Navidad, Navidad, linda navidad.

Llegó Diciembre desde hace 11 días, he estado ocupada resolviendo mi salud dental, la solución, sacar el problema de raíz, como la vida misma pues, si haces lo posible por salvar algo y eso sigue doliendo, te trae noches de insomnio y una vida de baja calidad, pues hay que eliminar, sustraer, sacar de tu vida, eso aconteció, al final tuve que sacar las muelas, una cordal y otra normal, muchos meses de dolor y un mes tratando de solucionar lo que realmente no tenia arreglo, la muela muy dentro tenía un gran absceso horroroso en la raíz,  que si no lo extraían seguro me iba a traer problemas mayores.

Estoy tranquila. He quedado (después de tantos días de dolor) algo extraña, no sé si es normal sentirse así,  lo más importante es que agradezco la paz que siento, es como si en serio me hubieran quitado un peso de encima, literal, estoy agradecida con todos aquellos que lo hicieron posible y al cuidado de los míos. Rose tenía más tiempo sufriendo por las cordales, la pobre aguantó mucho, hay que ser valiente para pasar tanto tiempo con esa molestia, menos mal nos dimos apoyo emocional, ambas operadas, una al lado de la otra.

Apenas me vi recuperada comencé con los arreglos de casa, que no es más que colocar arreglos navideños que tenía guardados, no compré nada, no pinté la casa, no hice mayores cosas, no hay mucha fuerza, y poco ánimo, aunque lo hago porque me gusta la navidad, ahora me siento decepcionada, pero es porque en algún momento me hice falsas ilusiones, el culpable no es quien nos llena la cabeza de deseos, es de nosotros que nos creemos todo eso, quizá porque en ese momento queríamos que tuviera sentido. 

Libertad nos ha quedado grande. Venezuela sigue su curso como un barco a la deriva que aunque muchos la quieren salvar, no se ha podido, el poder envilece y el dinero sirve también para comprar almas, navegamos ciegos y al final quien sabe que nos espera… 

Le pregunté a Rose ayer ¿Qué hice este año, qué me pasó, qué sucedió? ella me hizo un resumen bastante acertado, creo que me siento como novia de pueblo a la que dejaron vestida y alborotada. Pasé de un sentimiento a otro a medida que pasaban los meses, costó bastante subsistir. No operaron a mi suegra, seis meses hospitalizada, todo un engaño, solo nos hicieron gastar lo que teníamos y lo que no, al menos nos quedó el aprendizaje que fue mucho, seis meses en los que aprendí a dormir sola y ahora quiero la cama toda para mi.  Meses rudos para todos en este hogar.

No sé si mi memoria me está jugando una mala pasada, trato de recordar lo sucedido este año y me parece que mi mente no quiere, he ido borrando algunas cosas o muchas, rose me dice: deja así chica, mejor sigue adelante y ni pienses en eso. Acostumbrada a tener compañía tuve que aprender a resolver sola, a manejar asuntos que otro resolvía, a poner el agua, a estar pendiente de todo y con un dolor de muela obstinante que no podía sacar por falta de dinero, acá o comes o te curas, ambas dos es casi que imposible. Comes o te vistes, toca escoger para todo, si te das un gusto, pues luego te hará falta para otra cosa, claro hasta eso he aprendido a manejar con inteligencia, pero aún así uno se las pasa negras .

Mi hija adornó el árbol de navidad con mi hermana y cuando lo encendieron me fui en llanto, debo y necesito un psicólogo, este año mi fortaleza ha sido tocada y agrietada. Me siento cansada, siento que puse energías donde no debía y esto también tiene que ver con personas.  Eso me imagino que pasa cuando te sientes estafado.

Ha sido un año de aprendizaje, de angustias y pocas alegrías. He logrado trabajar, mantenerme, ayudar y seguir… Pensé no llegaría con vida a el día de hoy, les cuento que mi familia se burla porque en un momento de desesperación les propuse comprar mi ajuar para la muerte, les dije no quiero llegar a donde vaya mal vestida, y esto ha sido para que ellos se rían de mi hasta ahora, al menos sirvió de chiste, me he dado cuenta que me empecé a preocupar por cosas que ni me imaginé, me interesé en otras, y mi nivel de importancia frente a cosas y personas cambió.

