quedarse

El reloj que sigue midiendo el tiempo

Tic tac, tic tac

Qué oscuridad tan mordaz.

Pensamientos que se alborotan

Ellos siempre hablan de más, te acarician, te rozan

Te dicen que ya jamás, luego te llenan de esperanzas

Te dicen que quizás.

Esos pensamientos negros hasta trágicos de una noche de soledad

Sientes que te ahogas, te levantas a caminar, a tomar agua, miras por la ventana

Esperas ese rayito de luz, quieres que empiece a clarear

Noche, noche oscura… ¡Termínate de ir ya!

89069391ac7743177731e2ac581d6c49

 

 

 

Rosa María Moreno