Sueña con el corazón hambriento de saber

 

Dichoso el hombre cuyo corazón está dispuesto a recibir la resonancia de todas las cosas.

Bienaventurado el hombre que es humilde y ecuánime.

Bien por aquel que sabe esperar y mientras va aprendiendo y re-acomodando a la medida de lo posible todo lo que no ha hecho bien, porque si sigue cometiendo los mismos errores definitivamente no aprendió la lección.

Sueña con el corazón hambriento de saber, sin confundir la piedra con el cimiento del techo.

El paso del tiempo calmará nuestro afán desmedido contribuyendo a dar los mejores frutos.

Siempre quiero llegar a alguna parte con las palabras  pienso  que no hay ningún mal en amar y sentir preferencias por algunas personas, cosas e ideologías que pueden ser dignas de amar y hasta de un amor que te lleve al martirio.

El mal está en no amar la verdad con esa misma intensidad.

Amemos pues todo lo que puede ser digno de ser amado pero dominemos esa pasión desbordada.  Aún la más legítima por medio de un amor entrañable a la verdad de las cosas.

Cuando este amor existe los otros amores alcanzan la belleza y la gracia. Si falta la verdad este amor es un garrafal error, está manchado por la mentira y así no funcionan las cosas por mucho que uno quiera.

Tengamos y usemos la lógica, la razón y la intuición, hagamos una armonía de sentimientos que no nos haga fanático de algo o de alguien, el fanatismo destruye recuérdalo.

Estructuremos nuestro mundo, para eso tenemos una cultura, si yo sé, toma tiempo y somos vulnerables pero es allí donde reside la fuerza, vencer  todos esos obstáculos que no son más que parte de tus pensamientos y comportamientos  que bien puedes reacomodar

Nuevo Tesoro de la Juventud.

Un besote inmenso, gracias por pasar por aquí y continuar leyéndome, agradecimientos infinitos . @Rosmarymoreno.