Las ausencias mueven el piso. Podemos soportar ausencias pero no todas, en nuestra vida hay personas sumamente importantes, en ese cuarto que es el corazón cuando una persona que te importa se va, el vacío no lo llena nadie , es como si algo se saliera de tu alma, cada despedida ha dejado un vacío en mi corazón, y esos cuartos suenan huecos, las perdidas se extrañan y cada quien sabe cuanto le duelen.

Un año en el que solo me queda pedir un día más…. Mis deseos para el año siguiente: Libertad de acción, salud, las tres comidas diarias, la ropa necesaria y a la medida, zapatos, un empleo acorde con lo que quieres, la familia unida, medicina y atención para los enfermos, seguir cumpliendo sueños, metas y la paz deseada.

Sonríe cada día, mañana te puede faltar un diente.

Los abrazo y les agradezco que pasen a leer mis monstruos no aptos para sensibles, porque la realidad sobre todo la que estamos viviendo los venezolanos duele y no se puede tapar el sol con un dedo. Sobrevivir se puede, subsistir se puede, trabajando duro, pero esto es una montaña cuesta arriba, el que no esté preparado se queda en el camino… #seguimos, ¡Dame la mano!

Disfruten de sus navidades. Tuve unas navidades hermosas hace algunos años y sobre todo en mi niñez, he pasado todos estos días rememorando, vive, disfruta y abraza estos días… Añorando. “No estoy deprimida estoy distraída”

¡Felices días!

Rotos, descosidos, vueltos a coser. Zurcidos a mano.

#Seguimos ha sido desde hace rato como mi mantra, levantarse todos los días, respirando, viendo otro amanecer, es una bendición, tomarse un café, y mirar a los que a pesar de todo te siguen acompañando.  Leer en las redes las noticias cada día, que son por demás desalentadoras, pero soy de las que no me puedo alejar de la realidad, pies en tierra, sé que se debe continuar sin dejarse vencer por el pesimismo.

No sé si les conté que a las 49 años me salieron las cordales, bueno vinieron dañadas y me han tenido meses adolorida, jamás había conocido un dolor dental, como para completar el ajuar de dolores… Rose también ha estado complicada con sus cordales, así que nos hemos acompañado en este transitar de las cordales echadoras de broma, dolorosas para ambas, la semana pasada después de insistir, pudimos operarnos y sacarnos unas, aún quedan otras, es increíble que sacarse una muela cueste tanto, en tratamiento y en pastillas para el dolor, algo que antes era tan simple, ahora hasta hay que dejar la vida por el camino para simplemente sacarte una muela, sigo adolorida, por causa de mi neuralgia del trigémino me ha costado un poco más recuperarme, pero allí voy.

Venezuela me duele más que la muela, pero hay caminos y desviaciones que nos llevan al mismo lugar o a ninguna parte.

Me he vuelto a coser, me he propuesto continuar, aunque el camino es empedrado, voy quitando cada piedra, viviendo lo mejor que se puede, pensando en lo que puede pasar y tomando previsiones, he hecho un plan de vida a corto plazo, sigo trabajando en lo que sé y me gusta, corté todo sueño idealizado, sané heridas.

Me dejé de pendejadas y finalmente crecí : aceptando mi vida, mis canas, mis arrugas, quien me quiere, quien no, entendiendo que si no me amo pues nadie lo hará, entendiendo que uno debe responsabilizarse de sus hechos.

He ido limpiando errores, me he ido deslastrando de pesares, entendiendo que parte de lo que me sucede tiene mucho que ver conmigo. Abriendo camino. Equivocarse es de humanos, limpiar, recoger, pedir perdón también.

Llegué al peso “ideal” para mi, yo feliz y los demás andaban con el Dios en la boca, no les gusto delgada, ahora ellos están felices porque engordé de nuevo, pero voy a mantenerme en ese peso, hace rato no me pinto el cabello. aunque lo haré apenas me recupere, el pelo ya se ve blanco, y algunos se asustaron al verme, creo que mi vejez los asusta más que a mi. Me da risa porque soy especie de: si te pones vieja, yo también, no se preocupen seré una vieja hermosa (risas)

Este año no ha sido fácil, no me he acostumbrado para nada a esta situación, mis ángeles no me han abandonado y eso hay que agradecerlo.

