Agosto 2020. Desequilibrio les sonríe.

Acá la vida se ha vuelto más rudimentaria de lo que imaginamos, como seres “inteligentes” vamos por la vida superando pruebas, virus, pandemia, hambre, muerte y desolación. Requerimos las mismas cosas para seguir adelante, por lo menos lo esencial, agua, alimentos, calzado, vestidos, pero en algunos lugares del mundo, incluyendo este,  hasta lo esencial se nos niega para hacernos más dóciles, vulnerables y cada día menos autónomos.

 A las ya prohibiciones se nos aplica también “La nueva normalidad” las consecuencias nos deja impávidos, la impotencia nos abruma. En este momento la preocupación principal es sobrevivir al acabose, el colmo de lo malo, al abuso extremo; el desastre raya en lo infinito.

La frustración hace compañía cuando no puedes ni comprar el 10% de lo que necesitas con lo que ganas trabajando, cada comienzo se hace cuesta arriba, “los emprendimientos” duran lo que dura la emoción de comenzar algo, por alguna cosa siempre se extingue el crecimiento. Sin gasolina, sin gas, con un Internet paupérrimo, una luz que fluctúa a diario, una economía rudimentaria, solo nos falta quitarle los cauchos al carro, abrirle unos huecos y empezar a correr como en los picapiedras.

No contento con el modo sobrevivencia al que se nos ha expuesto, se nos agregó un plus, Covid 19, la guinda en la torta, no hay infraestructura, ni condiciones para soportarlo. Marzo, abril, mayo, junio, julio, agosto… 6 meses por demás complicados, en cuarentena infinita sin las condiciones mínimas necesarias es como para volver loco a cualquiera.

Agobio vino a sentarse a la mesa, angustia le hace compañía, calma menos mal aún no se ha ido, pero tiene ganas de salir corriendo, paciencia con las manos en la cabeza, esperanza se mira lejos, parece le cuesta llegar, todos culpan a valentía que yace en la esquina hambrienta, demacrada, cansada, agotada, la confunden con cobardía, no se dan cuenta que ha sido apaleada, le han destruido poco a poco, le han quitado lo básico, le han mellado su raíz, entonces, odio e ira hacen presencia, posesividad y dominio hicieron que sumisión llegara, pero conflicto está intacto y como dijo Freud: “ la angustia inherente a los conflictos es la causa de todas las neurosis”

“Razón y pasión, deseo y deber, amor y odio, simbiosis y autonomía, no son sino otras polaridades conflictivas presentes”. 

A estos individuos neuróticos, incapaces, vulnerables, le agregan represión y muerte, que es el mayor intento de nulificar cualquier amenaza. La hostilidad trae consigo a la impotencia y con ella la debilidad que en algún momento puede convertirse en agresiva y peligrosa.

Angustia, miedo, necesidad, ansiedad, culpa, soledad y vergüenza han venido a sentarse también a la mesa.

Desequilibrio les sonríe.

Rosa María

11 comentarios sobre “Agosto 2020. Desequilibrio les sonríe.

  1. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    Así, así…
    En estas líneas nos vemos reflejados la gran mayoría de los venezolanos llenos de Angustia, Miedo, Necesidad, Ansiedad… (con mayúsculas por el tamaño de las mismas)
    No es nada fácil sobrevivir en medio de este escenario y con Desequilibrio sonriendo como “Joker”…
    Tic Tac Tic Tac…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s