Es noviembre, aún no he puesto la navidad, muchos años sin pintar la casa, poco a poco se ha ido desgastando, tengo prioridades, la comida y la salud. Siento como se ha ido deteriorando todo: puertas y paredes aunque las limpie, pero sin poder hacerle mantenimiento no es igual.

Me acordé de Ursula en 100 años de soledad. Limpio y limpio, boto lo que ya no sirve, trato de mantener las paredes limpias de telarañas, de hormigas, pero como cosa rara todos los días amanecen más, es como si el poco mantenimiento atrajera los insectos. Es como si se volviera hacia atrás en el tiempo y en vez de crecer se decreciera. Arrumados quedan unos aires acondicionados, varios ventiladores a la espera de poderlos arreglar, creo que tendré que salir de ellos, cosas que por no conseguir los repuestos ya no podré volver a utilizar, el carro dañándose en el garaje, cuando me hablaban de Cuba me costaba creer como pueden dañar algo en crecimiento y llevarlo a la destrucción total.

Me asusta ver el deterioro de nuestras cosas y en nosotros mismos, por eso es importante creer que si podemos seguir, así sea en las más ínfimas condiciones, recordar que somos hechos a imagen y semejanza me ayuda, siempre se puede estar mejor si se quiere y se usan las herramientas necesarias.

“Aceptar lo que sucede para que no te duela tanto” así me digo día tras día, noche tras noche, dolor tras dolor, rabia tras rabia, aceptar y continuar porque mientras haya vida hay que vivirla no se sabe cuando nos toque abandonar el tren. La dignidad no se negocia.

Este es otro de mis monstritos que traigo acá para soltar. Hoy es 17 de Noviembre del 2019… Solo me queda agradecer un día más. Gracias.

 

 

Noche de truenos. Octubre 2019

Noche de truenos, relámpagos y centellas, llovió como si se fuera a caer el cielo, Junior no me deja dormir asustado, esperé que al menos sean las 5 a.m, me levanto, no puedo dormir más, recordé que llevo rato sin escribir mi bitácora, pero que les puedo contar sin ser repetitiva, no tengo gas y quien sabe cuándo lo traen, ahora hay que esperar, es por turnos, vienen a buscar las bombonas se las llevan y bueno hay que tener suerte, esperando ando.

Tengo algunas cosas eléctricas que me ayudan a bien llevar la situación, rogando que no se vaya la luz, porque me tocará cocinar en leña y mi alergia está a millón, ahora mismo me acabo de tomar un anti alérgico, porque es que algunos vecinos les ha tocado cocinar con leña, el olor del fogón y cenizas queda en el aire.

La situación no deja de ser preocupante, ahora la región entera parece ser lava ardiendo, las noticias no son alentadoras y parece que el mal estuviera ganando la batalla, en nosotros está no dejar que triunfe.

Aun así, seguimos, todo es un desorden, tanto humano como ético, el mundo patas para arriba, ya no sabes hacia donde voltear para que no te salpique, no puedo ser positiva en este momento, aunque lo necesito, la situación es desalentadora. Sigo en Venezuela, muchas cosas, personas me sostienen acá,  sé que tendré que tomar algunas determinaciones, uno intenta en la medida de lo posible progresar, seguir trabajando, inventar nuevos negocios, reinventarse.

Llegó Octubre, con mucho empujón, que no es fácil, y uno dentro de su fortaleza dice ¡si puedo! y avanza contra la corriente, y a cada rato un chapuzón, un remolino, te envuelve, te ahoga, sales agarras aire, vuelves, te hundes y así…

Todo este año ha sido de subir, agarrar aire y de nuevo ese bendito ciclo, que ciertamente, te arrebata tus fuerzas… y vuelves a respirar. Es un ciclo que ya tiene que acabar, necesario es saber el cuándo y el cómo.

Si el mundo anda como anda y los organismos que se dicen defensores no defienden ni su vida, que podemos esperar para Venezuela y otros países del continente. El poder envilece y el mundo está envilecido, sabemos quiénes tienen la mano metida en todo esto.

Lo siento por todos aquellos que hoy sufren, por las familias de los que deciden quitarse la vida en estos momentos de pesadumbre, por aquellos a quienes se las arrebatan, lo siento por los niños, abuelos y jóvenes que tienen que pasar por esta situación, lo lamento. La impotencia me agrede y quizás este no era buen momento de escribir, pero la alergia me grita, cuenta, di, habla. La molestia me invita a soltar, porque me ahogo.

Escucho los pájaros que comienzan a cantar, los sapitos del jardín siguen croando, bastante fuerte, a pesar de llevar agua toda la noche con ese croar “Luis, Luis, Luis, luis” que  quiere decir que la lluvia nos acompañará por un buen rato.

Sigo dando clases, sigo aupando a Rose a continuar su carrera, aunque sea por medio de intercambios, todos seguimos trabajando con pocas ganancias, con unos ángeles terrenales que no me dejan sola.

Acomodo mi casa, mi lugar, mi templo, lo mejor que puedo, para que nos sintamos cómodos en ella, he buscado por todos los medios que no se vea abandonada, ni mucho menos, son muchos años sin pintarla, porque primero está la comida y la salud, entonces se va deteriorando, porque la prioridad es otra, pero de alguna manera la tengo presentable, espero que no nos pase como en Macondo en Cien años de soledad. Cuesta mucho mantener en pie nuestras casas, porque lo que se daña difícilmente podemos repararlo, carros estacionados esperando arreglo, cementerios de enseres eléctricos, ventiladores, aires, neveras, etc. producto de los intensos bajones y apagones de la luz.

Octubre que te quiero Octubre, dónde siempre me pasan cosas. Octubre para rememorar…

Este comenzó de alguna manera para el mundo convulsionado, me imagino que es la primera rueda del espiral y como siempre nos dicen: sobrevivirá el más fuerte.

Pueblos que están pasando por momentos complicados, lo siento, ánimo y en cada corazón que me lea, por favor no se sienta consternado, las situaciones de vida existen para que aprendamos, solo mira muy dentro de ti qué es lo que necesitas comprender.

Sé más humano, más empático, que la maldad no gane en ti. Entendiendo que el mal todo lo corroe y no somos de Titanio, aunque lo parezcamos, somos seres humanos de carne y hueso, Cuidemos nuestra alma.

Hagamos el bien y no miremos a quien y continuemos nuestra ruta aunque por momentos sintamos que vamos contracorriente.

No tengo expectativas, esperanza sigue en pie, la pobre está fracturada, desgastada por la acción de otros, pero  sigue viva, porque si la pierdo entonces moriré de tristeza y no… No puedo dejar que el mal gane en mí, entonces a seguir haciendo lo que sé, en el espacio y tiempo que se me dé… Gracias por leerme.

Ánimos y fuerzas.  “Quien tenga miedo de morir que no nazca” así me dice mi hija todos los días, sonrío.

Sigo porque de alguna manera soy el piso, la compañía y el camino de alguien más. Gracias.

#MiMonstruitoDelDía.

No te preocupes ¡ocúpate!

Hasta el cansancio me han dicho ¡no te preocupes! ocúpate.  Después de mucho tiempo, lo he entendido. Y todo empezó por estas simples palabras ¡ No es tú problema! hay cosas o personas que no puedes ni debes cambiar, hay cosas que sencillamente no tienen arreglo,  entender que si alguien no busca ayuda, es porque sinceramente no quiere ser ayudado y si la busca y no le sirve lo que tu a bien puedes ofrecerle es mejor dejar el camino libre.

Hay situaciones de vida que no puedes solventar, entonces hay que hacer lo posible por sanar nuestro entorno, sabiendo que el exterior pudiera alterarlo de alguna manera, pero que ese espacio dónde te mueves puedes mantenerlo libre de lo que no te gusta, apetece o te hace feliz.

Estamos a puertas de Octubre, esperé a ver si podía traerles buenas nuevas de este mi país, no todavía no se las tengo, aunque muchas cosas han surgido, todavía no se logra lo deseado. Ellos dicen que estamos en camino de llegar, pero vaya que se ha hecho duro e intransitable. Octubre de nuevo, diciembre acercándose…

Ocupándome de vivir, de llevar la vida en paz, cada vez que pasa algo, respirar y ocuparme de los nuevos acontecimientos.

La belleza existe no importa en que situación estés viviendo, la bondad existe a pesar de la maldad alrededor, la gente buena también se multiplica. Todo es cuestión de ver lo bueno a pesar de lo malo. Decir que se es feliz en un régimen es mentira, a cada momento a uno se le revuelve la bilis y la mejor manera es ocuparse.

Algunos se ocupan en vender sus cosas y conseguir el dinero para marcharse, otros para subsistir de la mejor manera, otros haciendo planes a corto plazo para quedarse y no morir en el intento. De alguna manera #Seguimos.

Necesario es el amor donde hay tanto desamor…

 

#wood #wood #photoshoot

Cuándo despedirse no es opcional.

Sentimientos que te mueven el alma, por ejemplo: Las despedidas… Un día quise aprender a soltar, jamás pensé que tendría que aplicarlo tanto y tan a menudo.

¿Cuándo se vuelven costumbres las despedidas? ¿ Cuándo duelen menos?

Reuniones dónde cada abrazo significa no sé cuando te volveré a ver,

¡Te vas! ¡me quedo! y la tristeza llena el ambiente, aunque todos sonrían por fuera. Y ver esos seres pequeñitos que solo podrás ver crecer por vídeo llamada y cámaras, porque algunos no podremos viajar.

¿Cómo se puede estar feliz viendo que este tipo de “viajes” se hacen por necesidad, por huir?

Y entonces vas siendo testigo de casas que se quedan vacías, y te vas quedando sin esa gente que pensaste que solo la muerte alejaría de ti.

Una de las peores cosas en la vida es ayudar a marcharse, recoger sus cosas, dar ese último abrazo. Ver al final esa casa vacía que muchas veces fue motivo de fiestas, tertulias de domingos y tardes de café.

Quisiera decir #Basta. Pero no está en mis manos, y seguiré despidiendo gente, amigos, familiares.

Solo queda hacerles sentir que no me afecta, que estaré bien, pero no se puede estar bien cuando poco a poco el vacío es más inmenso.

Debo agradecer que todavía mis pedazos de alma están conmigo. Que todavía no nos hemos separado, pero sé que si esto no acaba, tendrá que suceder, porque acá ya no se puede, la situación es precaria. Es entendible la migración.

Apegos … Una cosa es la que se escribe y otra cuando de verdad tienes que aprender a soltar.

Entiendo a cada uno de los venezolanos que están llenos de sentimientos encontrados, como se puede ser inteligente emocional cuando día a día, te toca lidiar con ausencias, con faltas, carencias y maldad. Emocionalmente nos tienen hechos trizas, fuñidos.

Las #DespedidasDuelen sean las que sean.

#Seguimos porque es necesario.

 

Si de algo sirve: hable, escriba, asista a un especialista, busque ayuda si siente que no puede con tanta presión, salga, camine, juegue, ríase, haga algo que le guste.

Por favor, no abandonen sus animales, déjelos en manos conocidas, déjenlos a buen cuidado, prometan y cumplan mandar para alimentarlos. Dejar un animal desamparado es como botar un hijo a la calle y estos animalitos después de criados en casa les cuesta mucho vivir en la calle

No somos aire.

No soy el aire, como dice una canción, no soy necesaria o indispensable, estaré siempre que quieras a tu lado y me verás desaparecer en el momento que sienta que no te interesa mi presencia o que ya no necesitas de mi.

Aprender a amarse es no quedarse dónde no se es querido, en dónde sientes que no haces falta, dónde pareciera que sobras.

Una relación (cualquiera que sea) es de ida y vuelta, es reciproca, cuando esto no sucede no se puede llamar amistad.

Se necesita mantener vivas las relaciones, un gramo de arena no hace una montaña, una relación que no se alimenta muere desde el principio de inanición, se muere cuando faltan palabras, cariños, abrazos, empatía y la compañía tan necesaria en los momentos complicados.

Si no estás en los momentos críticos entonces no mereces estar en los buenos. Así de sencillo.

Respetar al otro como base que somos seres humanos, por lo tanto, seres sociales por naturaleza, una relación conlleva respeto, solidaridad, llevar la fiesta en paz y ser agradecidos.

Estaré contigo siempre y cuando estés conmigo.

Reciprocidad lo llaman.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Culpa

Considero al fanatismo el culpable de todos nuestros males, nos corroe, nos atrapa, nos envilece, nos hace menos humano, mas intolerantes y obtusos.

Por culpa del fanatismo estamos en la situación que estamos, el río se ha desbocado y se ha llevado muchas vidas con él.

Desde que el mundo es mundo siempre se han necesitado líderes para salir de tiranos, (entendemos series, películas, pero no la vida misma)

En los juegos de poder han estado desde tiempos inmemoriales, desde que la vida es vida, los líderes, los vemos en libros, películas, historia, cuentos, son esas personas que ayuda a llevar a cabo batallas, uniones, proyectos.

Somos seres grupales, donde son necesarios las uniones, entendiendo que cada quien, aunque no tengan las mismas creencias, sigan un mismo objetivo y mismas prioridades, y entonces luchen por un solo fin.

Hay situaciones donde nos jugamos la vida, pero no todos podemos ser lideres, tenemos que delegar, cada quien tiene su cuarto de hora, ¿podría entenderse?

Hay líderes natos. No necesitan permiso, lo son y ya.

“No todos nacemos para zapateros”

Cumplí 49 años, 20 de los cuales tengo en esta eterna lucha, he visto como se degrada mi país, ciudad, vecinos, familia y amigos, mi vida misma… He visto huir, correr, desaparecer, morir a otros.

No puedo decir que he perdido mi juventud porque he aprendido mucho en estos últimos años, pero la lucha ha sido increíble y extenuante.

En el trabajo de caminantes, comida calle y comedia que hizo José Rafael Guzmán, el cual me movió el alma, una mujer dice “No le tenemos miedo al hambre en sí, sino a la pobreza, nos aterra la pobreza y es a ella a la que huimos cuando vemos a un Venezolano” esas palabras, esas, quedaron grabadas en mí. Es cierto, no hay nada que uno le tema más, que a la pobreza, tiene razón.

Si el objetivo de todo esto era que aprendiéramos una lección “Señor ya la hemos aprendido! Basta…

Entendamos una vez por todas que necesitamos personas que lideren esta lucha, pero que entiendan ellos también que no son todopoderosos, que no los pondremos en un altar, porque fue por eso que Venezuela sucumbió, llegó al  fondo, donde no se percibe luz todavía, aunque sé que muchos están trabajando para ellos y mi persona valora el esfuerzo sobrehumano. A veces no se gana en una sola batalla, pero debe haber confianza y respeto por aquellos que de alguna manera toman las riendas, mientras no comprendamos que en la unión está la fuerza, pues estamos jodidos. Mientras no respetemos liderazgos y comprendamos que no podemos creerle todo lo que diga el enemigo, pues creo que la lucha no cesará… Espero que algún día el fanatismo no exista o en todo caso no sea tan exacerbado. Si sé que es una utopía, lo siento soy una soñadora empedernida.

#Seguimos …

(Sigo esperando el Cese a la usurpación… ojalá pueda contárselos más temprano que tarde y pueda vivir para hacerlo)

 

 

 

 

Abril. Sobrevivir en mayúsculas 

Seguimos igual o peor, tengo agua racionada, seguimos sin luz y apenas colocan algunas horas y racionada, no tengo gas y debo cocinar con leña o con mi olla eléctrica solo cuando hay luz, así que debo correr para cocinar mientras la tengo, (debo apurarme, literalmente para hacer todo en un tiempo determinado) sigo leyendo libros para no volverme loca, y no se ni cuantos llevo, leo todo lo que cae en mis manos, antes era compradora compulsiva de libros, y menos mal, hoy me estoy leyendo cada uno de esos que tenía olvidado en la biblioteca, y otros que me regalaron hace poco.

El silencio abruma, el calor agobia, el estrés se hace cada día más presente, si me da un dolor de cabeza, cara o espalda debo soportarlo, no tengo calmantes, me los tomé todos y están inaccesibles, en los centros asistenciales ya no hay, así que a respirar y aceptar, es lo que me queda.

Estoy aprendiendo a controlar las crisis, los dolores; La tensión baja y alta han hecho estragos demasiado calor, vivo en la puerta del Llano es una zona muy calurosa, se me quemaron los ventiladores y los aires, si estoy cansada, agotada, abrumada, llevamos mas de un mes en esto…

Ni idea cuando finalizará, subsistir es complicado, el dinero no alcanza, las maticas se secan, aún no llueve, trato de que mis cambures sobrevivan y mi jardín no se muera… este es un verano que no voy a olvidar. Debo mantenerme y mantener a los míos saludables emocionalmente. agradezco a mi familia y amigos por estar y ser.

Tengo a mi lado a Junior, mi perrito, que es un excelente catalizador de emociones.

 

Sobrevivir en mayúsculas

Un jueves de marzo comenzó la oscuridad.

Un día jueves del mes de marzo, 7 para ser exactos, comenzó la oscuridad que tanto había temido, se fue la luz por varios días, calor, angustia, miedo, todo junto, desconexión del mundo exterior.

A la falta de comida, agua, gas, se sumó la falta de luz, los conatos de ataques de pánico se hicieron presentes en mí, sobre todo en las noches, mucho calor, el ruido de algunas plantas eléctricas ensordecen, los grillos, todo se siente más, la oscuridad aterra cuando no sabes a qué atenerte, sin información , sin certezas, sin saber que estaba ocurriendo, sobre todo cuando eres una persona que siempre se informa en redes sociales, sabiendo que los medios de comunicación están secuestrados. Al menos pude controlar los ataques de pánico y no necesité de medicamentos, ni salir al hospital. He aprendido a tranquilizarme y sobre todo los que viven conmigo, saben cómo comportarse cuando ven que tengo los síntomas, ahora sé que no me voy a morir por eso, que solo debo respirar y prestar atención, a veces mi mente me hace ver que todo es más terrible de lo que parece… ( hey, si es terrible, esto asusta, pero debo mantener mi tranquilidad por mi bien y el de los demás )

Algunos vecinos han colaborado con agua, porque resulta ser que a mi casa no llega el vital líquido. Así que no las hemos ingeniado… Mangueras van y vienen, buscar tobos y tratar de llenar cada pipote que hay en casa. Menos mal tengo buenos vecinos.

Se robaron los cables de teléfono e Internet, casi todo el pueblo quedó incomunicado por culpa de unos rateros. Eso es intolerable. Hay que pagar para que lo vuelvan a instalar.

Sigue el problema del efectivo… toca caminar para salir de casa. Cuando al fin colocaron la luz quedó inestable. El gas cada día es más difícil conseguir.

Ya les puedo hacer un recetario de cómo preparar las lentejas, enseñar cómo mantener limpio el hogar con poquita agua, bañarse y que te quede agua hasta que vuelvan a colocarla o puedas comprar una cisterna de agua.

Dentro de lo malo les cuento que un amigo twitero me consiguió las gotas para mis ojos y han cedido mis dolores de cabeza, agradecida con él, por siempre.

Mi hija tiene dolor en sus cordales y le ha tocado el trigémino, ahora conoce el dolor que siento día a día, sin calmantes, es rudo palear la situación, vivir en Venezuela es soportar más allá de lo creíble.

Y les cuento algunos estamos “bien” pensando en otros que ni una comida pueden hacer.

El miedo en estos días oscuros hace presencia, para mitigarlo, no sé cuántos libros me he leído, llevo como 10 hasta ahora. (Esto lo escribí en Marzo 2019)

No tenemos señal, no tenemos información,  la angustia, el desdén y la desesperación hacen presencia.

Sigue mi bitácora en este país sin ley…

¡Carajo se cansa uno!

Ayer pase de un sentimiento a otro, tanto que tengo todo lo que quiero decir “atragantado”, todo esto asusta, pero que peor que morir de mengua, enfermos, sucios y desarrapados o en todo caso terminar en una cárcel por abrir la boca o protestar.

Asistí a la reunión de voluntarios por Venezuela, escuché varios casos deplorables que están sufriendo pacientes con enfermedades crónicas,  no pude menos que llorar, es injusto todo lo que acontece.

Salí de la reunión y se me ocurre pasar por una feria Agro-Industrial que montó el régimen. Me queda camino a casa, No se puede negar que derrochaba lujos, stand dónde había mucha harina de maíz y arroz por doquier, marcas que hace rato no veo en mercados, ni en las cajas del clap, el maíz que nos llega viene de otros lugares, ninguno de acá de los Llanos centrales,  ahora llega un solo paquete para un mes ¿A dónde va todo eso? Observé mucha maquinaria agrícola nueva como de paquete, claro si no la han utilizado. Observé animales hermosos, toros inmensos, cabras y chivos que si noté algunos flacos, grandes caballos, vi también unos cerdos en todo su esplendor, como se sabe la mayoría de las carnicerías están vacías y traen poca carne, si hay esa producción que dicen, debería haber carne para todos a precios accesibles y razonables, (que fue lo que no pensé mientras caminaba),  en algunos stand se preocuparon por la presencia, bien vestidos, algunas mujeres como traídas del mis Venezuela, afuera carros, camionetas, Hummer últimos modelos … Trajeron también algunos restaurantes de lujos, dónde se veían pocas personas comiendo, pero si habían, la manga de coleo estaba llena, el sitio abarrotado, música, show en vivo. En San Juan no hay sitio a dónde ir y la gente va a estos eventos, muchos caminaban, veían, no compraban, ni comían nada, se notaba algún disgusto, pero seguimos siendo respetuosos  o el miedo a que nos metan presos es más grande. Algunas quejas se oían en los pasillos de la feria, la gente preguntando ¿dónde venden esos productos?  ¿Cómo hago para comprar harina? ¿Ustedes están vendiendo eso dónde?, otros decían: cuanto tiempo sin comer arepas, y ¿Por qué no lo venden en nuestro estado, si acá se produce tanto?  Claro pocos respondían y los que lo hacían decían que era solo exposición, que no estaban en venta. Siento vergüenza. Cuántas preguntas sin respuestas.

Caminaba viendo todo, observando, saludando a quienes conocía, me acordé de la chica que dice que acá no hay ninguna emergencia humanitaria, señores si a mí me hubiesen llevado a esa feria sin ser venezolana o no estar viviendo en carne propia todo esto diría a todas luces que aquí no pasa nada, Lo que allí montaron fue un exabrupto en tiempo de crisis, es pasarle por la cara a un pueblo que no tiene que comer en su casa que acá si hay, pero ellos no quieren que lo tengas, me sentí como una simple pendeja.

Me quedaba mirando todo aquello con cara de Dios mío como se puede ser tan cínico en la vida, alguien me preguntó para que quieres ir si sabes que eso es una mentira, una ilusión,  le dije para ver con mis propios ojos, para poder hablar con convicción, para poder decir que lo vi y que no me lo contaron.

Pasé de sentir tristeza, dolor, angustia por aquellos pacientes  que se están muriendo por falta de medicinas y que nos los acababan de contar, a sentir impotencia al ver un derroche de lujos sin igual. En otra época y con un país pujante, cuando los enfermos estén bien tratados , cuando podamos comer bien en casa, estaría de acuerdo en mostrar lo que se produce y los logros, claro que sí, y disfrutaría de ellos, diría que elegancia, que bonito están los stand, la decoración, la manera de organizar el sitio, allí se respira lujo, productividad, se respira otra cosa que no es la realidad existente… la mentira en todo su esplendor. Un museo para algunos dónde solo puedes ver, pero no tocar, no acceder.  ¿Cómo se puede ser tan depravado para hacer eso en estas circunstancias? Stand de sitios médicos, los cuales utilizo y sé por experiencia propia que ni un acetaminofén te colocan porque no tienen, que tienes que llevar tus medicinas para que te las pongan, que solo hay un médico para decirte lo que tienes, pero no puede hacer nada porque allí no hay medicamentos y prestarse para esa mentira, es lesa humanidad. No puedo ni sacar cuenta del dineral que esa gente gastó en dicha feria

Tanta harina de maíz de todos los tipos y yo tuve que comprar maíz y preparar la mía porque no consigo y si consigo el precio es muy alto. En esa feria todos los estantes estaban llenos de harina, arroz, azúcar… ¿Por qué tienen a un país entero pasando tantas penurias? ¿Por qué dicen que hay bloqueo y muestran ese nivel de lujos? ¿Por qué?

¡Carajo… se cansa uno!